Víctor Villapalos

Experto en gestión de información, documentación y en gestión sanitaria, actualmente es director gerente de la Sociedad Española de Documentación e Información Científica, principal asociación de ámbito nacional en el sector información/documentación, director del Archivo Histórico de la provincia de España de la Congregación de Religiosas de Jesús-María, formador y colaborador en diversos proyectos de diseño Web, marketing y social media. Además, a lo largo de su carrera profesional también ha participado en diversos proyectos colaborativos de difusión y comunicación en el sector información/documentación.

«Hace tiempo que las mujeres ocupan cargos de responsabilidad en la Biblioteca»: Entrevista a Raffaella Vincenti, Secretaria General y responsable de la oficina de la Biblioteca Apostólica Vaticana

En Archivoz tenemos el honor de entrevistar a Raffaella Vincenti que ocupa desde el año 2016 el cargo de Secretaria General y responsable de la oficina de la Biblioteca Apostólica Vaticana, ratificado este año por el Papa Francisco. Raffaella ha tenido una trayectoria brillante desde que en 1994 se licenciara en Historia de la lengua italiana (con Luca Serianni) en La Sapienza en Roma, pasando a especializarse en 2004 en la Escuela Especial para Archiveros y Bibliotecarios de La Sapienza, con una tesis en Informática para archivos y bibliotecas. Fue la primera mujer en la historia en entrar en el Consejo de Bibliotecas de la Biblioteca Apostólica Vaticana y desde 2010 enseña Bibliografía y Referencias en la Escuela de Biblioteconomía del Vaticano. Ante la repercusión de la ratificación de su nombramiento, hemos considerado de gran interés para nuestros lectores saber un poco más acerca de esta gran profesional del ámbito de las bibliotecas.

(Archivoz) Muchas gracias, Dott.ssa Vincenti, por colaborar con la revista. El pasado 12 de junio el Vaticano publicaba una nota de prensa en la que decía textualmente “Raffaella Vincenti, nombrada por el Papa como nueva jefa de la oficina de la misma institución, donde anteriormente ocupaba el cargo de secretaria” saltando inmediatamente a todos los medios por considerarse un claro signo de apertura que viene precedido de otros mensajes como el ofrecido por el Santo Padre en la Misa celebrada el 1 de enero de 2020 en la que indicaba la necesidad de involucrar a las mujeres en la toma de decisiones.

(RV) Tengo que confesar que la noticia ha tenido una repercusión exagerada en los medios dado que, en realidad, se trata de la confirmación de un puesto que S.E.R. el Card. Parolin me había otorgado en 2016, después de que mis superiores en la Biblioteca Vaticana me hicieran responsable de la Secretaría. Varias agencias de prensa han destacado el nombramiento quizás porque se ha producido junto al de Antonella Sciarrone Alibrandi, de mayor relevancia, como miembro del Consejo Directivo del AIF (Autoridad de Información Financiera).

Por supuesto, agradezco enormemente al Santo Padre la ratificación oficial del puesto; el papa Francisco tiene muy presente la labor profesional de las mujeres en la actividad de la Santa Sede, al mismo tiempo, es un deber para mí recordar que fueron los Prefectos de la Vaticana, tanto Raffaele Farina, ahora cardenal, como Mons. Cesare Pasini, el Prefecto actual, los que me nombraron responsable del Departamento de Adquisiciones en 2007 y Secretario ya en el 2012, antes del nombramiento del Card. Parolin. Ambos, y junto a ellos el P. Leonard Boyle, que me dio la oportunidad de trabajar en el Vaticano con un primer contrato de colaboración, han seleccionado al personal en base a sus competencias y sin tener en cuenta el género. Es cierto que la Biblioteca presenta en su organigrama una importante presencia femenina en cargos de responsabilidad, como sucede en paralelo en otras instituciones vaticanas

(Archivoz)¿Cómo se ha desarrollado su carrera profesional dentro de las instituciones vaticanas? ¿Cuáles son las funciones actuales como Secretario General de la Biblioteca Apostólica Vaticana?

(RV) Como he comentado anteriormente, fue el Prefecto Farina (después Cardenal Bibliotecario y Archivero de la Santa Iglesia Romana desde 2007 a 2012) quien me llamó en 2007 para el cargo de jefe del Departamento de las Adquisiciones, la oficina que en la Vaticana se ocupa de la adquisición de impresos. Mi formación es humanística, con una licenciatura en Historia de la Lengua Italiana, y un Diploma en la Scuola Speciale per Archivisti e Bibliotecari, en la Universidad Sapienza de Roma; he completado mi formación con el Diploma en Paleografía Griega y Archivística en el Archivo Apostólico Vaticano y el Diploma de Biblioteconomía en la Scuola Vaticana di Biblioteconomia.

Desde el punto de vista profesional, y teniendo en cuenta mi formación, mi interés se dirigió desde un primer momento al trabajo en bibliotecas y archivos. Después de una primera etapa en Vaticana, en la primera mitad de los años 90’, tuve la oportunidad de trabajar en varias bibliotecas de instituciones académicas (British School at Rome, Ecole Française de Rome, Pontificia Università Lateranense, rete URBS – Unione Romana Biblioteche Scientifiche) o en archivos y centros de documentación de instituciones italianas (RAI, ISTAT, Banca di Roma).

Al volver a trabajar en la Vaticana, y después de algunos años como responsable del Departamento de Adquisiciones, el Prefecto Mons. Pasini me nombró en 2012 responsable de la oficina de la Secretaría, que conlleva varias actividades de coordinación sobre todo con la Prefectura, de la que depende: gestión de las actividades generales de secretaría de Prefectura, Vice Prefectura y Oficina del Cardenal, además del Departamento de Admisiones, que acoge a los investigadores y gestiona el acceso a las salas de estudio; gestión ordinaria del personal; dirección de las tareas relacionadas con el Departamento de Reproducción de documentos; coordinación de las actividades generales de comunicación institucional de la Biblioteca incluida la gestión de las cuentas en redes sociales Twitter (en italiano e inglés) y el control de los contenidos vinculados a la página Web de la Biblioteca.

(Archivoz) ¿Cuál es su opinión personal sobre la apertura del papa Francisco a qué cada vez más mujeres ocupen cargos de responsabilidad reservados habitualmente a los hombres?

(RV) En mi opinión, es una cuestión que debe abordarse en términos más generales y de forma transversal contemplando en primer lugar un reconocimiento de las competencias y conocimientos que vaya más allá del género. Me alegro de que se tenga en cuenta a las mujeres para el acceso a puestos de responsabilidad tradicionalmente reservados a los hombres, pero solo cuando esta noticia no sea recibida como algo insólito o excepcional podremos considerar que el proceso ha finalizado: en ese momento será posible dejar a un lado los discursos de género y concentrarse finalmente en la importancia de la profesionalidad tout court. El Santo Padre habla a menudo del “genio” femenino recordando las características por las cuales las mujeres merecen mayor atención y responsabilidad en el desarrollo de sus actividades profesionales, pero en el ámbito de la Biblioteca, quizás por la fuerte connotación cultural que la distingue de otras instituciones vaticanas, está realidad ya era presente durante el pontificado de papa Benedicto XVI, que nombró a algunas de mis colegas para altos cargos: una de ellas es Barbara Jatta, actualmente directora de los Museos Vaticanos.

En realidad, hace tiempo que las mujeres ocupan cargos de responsabilidad en la Biblioteca y con un nivel de competencia tal que con su labor enriquecen tanto la vida institucional como el conjunto de relaciones y procesos, lo que al final se traduce en un mejor servicio a los investigadores. Como muestra, y por detenerme en aquellas que provienen de países de habla hispana, no puedo dejar de mencionar, con una pizca de orgullo, a la colega (y amiga) Ángela Nuñez Gaitán, responsable del Taller de Restauración de la Biblioteca. El área que dirige ha sido por tradición un ambiente masculino. Ella ha recogido una herencia muy importante, las experiencias y el saber manual que se ha trasnmitido a lo largo de varias generaciones en el Laboratorio, y las ha sabido conjugar con un profundo conocimientos de la teoría moderna de la restauración y, sobre todo, de las tecnologías que permiten una evolución basada en la protección y conservación de los materiales, manteniendo el respeto a su carácter de objetos históricos.

(Archivoz). La Biblioteca Vaticana ha dado en los últimos años un fuerte impulso a la digitalización de sus fondos manuscritos. ¿Qué proyectos existen para un futuro próximo?

(RV) En este momento estamos centrados en el proceso de digitalización, sin embargo, hemos iniciado en modo paralelo una serie de microproyectos colaterales que han ampliado los límites conceptuales. Por citar un ejemplo, a partir de la reproducción digital de los manuscritos se han llevado a cabo otras tareas como la integración con metadatos y la posibilidad de aumentar las posibilidades de estudio en colaboración, gracias a los estándares de interoperabilidad como IIIF, además del estudio de tecnologías más adecuadas para la visualización óptima de detalles difíciles de capturar a simple vista o para el tratamiento digital de materiales especialmente delicados, o a la actividad a favor de la estandarización en el campo de los bienes culturales de los formatos para la conservación a largo plazo como el FITS. Numerosas instituciones académicas de prestigio internacional nos están acompañando en estas nuevas iniciativas, muchas pioneras o de tipo experimental, que podemos considerar que constituyen nuestras propuestas de investigación en un futuro próximo.

(Archivoz) ¿Cómo está viviendo la Biblioteca Vaticana las consecuencias del Covid-19? La Biblioteca Vaticana es una de las instituciones que en primer lugar ha abierto sus puertas a los investigadores, respetando siempre todas las normas necesarias de seguridad e higiene. ¿Cómo valora este esfuerzo, que ha sido muy apreciado por la comunidad científica?

(RV) Al principio, se hizo un esfuerzo importante para trasladar las actividades ordinarias al teletrabajo, no siempre ha sido fácil, pero gracias a la colaboración entre los diferentes departamentos se pudo garantizar la continuidad a distancia de los servicios que no podían sufrir pausas o retrasos. Posteriormente, y al descender el nivel de emergencia, se pudo iniciar un proceso para poder abrir la Biblioteca con todas las medidas de seguridad y volver a las actividades ordinarias. En paralelo, se llevó a cabo un trabajo preliminar de supervisión de los de los espacios para evaluar los posibles riesgos y limitaciones; todo ello, en colaboración con el sistema sanitario interno que nos ha indicado las pautas a seguir.

Una vez que pudimos constatar que respetando las normas de distanciamiento y de higiene era posible retomar nuestras actividades para dar la posibilidad a los investigadores de completar el año académico, hemos abierto las Salas. Ha requerido un gran empeño, pero hemos sido premiados con la gratitud de los estudiosos, que constituyen nuestro focus institucional.

(Archivoz) ¿Qué tipología de usuario consulta y accede habitualmente a los fondos de la Biblioteca Vaticana? ¿Para la adquisición de nuevos fondos bibliográficos qué criterios se siguen en la actualidad?

(RV) Nuestros investigadores son en su mayoría académicos o especialistas en disciplinas humanísticas; la Biblioteca está abierta, de acuerdo con los deseos de los papas que, a lo largo del tiempo, a partir de Nicolás V en adelante, se han sucedido a la cabeza de la Iglesia, a todas las personas, sin distinción de raza, religión o creencia política. Con todo, conservamos un patrimonio particularmente delicado y rico que tenemos el deber de transmitir a las generaciones futuras, por ello el acceso a las colecciones está determinado por los objetivos y especialización de la investigación, lo cual constituye un criterio fundamental para recibir el carnet de la Biblioteca. Naturalmente, también acogemos a los estudiantes que están terminando sus estudios de licenciatura o la han obtenido recientemente, siempre que sus estudios requieran la consulta de los materiales conservados en la Biblioteca. Por regla general, intentamos equilibrar los dos aspectos de la consulta y la conservación, por tanto, invitamos a los investigadores a consultar primero la copia digital y, en un segundo momento, acceder a los originales (siempre que las condiciones del original lo permitan).

Los fondos manuscritos y todos aquellos materiales especiales como las estampas, las fotografías y el patrimonio numismático, conforman colecciones históricas que, salvo casos excepcionales de donaciones o compras particulares, no son alimentadas; los fondos impresos (o su correspondiente electrónico) están abiertos a las adquisiciones y constituyen la linfa vital de la actividad de investigación académica y, por ello, existe una oficina dedicada (del cual he sido responsable de la gestión, como comentaba, desde el 2007 al 2012), dentro del Departamento de Impresos, que se ocupa de las adquisiciones por compra, donación o intercambio. Los criterios se basan en su relación con las disciplinas representadas en las colecciones de la Biblioteca, y un grupo de personas expertas en las diferentes materias, dentro de nuestro personal, asesora a la responsable del Departamento en la selección de los títulos, utilizando en ocasiones las diferentes soluciones ofrecidas por los proveedores más organizados, que a menudo preparan listas de material específico para cada una de las bibliotecas en modo que la selección de las obras funcione de una manera más eficaz.

(Archivoz) Para finalizar, ¿Podría adelantarnos los proyectos que en modo general se plantea la Biblioteca Vaticana para el futuro?

(RV) Ya he comentado las actividades que se están desarrollando en modo paralelo a la digitalización y que probablemente constituirán el centro temático de nuestros intereses de desarrollo e investigación para el futuro. Añado que cada iniciativa requiere un esfuerzo constante para conseguir fondos suficientes que garanticen la cobertura económica: los colaboradores, pero también las actividades de estudio e instrumentación, necesitan, cómo es justo, de una disponibilidad económica que vaya más allá del presente o de un futuro inmediato. El Departamento de Promoción y Desarrollo se dedica a este aspecto en modo específico y su responsable es, también, una mujer. La Prefectura guía su labor proporcionándole una serie de indicaciones para que entre en contacto con las realidades más adecuadas para apoyarnos, no solo económicamente, sino también con un espíritu justo y una correcta declaración de intenciones.


Entrevista realizada por Marta Pavón Ramírez y Víctor Villapalos

Banner Archivoz en español

1. El archivo histórico GAM: garantía de justicia social

Entrevista a Carlos Juárez, asesor jurídico del Área de Transparencia y Comunicación del Archivo Histórico GAM, y a Daniel Alvarado, asesor de Derechos Humanos del Archivo GAM.  El Archivo del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) es un proyecto memorístico encargado de rescatar y preservar miles de documentos con testimonios de las víctimas de violaciones de los derechos humanos a lo largo de la guerra civil que asoló Guatemala entre 1960 y 1996.

El proyecto Avrocar, objeto volante sí identificado

El pasado 2 de julio se celebró el día mundial de los OVNIs que conmemora el famoso caso acaecido en el desierto de Nuevo México cuando en 1947 un supuesto objeto de origen desconocido se estrelló en un rancho próximo a Roswell.

Nacía en ese momento un auténtico Boom por el tema OVNI alimentado, en plena guerra fría, por la opacidad de un gobierno estadounidense sumergido en un desarrollo tecnológico y armamentístico hasta la fecha nunca conocido.

Prueba de ello es el proyecto Avrocar, el platillo volante que el ejército de los EE.UU. estuvo diseñando con el objetivo de incorporar el despegue vertical. Ideado para alcanzar una velocidad de Mach 4 y sin necesidad de pista de despegue, el Avrocar se presentaba como un proyecto de gran interés en un momento en el que las pistas de aterrizaje de los aeropuertos se consideraban objetivos muy fáciles de atacar en caso de que estallara un conflicto armado con la URSS.

Sin embargo, pronto se demostró que el diseño era muy inestable, lento e incapaz de tomar altura suficiente, por lo que se acabó abandonando.

En el vídeo destacado se pueden ver algunas de las pruebas realizadas con el Avrocar y su parecido con los famosos platillos volantes que desde 1947 empezaron a aparecer por el cielo estadounidense.

II Jornada Archivoz «Archivos, archiveros y pandemias: Impacto de nuestro ejercicio en la sociedad actual» (24 de junio de 2020, online)

La segunda Jornada Archivoz, se realizará en circunstancias complicadas para la humanidad. Un momento en el que la normalidad con la que veníamos funcionando cambió radicalmente. En dicho proceso de cambio, los archivos y los archiveros juegan un papel relevante y determinante para ser garantes del registro, gestión y preservación de la memoria de los hechos que suceden en esta crisis, de tal suerte que las sociedades futuras puedan conocer en detalle lo que vivimos y, quizá, prevenir situaciones similares.

Por ello, hemos invitado a tres especialistas internacionales en temas de archivos, gestión documental, memoria, preservación y documentos electrónicos para desde su visión y experiencia reflexionemos en un espacio de conversatorio sobre el quehacer archivíctico, el impacto que debemos generar y el análisis de lo que, quizá, se está dejando de hacer.

Este espacio ha sido diseñado para que tanto profesionales del área de los archivos, como profesionales de otras disciplinas dimensionen el rol que jugamos en este momento tan determinante para la humanidad.

Los invitamos entonces a que se unan a nuestra página web el próximo 24 de junio y hagan parte de este espectacular espacio que preparamos con mucho agrado para todos ustedes.

Bogotá Ciudad de México Sao Paulo Londer Lisboa Madrid Sidney
12:00h 12:00h 14:00h 18:00h 18:00h 19:00h 03:00 (+1 d)

Programa:

Bienvenida, por Yolanda de la Iglesia Sánchez, presidenta de la Sociedad Española de Documentación e Información Científica, asociación editora de Archivoz Magazine.

Mesa de debate:

  • Alicia Barnard (México), consultora independiente en gestión documental y archivos e investigadora del TEAM Latinoamérica del Proyecto InterPARES Trust.
  • Carlos Alberto Zapata (Colombia), asesor en el Departamento de Gestión Documental del Banco de la República de Colombia y miembro del Comité de Promoción de la Archivística del Consejo Internacional de Archivos.
  • Daniel Flores (Brasil), Investigador de Productividad de la agencia brasileña CNPq – Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, Doctor en Documentación por la Universidad de Salamanca – USal, España.

Moderan:

  • Sergio Gómez, líder de preventa ECM en la empresa Evolution Technologies Group y responsable del equipo editorial de Archivoz Magazine en América Latina.
  • Víctor Villapalos, director-gerente de la Sociedad Española de Documentación e Información Científica y director de la Archivoz Magazine.

Vídeo del evento (disponible en la fecha y hora señalada)

Raquel Meller, el mito de la canción que triunfaba hace 100 años

Hace 100 años, Raquel Meller (Francisca Marqués López) era la artista de mayor éxito internacional. Esta riojana criada en Francia junto con su tía, se convirtió en una intérprete de gran éxito, principalmente, después de su debut en el Teatro Arnau de Barcelona en 1911. La interpretación de las canciones compuestas por José Padilla como «El Relicario» o «La Violetera» (canción que aparece en la portada de esta entrada), la hizo famosa internacionalmente.

En la década de los 20 tuvo la oportunidad de hacer grandes giras por Hispanoamérica y Estados Unidos, lo que terminó de consolidar su carrera. Curiosamente, durante esta gira conoció a Charles Chaplin, quien la invitó a participar en la película «Luces de Ciudad» interpretando uno de los papeles principales. Sin embargo, Raquel no aceptó, aunque Chaplin utilizaría la música de «La Violetera» como tema principal. Curiosamente, Charles Chaplin no incluyó en los créditos a José Padilla como autor del tema quien acabó denunciando y ganando en los tribunales un pleito al famoso director de cine mudo.

Durante los años 30 vivió en Francia donde continuó su gran éxito como intérprete del genero cupletista. Finalmente, fallecería en Barcelona el 26 de julio de 1962 y, aunque ya llevaba años retirada del mundo del espectáculo, su funeral atrajo a miles de personas al cementerio de Montjuic donde fue enterrada.

En la portada de esta entrada, se puede ver un vídeo elaborado por la Biblioteca Nacional de España con documentos diversos sobre la artista con la música de fondo de «La Violetera» que se elaboró para la exposición realizada en 2012 por esta institución. Además, también os dejamos acceso una selección de cuplés interpretados por Raquel Meller:

Una verdadera dama victoriana: entrevista a Florence Pannel, nacida en el año 1868

La Era Victoriana despierta mucha curiosidad entre la gente del siglo XXI: la estética, el arte, la literatura o el hecho de que fuera una época de cambios decisivos, en la que se  establecieron los parámetros de la sociedad moderna, hace que muchos de nosotros soñemos con la idea de visitar las calles de Londres en el siglo XIX. Pero la literatura nunca nos mostrará con exactitud cómo era la vida cotidiana en esta época. Afortunadamente, se conservan las voces de quienes la vivieron, como esta entrevista a Florence Pannel, nacida en el año 1868 y que con 108 años todavía conservaba la lucidez suficiente para dar a conocer la sociedad de su juventud. Murió en 1980, a los 111 años. Un documento audiovisual extraordinario que nos acerca a la vida cotidiana de la Era Victoriana y nos da una perspectiva de los cambios vividos por una mujer que nació en esta época.

Gran éxito de convocatoria en el II congreso CNADE

La primera jornada de la segunda edición del II Congreso cnADe ha registrado una gran acogida. Nuevamente, el Centro Cívico José Saramago ha recibido a más de medio millar de responsables de gestión documental y archivo de nuestras administraciones públicas.

Fernando de Pablo, Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, aseguró que la transformación digital es una oportunidad para garantizar el estado del bienestar. En este punto destacó que la colaboración, y en especial, la público-privada es una obligación.

Severiano Hernández, Ministerio de Cultura y Deporte, destacó la gestión documental como uno de los retos de la profesión. También la preservación digital a medio y largo plazo del patrimonio documental es uno de los desafíos del futuro. “No somos ajenos al desarrollo de las herramientas tecnológicas” que tanto tienen que ver, aseguró.

La Federación Española de Municipios y Provincias – FEMP, estuvo presente en la mesa inaugural de la mano de Judith Flórez. “La transformación digital está cambiando nuestras organizaciones”. Flórez destacó el gran esfuerzo que los gobiernos locales están llevando a cabo a la hora de adaptarse a los retos y oportunidades que, a día de hoy, se están presentando. Conocimientos y conclusiones que se incorporan a la FEMP.

Santiago Llorente, Alcalde-Presidente de Leganés, fue el encargado de dar por inaugurado este congreso. Llorente definió Leganés como “una ciudad al servicio de las personas”. De hecho, la estrategia TIC del Ayuntamiento tiene como objetivo acercar los servicios de la administración a la ciudadanía. “Estamos apostando por la administración inteligente con la atención centrada en las personas”. Destacó el esfuerzo y la transparencia con que trabajan en el día a día.

La ponencia inaugural corrió a cargo de Fernando de Pablo. “Asumimos los cambios para verlos como oportunidades”, aseguró. Para de Pablo, tanto el mundo como nuestras administraciones y empresas están instalados en una época de incertidumbres. De hecho, “la tecnología tiene un papel protagonista en este cambio además de hacer que todo se acelere”. Se trata de retos que condicionan tanto nuestro presente como el legado que vamos a dejar. Las debilidades, que las hay, se asociación a la descentralización provocando una fragmentación administrativa que exige la cooperación entre las administraciones.

Alfonso Díaz, Principado de Asturias, comentó la sostenibilidad y el archivo. Los ODS fueron comentados durante una charla que el ponente mantuvo con una “extraña voz” que no parada de indagar en la situación a día de hoy y las perspectivas de futuro.

La siguiente ponencia corrió a cargo de uno de los patrocinadores, esPublico Gestiona. El ponente Javier García-Aráez habló sobre la gestión documental de Gestiona mientras que la primera mesa redonda, moderada por Manuel Serrano Canón, experto en AALL.

Por su parte, Miguel Ángel Amutio, Secretaría General de Administración Digital, realizó un recorrido por los 10 años de los Esquemas Nacionales dieron el pistoletazo de salida a esta mesa de debate en la que Javier Candau, Centro Critptológico Nacional, se adentró en el procedimiento común del ENS que hace frente a las amenazas. También destacó las distintas herramientas que ofrecen a las AAPP a la hora de tener en cuenta el cumplimiento del ENS.

Joaquím Llansó, Gobierno de Navarra, centró su intervención en las “ideas-fuerza” tanto de 2009 como de 2020. En esta época de cambios hacia otros modelos, el datacentrismo, la responsabilidad compartida y la certificación de los modelos de gestión documental son algunas de estas “ideas-fuerza”.

El BIM llegó de la mano de Mario Alguacil, Ayuntamiento de San Feliu de Llobregat, mientras que, a posteriori, tuvo lugar la entrevista de Francisco José Valentín, representante de ODILO otro de los patrocinadores del Congreso, a Ricard Pérez, Ministerio de Cultura y Deporte. Las preguntas y respuestas, a veces muy elocuentes, de entrevistado y entrevistador arrancaron, en más de una ocasión, la sonrisa de los asistentes al auditorio.

De nuevo, Judith Flórez, representante de la FEMP, subió al escenario para moderar la mesa sobre colaboración interadministrativa en la que intervinieron Celia Tenés García, Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Mª Carmen García Álvarez, Principado de Asturias y Francisco Jesús García García, Conferencia de Rectores de Universidades Españolas.

De nuevo, Gestiona en el estrado. Raúl Argente y Beatriz Caparrós fueron los encargados de explicar el proceso de implantación del expediente electrónico en la Diputación de Alicante. Una implantación que se llevó a cabo en tiempo récord, tan sólo dos meses, y de forma simultánea, es decir, en todas las áreas de la diputación a la vez.

Borja Colón de Carvajal, Diputación de Castellón, moderó la mesa sobre las infraestructuras comunes de la AGE en la que participaron Santiago Graña, Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Gerardo Bustos Pretel, Ministerio de Hacienda, Javier Hernández, Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática y David Elías, esPublico.

Finalizada esta mesa de debate, le tocó el turno a Pedro Antonio Cabrera, Ayuntamiento de Tinajo, otro ponente de los ya habituales en estos congresos. Ocupándose de la preservación digital, el ponente remarcó el qué, cuándo y cómo debemos archivar. En su caso, aseguró “cuando finalice la tramitación, independientemente de que sean o no de conservación permanente”.

Fernando Álvarez, Ayuntamiento de Gijón, dirigió la mesa sobre los sistemas integrados de gestión en la que tuvieron cabida el registro electrónico/ORVE/SIR, SIA y la gestión de los expedientes y archivo electrónico. Miguel Fernández Gil, Ayuntamiento de Leganés, Dolores Hernández Maroto, Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Paloma Gobernado Ferrando, Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y  Julio Cerdá Díaz,  Ayuntamiento de Arganda del Rey, pusieron el broche de oro con sus intervenciones.

El II Congreso cnADe registró además actividades paralelas con comunicaciones y ponencias en la Sala de Estudio y Salón de Plenos. Además, los talleres que resultaron ser la novedad de este congreso, fueron todo un éxito.

 

La Revista Archivoz actualiza su imagen y su dominio

Tras la firma del convenio con la Sociedad Española de Documentación e Información Científica y la incorporación al equipo editorial de la revista de Alfonso López Yepes, en Archivoz comenzamos el 2020 con una actualización de nuestra imagen corporativa que incluye un cambio en la denominación de nuestro medio y una nueva URL. A partir de enero la Revista Archivoz pasa a denominarse «Archivoz: International Archives Magazine» y estará accesible desde: https://www.archivozmagazine.org/

Desde el equipo de la Revista, llevamos tiempo trabajando en la actualización de nuestro medio para dotarlo de diversos mecanismos que permitan una mayor expansión por todo el mundo.

Tras el acuerdo con SEDIC, en 2020 vamos a realizar algunas mejoras con el objetivo de consolidar nuestro proyecto y hacerlo aun más grande.

Una de esas acciones de mejora necesarias pasaba por la actualización de la denominación de la revista para incluir ese matiz internacional que ha ido adquiriendo desde que se iniciara el proyecto en 2017 y que ahora es un elemento característico. Archivoz cuenta con un equipo editorial de más de 35 profesionales de 4 continentes distintos para compartir con lectores de todo el mundo información de actualidad y entrevistas sobre archivos y gestión documental en 4 idiomas.

Con el tiempo, se ha convertido en una revista divulgativa de gran alcance desde la que no solo se puede acceder a opiniones y experiencias de profesionales de todo el mundo, también ha creado un espacio de colaboración internacional muy enriquecedor.

A lo largo del año esperamos poder presentar más novedades en las que estamos trabajando, así como nuevas incorporaciones al equipo editorial.

Desde la Revista Archivoz os deseamos feliz navidad y os invitamos a leer los 10 artículos más leídos de 2019

Una año más, desde el equipo editorial de Archivoz queremos desearos felices fiestas y que el próximo año 2020 esté lleno de éxitos personales y profesionales para todos.

Pensamos que el final del año es un buen momento para dar las gracias a lectores y colaboradores por haber hecho de este 2019 un año muy especial. En estos 12 meses hemos conseguido consolidar nuestro proyecto divulgativo que, habiendo comenzado en 2017, ya cuenta con más de 130.000 lectores al año repartidos por todo el mundo gracias al espléndido trabajo de un equipo editorial multidisciplinar formado por profesionales de 12 países diferentes en 4 continentes. Pero todo ello hubiera sido imposible sin la participación desinteresada de más de 75 expertos que han colaborado en nuestras entrevistas o realizando artículos de interés para Archivoz. A todos ellos les debemos gran parte del éxito que estamos teniendo entre la comunidad profesional.

Cerramos el año con la certeza de haber trabajado duro en el análisis de tendencias, creación y publicación de contenido de calidad, habiendo puesto lo mejor de nosotros mismos en la elaboración de entrevistas, en el rescate y la difusión de patrimonio audiovisual olvidado, en la creación de nuevos foros de debate a través de nuestra I Jornada Archivoz en Madrid (aprovechamos para anunciaros que estamos trabajando en la II Jornada Archivoz que se celebrará en Bogotá, Colombia), o en la búsqueda de sinergias y colaboraciones con colectivos profesionales, como ejemplo, la reciente firma del convenio de colaboración con la Sociedad Española de Documentación e Información Científica.

Para despedirnos antes de las vacaciones de navidad hasta el año que viene (ya que la revista se toma unas breves vacaciones del 23 de diciembre al 5 de enero durante las que iremos preparando nuevas sorpresas para el año que empieza), os dejamos aquí 3 de los artículos más destacados y leídos de todo el 2019 por cada idioma en el que publicamos. ¡Disfrutad de su lectura, nos vemos a la vuelta!

Artículos en Español:
Artículos en portugués:
Artículos en Inglés:
Artículos en Italiano:

Archivoz Navidad

La Revista Archivoz firma un convenio de colaboración con la Sociedad Española de Documentación e Información Científica

Desde la Revista Archivoz nos hace mucha ilusión contaros que hemos llegado a un acuerdo de colaboración con la Sociedad Española de Documentación e Información Científica, principal asociación de profesionales especializados en la gestión de la información y de la documentación de España. Mediante este acuerdo, la revista pasa a estar editada de forma oficial por SEDIC, aunque se mantienen los equipos de gestión y publicación actuales con los que cuenta Archivoz. Se trata, por tanto, de circunscribir el proyecto dentro de una entidad fuerte y con ganas de colaborar para ayudarnos a hacer crecer aun más este proyecto.

SEDIC tiene como misión promover y fortalecer a los profesionales de la información, ayudándoles a crear sinergias con la sociedad y a contribuir así al bienestar y a la creación de valor. Su objetivo es generar un espacio organizativo de vanguardia, eficaz, adaptable, sostenible y centrado en los retos de la profesión. Algo a lo que nuestro pequeño proyecto podrá colaborar con la publicación de contenidos de interés y la participación de profesionales de todo el mundo.

Esperamos continuar evolucionando el proyecto para el que, os podemos adelantar, ya tenemos preparada una actualización de nuestro diseño.

SEDIC

La redacción de Archivoz cierra por vacaciones hasta el 19 de agosto

En estos últimos meses, Archivoz se ha consolidado todavía más como un medio divulgativo especializado en archivos y gestión documental, principalmente, gracias a todos los lectores que cada día nos seguís y leeis desde cualquier parte del mundo.

Este último año hemos realizado un trabajo muy intenso pero también muy gratificante en la creación y ampliación de un equipo editorial multidisciplinar capaz de dar voz a profesionales (archiveros, bibliotecarios, documentalistas, investigadores, periodistas, etc.) de todo el mundo. En la actualidad, tenemos equipo editorial en Senegal, Argentina, Australia, Reino Unido, Estados Unidos de América, Bélgica, Brasil, Portugal, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, España, Italia y Oriente Medio (Qatar), y estamos trabajando para incorporar nuevos profesionales a nuestro equipo para universalizar aun más nuestra propuesta informativa.

Gracias a esta apuesta global y a la colaboración de tantos y tantos profesionales a los que entrevistamos y que publican en nuestro medio, hemos multiplicado nuestro impacto hasta límites que no imaginábamos. A todos ellos y, por supuesto, a nuestros lectores: Muchas gracias!

Ahora, ha llegado el momento de tomarnos unas merecidas vacaciones de solo 2 semanas en las que, además de descansar, aprovecharemos para reflexionar y coger fuerzas de cara a todas las mejoras del proyecto que pensamos ir implementando en los próximos meses.

Volveremos el día 19 de agosto con más ganas que nunca y nuevos contenidos de interés.

Hasta pronto!

La Revista Archivoz abre otro proceso para incorporar nuevos miembros al proyecto colaborativo

A punto de cumplir dos años, en Archivoz continuamos con la construcción de un proyecto internacional divulgativo que dé voz a los profesionales de los archivos y las tecnologías de la información de cualquier parte del mundo, y poder conocer sus inquietudes, sus experiencias, y todas aquellas novedades que se vayan produciendo en nuestra área de conocimiento.

Desde nuestra perspectiva archivística pero inclusiva con otras profesiones y entornos relacionados directamente con la gestión documental, hemos tratado de desarrollar una línea editorial coherente y centrada en aspectos de interés para el profesional, pero en un lenguaje y un formato accesible para atraer así a otros lectores ajenos al sector información/documentación.

En este breve periodo, nos ha dado tiempo a consolidar un proyecto que crece cada día gracias, principalmente, a sus lectores, pero también a todos aquellos profesionales y estudiantes que lo han hecho posible en estos años de trabajo y esfuerzo totalmente altruista.

Ahora, ha llegado de nuevo el momento de seguir creciendo y, para ello, buscamos nuevos profesionales y estudiantes que deseen aprender con nosotros en este proyecto altruista de edición de contenidos Web, ayudándonos a formar un equipo con mayor alcance internacional, pero igual de diverso y cohesionado que hasta ahora.

¿Qué buscamos?

  1. Profesionales o estudiantes en el ámbito de los archivos o de la gestión documental, con conocimientos básicos de gestión de contenidos y muchas ganas de aprender.
  2. Se valorará experiencia en otros proyectos web colaborativos y experiencia en desarrollo de Blogs personales.
  3. Persona familiarizada con las nuevas tecnologías y el Social Media.
  4. Se valorarán habilidades sociales e idiomas.

¿Qué ofrecemos?

  1. Incorporación a un equipo internacional de profesionales de los que aprenderás mucho
  2. Ampliación de tu red de contactos y participación en un proyecto destacado de ámbito internacional de reconocido prestigio

(Este es un proyecto voluntario y altruista, ninguno de los miembros del equipo tiene remuneración económica alguna)

¿Te interesa?

Ponte en contacto con nosotros a través del correo direccion[arroba]archivoz.es 

 

Un regalo por Navidad: El TOP 10 de Archivoz en 2018

A lo largo de este 2018 Archivoz se ha consolidado como proyecto divulgativo. Además de formar un equipo de edición más numeroso y multidisciplinar – lo que sin duda ha permitido hacer un proyecto más diverso y plural-, en 2018 hemos tenido la fortuna de contar con grandes profesionales que han colaborado con nosotros publicando sus interesantes artículos o participando en nuestras entrevistas exclusivas, permitiendo acercar a los lectores nuevos temas y descubriendo con ellos interesantes facetas o aspectos del panorama profesional en el sector información/documentación.

Todo ello se ha traducido, como no podía ser de otra manera, en una multiplicación de lectores por todo el mundo. Aunque seguimos sumando seguidores en nuestras redes sociales, por encima de los números, es una satisfacción ver cómo Archivoz se convierte en un punto de encuentro para profesionales de la información, historiadores, archiveros, estudiantes, lingüistas, investigadores, restauradores, en definitiva, para todo tipo de personas curiosas y con inquietudes que disfrutan con los contenidos que vamos publicando cada día.

A todos los lectores, muchas gracias por estar ahí, apoyándonos al otro lado de la pantalla.

Y a todos los que permanecéis en este lado, autores y colaboradores, editores y equipo directivo, gracias por formar parte de este proyecto que, de forma altruista, habéis conseguido llevar tan lejos.

Feliz Navidad y que en el próximo 2019 sigamos mejorando y aprendiendo juntos.

Para terminar el año y despedirnos a lo grande hasta el año que viene (ya que, aunque publicaremos algún contenido multimedia, la revista se toma unas breves vacaciones), os dejamos aquí los 10 artículos más destacados y leídos de todo el 2018, por si no los leísteis en su momento. ¡Disfrutad de su lectura, nos vemos a la vuelta!

La «propiedad psicológica» del libro y la forja de la identidad cultural personal

Un reciente estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Arizona ha determinado que los lectores sienten un apego diferente entre los libros electrónicos y los libros en formato papel, fundamentalmente, porque perciben su propiedad de forma muy diferente.

Una de las cuestiones que el estudio saca a la luz consiste en que la “propiedad psicológica” de un objeto no siempre está ligada a la propiedad legal del mismo, sino a otro tipo de características que lo hacen nuestro, como puede ser tener control sobre el objeto poseído o, lo que creo que es más importante, que el objeto ayude a definir quién es el propietario del mismo otorgando un sentido de pertenencia concreto dentro de la sociedad.

Sin embargo, es difícil sentirse psicológicamente unido a un archivo digital, ¿verdad?

«In the context of digital products, we thought it would be appropriate to look at how people take ownership of something that’s not really there”

La investigación se llevó a cabo por medio de conversaciones con varios grupos de edad definidos como “generación del Baby Boom”, “Generación X” y dos grupos de “Millenials”, uno más mayor y otro de estudiantes universitarios.

El análisis posterior de estas discusiones moderadas por los investigadores ofreció datos muy interesantes sobre la percepción de estos formatos de lectura para las diferentes generaciones. Uno de los más destacados fue corroborar que en todas las generaciones se sienten emocionalmente más apegados a los libros físicos precisamente por considerarlos no solo como una herramienta de lectura sino como un elemento identitario, cuya posesión y exposición en una estantería resulta relevante para el dueño del libro por considerarlo parte de él. Esto resulta interesante, principalmente, porque confirma que somos o, al menos, nos consideramos lo que leemos, o lo que la gente piensa que leemos, pues es fácil relacionarlo también con aquellas bibliotecas decimonónicas que se adquirían (ya se hacía, incluso, desde época romana) con el objetivo de desatacar socialmente por el número de volúmenes o por mostrar unas estanterías atestadas de libros “vistiendo” el ego de sus dueños. ¿Quién no ha escuchado alguna vez a alguien presumir de la cantidad de volúmenes que posee su biblioteca personal? Sin duda, esta apreciación no tendría el mismo efecto tratándose de una biblioteca compuesta por archivos electrónicos.

Otra de las cuestiones que parece influir en el apego al libro material es la experimentación física del soporte. El olor o el tacto son sentidos que, si ser conscientes de ello, pueden ser importantes a la hora de vivir una experiencia de lectura, más aun si pensamos que nos pasamos largas horas con estos objetos en las manos.

Pero el estudio no solo ha corroborado algunas cuestiones que quizá se podían intuir, ofrece otros datos interesantes como, por ejemplo, que muchos participantes pensaran que las restricciones a la hora de compartir o regalar los libros en formato electrónico hacen que los consideren menos valiosos que los libros en papel o que los lectores más mayores vean más ventajas en el libro electrónico que los más jóvenes, principalmente, por el bajo peso de los dispositivos de lectura y la capacidad para modificar el tamaño de la fuente.

Todo ello, ha permitido a los investigadores obtener algunas conclusiones de interés para la industria editorial: Los libros en formato digital resultan interesantes por las ventajas tecnológicas que conllevan (capacidad, experiencia funcional, etc.) pero carecen de algunas cuestiones fundamentales para los lectores, que no solo buscan el acceso a un contenido textual, sino ser propietarios de una obra que pueden tocar y enseñar y que, por ello, les aporte una identidad en base a la experiencia vital como lector y poseedor de un determinado ejemplar.

Los libros en formato electrónico siguen pareciendo a ojos del consumidor una experiencia o un servicio de lectura más que una obra en propiedad, y por ello no se despierta en ellos ese apego que sí se siente sobre el libro en papel.

Es por ello que los investigadores señalan algunas estrategias como recomendación a las empresas del sector editorial en formato electrónico, entre ellas, añadir valor a los dispositivos de lectura (permitiendo las personalizaciones en los dispositivos, o incluyendo la posibilidad de tomar notas en los márgenes) o, por ejemplo, aumentar las posibilidades de los lectores incluyendo contenidos complementarios como un sonido que complementen la lectura y aporten un nuevo valor.

En cualquier caso, la mayoría de los participantes consideró que el libro electrónico es demasiado caro en comparación con lo que ofrece. Parece que los usuarios valoran muchas más cuestiones que el simple acceso al contenido textual, pero no siempre son tenidas en cuenta por la industria o por los profesionales.

Todavía no se ha llegado a comprender la dimensión real del libro en papel que va mucho más allá del texto que lleva impreso en su interior. El libro constituye un elemento de prestigio en tanto que su lectura y posesión forman parte de la experiencia vital y de conocimiento de los individuos. Quizá por ello al consumidor le sigue pareciendo necesario, al menos por el momento, que estén dotados de ese soporte físico en papel tan valorado.