Un viaje en barco en 1896

Con la llegada de junio, cada vez vemos el verano más cerca. Un verano que parece ser más cercano a la normalidad que el correspondiente al año 2020, con una paulatina llegada de turistas y, si todo va bien, una relajación de las normas de seguridad. El fenómeno del turismo no es nuevo, aunque se extendió a las clases populares a mediados del siglo XX. Antes, era algo más propio de las clases altas, que convertían los meses del entonces llamado “veraneo” en una serie de visitas a balnearios, lugares como la Costa Azul o la costa vasco-francesa.

Y es este sector de la sociedad el que podemos ver en el documento audiovisual que traemos hoy, en el que unos viajeros de aspecto elegante bajan desde un barco fluvial hasta el muelle en Lyon. Es una grabación original de los hermanos Lumière, en el que se han mejorado la calidad, se ha modificado la velocidad y se ha añadido color en el proceso de digitalización. Todo ello para ofrecernos una escena que nos transporta directamente hasta el siglo XIX y que nos acerca un poco más a nuestras propias vacaciones.

A %d blogueros les gusta esto: