Archivos Universitarios

«Pudieron guardar y recuperar miles de libros de los agujeros hechos por los ataques de los misiles»: Entrevista con Mohammed Jasim, exdirector de la Biblioteca de la Universidad de Mosul

Entrevista con Mohammed Jasim, exdirector de la Biblioteca de la Universidad de Mosul y coordinador de la ayuda internacional a la misma. Mohammed presentará su punto de vista sobre la situación actual de la Biblioteca de la Universidad de Mosul, y sobre la campaña nacional e internacional para restaurarla. Mohammed coordina estos esfuerzos, trabajando con instituciones locales e internacionales para aumentar el apoyo a la biblioteca y para crear nuevas colecciones. Colabora con las autoridades de Mosul para tratar la planificación y la posible reconstrucción de la biblioteca.

Noemi, de Archivoz, habló con Mohammed para informarse sobre la Biblioteca de la Universidad de Mosul y sobre el trabajo de reconstrucción de la misma.

(Archivoz) Nos gustaría saber un poco más sobre usted. ¿Podría presentarse?

(Mohammed) Me llamo Mohammed Jasim Aal-Hajiahmed, soy el exdirector de la Biblioteca de la Universidad de Mosul y el coordinador de la ayuda internacional a la Biblioteca desde la destrucción y el incendio causados por ISIS durante su ocupación de Mosul, en el norte de Irak.

(Archivoz) ¿Podría hablarnos de la Universidad de Mosul y de su Biblioteca, para ayudarnos a entender su papel fundamental para las universidades y las bibliotecas de Irak, tanto antes como después del ataque de ISIS?

(Mohammed) La Universidad de Mosul es la segunda universidad de Irak después de la Universidad de Bagdad. Tiene 55.000 estudiantes, y cuenta con 125 departamentos de ciencias y humanidades, 25 facultades y 8 centros de investigación. La Biblioteca de la Universidad de Mosul se construyó en 1967, y era una de las más grandes de Irak y una de las más importantes de Oriente Medio. Llegó a albergar más de un millón de libros: 600.000 materiales en lengua árabe y 400.000 recursos en inglés y en otros idiomas, cubriendo diversos campos del conocimiento, así como 30.000 publicaciones periódicas, que en algunos casos databan del 1700 d.C. La biblioteca contenía 1.600 manuscritos, 5.000 publicaciones gubernamentales desde la fundación del estado iraquí moderno en 1921, y versiones del Corán del siglo XVIII. La Biblioteca también tenía 10.000 libros de consulta. Los espacios de cultura extranjera dieron a los estudiantes e investigadores la oportunidad de explorar diversas tradiciones literarias y tierras lejanas.

(Archivoz) Después del ataque de ISIS del 6 de junio de 2014, ¿qué pasó con la Universidad y la biblioteca? ¿Qué libros y manuscritos fueron destruidos y cómo fueron dañados?

(Mohammed) Como casa de aprendizaje y conocimiento en el centro de la Universidad, la Biblioteca fue una de las primeras instituciones objetivo de ISIS después de la ocupación de Mosul en 2014. Más tarde la quemarían completamente, destruyendo casi todo su contenido y la estructura del edificio, dejando a unos 55.000 estudiantes y a unos 11.000 empleados, así como a investigadores independientes de Mosul, ciudades cercanas y otras zonas de Irak, sin los recursos necesarios para completar sus proyectos académicos.

(Archivoz) ¿Cómo reaccionó la población de Mosul? ¿Cómo intentaron, después del ataque, salvar partes de la biblioteca?

(Mohammed) Una vez que la Universidad fue liberada por las fuerzas iraquíes, un grupo de personas, jóvenes y viejos, fueron corriendo hacia la Biblioteca. Mientras la batalla continuaba en el otro lado de la ciudad, pudieron guardar y recuperar miles de libros de los agujeros hechos por los ataques de los misiles. A partir de esto, podemos imaginar la importancia de la Biblioteca, no solo para los estudiantes, sino también para el pueblo de Mosul.

(Archivoz) ¿Cómo reaccionó el resto del mundo? ¿Mosul tenía apoyo? ¿En qué forma se brindó? ¿Hubo aspectos tanto perjudiciales como beneficiosos?

(Mohammed) Después de la liberación, enviamos una carta de apelación a las instituciones internacionales, las universidades y las bibliotecas, con la ayuda de Angela Boskovitch, pidiéndoles que ayudaran a la Biblioteca de la Universidad de Mosul, ya que creemos que Irak ha luchado en nombre de la comunidad internacional y ahora es el momento de que la comunidad internacional nos apoye para reconstruir la Universidad y, también, la Biblioteca.

Recibimos materiales urgentes del fondo Prince Claus Fund de Ámsterdam, y otros materiales bibliotecarios de la universidad Charles University de la República Checa. También recibimos libros desde instituciones y universidades locales e internacionales, e incluso de personas que querían ayudar a la Biblioteca de la Universidad de Mosul. Comenzamos a enviar estos libros a las facultades y a los departamentos pertinentes. Agradecemos todos estos esfuerzos, aunque, a veces, recibimos donaciones de libros que no necesitamos, o incluso materiales antiguos que son una carga y que dificultan nuestra tarea, ya que no tenemos suficiente espacio para almacenarlos. Tenemos un buen acuerdo con Book Aid International: ellos nos proporcionan materiales según lo que necesitamos exactamente, y nosotros hemos recibido hasta ahora cerca de 8.000 libros mediante ese acuerdo.

(Archivoz) ¿Cómo ha manejado la Universidad la situación? ¿Qué decisiones se han tomado desde la destrucción? ¿Cuáles han sido las primeras prioridades?

(Mohammed) Después de la liberación, la Universidad reabrió, aunque cerca del 70% de los edificios habían sido destruidos. Algunas facultades fueron destruidas completamente, como la Biblioteca. Al principio, los esfuerzos se centraron en arreglar las aulas para los estudiantes que se incorporaban a la Universidad y se matriculaban para estudiar, aunque la Universidad nunca había cerrado porque seguía funcionando fuera de la región del Kurdistán para los estudiantes que estaban fuera de la ciudad. El personal y los estudiantes trabajaban juntos para reparar y pintar las aulas, utilizando su propio dinero. Después de eso, el *PNUD *(Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) comenzó a restaurar los edificios, y el gobierno ayudó a reconstruir los edificios de las facultades. La Biblioteca ha presentado hace poco una oferta de financiación, y el edificio será restaurado por el PNUD.

(Archivoz) ¿Cómo ha afectado este suceso a los estudiantes y al personal, puesto que no solo se han destruido libros o manuscritos, sino también toda la infraestructura y los objetos físicos que se necesitan en el día a día?

(Mohammed) Fue realmente difícil empezar de cero; el panorama era horrible, especialmente cuando la mayor parte de la ciudad había sido arrasada, la Universidad, destruida, y la Biblioteca, quemada y bombardeada. Fue una pesadilla para nosotros; nadie puede imaginárselo. Empezamos cuando ni siquiera teníamos sillas para sentarnos. En la Biblioteca tenemos 135 empleados, pero no tenían un puesto para empezar a trabajar, ya que todo había sido destruido. Los estudiantes empezaron a venir a la Universidad por turnos, ya que no había suficientes aulas para ellos. Es realmente difícil describir esa situación, pero lo bueno es que todo el mundo se comprometió a hacer un cambio, desde los estudiantes que insistieron en venir a la Universidad y en reanudar sus estudios, hasta todo el personal que fue desplazado y se trasladaba a la Universidad de Mosul todos los días desde el Kurdistán. Así que hay una voluntad de cambiar y de empezar de nuevo a pesar de los desafíos que todos hemos tenido que enfrentar.

(Archivoz) ¿Cómo es el trabajo hoy en día en la Universidad y en la Biblioteca?

(Mohammed) En este momento, la Universidad está trabajando correctamente. Tiene 55.000 estudiantes con instituciones en pleno funcionamiento. La Universidad ha reanudado sus actividades académicas, como conferencias, talleres, charlas y otros actos científicos. Ha entrado en una nueva era después de nombrar a un nuevo presidente, el Profesor Qusay Al-Ahmadi, que comenzó a involucrar a la Universidad en las actividades sociales de Mosul. Ahora podemos ver que la Universidad está ofreciendo consultoría a otros sectores de la ciudad para ayudarlos a florecer de nuevo.

Lamentablemente, la Biblioteca sigue funcionando desde una ubicación auxiliar, a la espera de la restauración del edificio, porque no podemos ponernos a trabajar del todo hasta que haya un edificio para albergar los ordenadores y otros departamentos de la biblioteca.

(Archivoz) Mohammed, usted coordina la reconstrucción de la Biblioteca. ¿Cómo es trabajar con instituciones locales e internacionales para que aumente la ayuda a la Biblioteca y para crear nuevas colecciones? ¿Podría explicarnos cómo está haciendo este trabajo?

(Mohammed) Como mencioné antes, tras la liberación empecé a enviar cartas de apelación describiendo la situación a la comunidad internacional. Conseguí obtener materiales urgentes para la Biblioteca como ordenadores, sillas para el personal, escritorios, etc., a través del fondo Prince Claus Fund de Ámsterdam y de la universidad Charles University, y agradecemos a la ONG People in Need por su ayuda para que esto fuera posible. En 2018 también visité el Reino Unido y me reuní con personas de Book Aid International para esbozar el acuerdo para recibir libros según lo que necesitamos exactamente, y agradecemos a Book Bridge Institution por su coordinación. También me reuní con el director de la biblioteca Bodleian Library de Oxford, lo que significó que pudimos conectar la Universidad de Mosul con Oxford University Press para tener acceso a algunos de sus materiales electrónicos; debemos agradecer al Irak Britain Business Council por su coordinación por hacer que esto suceda. También di una charla en la conferencia de la UNESCO celebrada en París en septiembre de 2018 en el marco de la iniciativa de la UNESCO «Revivir el espíritu de Mosul» (“Revive the Spirit of Mosul”). Me dirigí a los donantes internacionales que asistían a la conferencia para hablarles sobre la cuestión de la Biblioteca. También debo agradecer a todas las universidades iraquíes locales que nos donaron libros desde el principio de la liberación, y a universidades como las de Plymouth y Manchester por la donación de libros, así como al Iraqi and American Reconciliation Project por sus esfuerzos en la recopilación de libros de diferentes lugares dentro de Estados Unidos. Muchas gracias a la Mosul Eye Institution por sus esfuerzos a la hora de apoyar a la Biblioteca y conectarnos con muchas instituciones internacionales, y gracias por su ayuda a todas las personas y a los grupos cuyos nombres no he podido mencionar.

Nuestra prioridad ahora es conseguir que la Universidad vuelva a tener al estatus internacional que tenía antes. Clic para tuitear
(Archivoz) ¿Qué es lo siguiente? ¿Cuáles son las prioridades? ¿Hay planes de digitalización? ¿Donaciones? ¿Recursos electrónicos?

(Mohammed) Nuestra prioridad ahora es conseguir que la Universidad vuelva a tener al estatus internacional que tenía antes. En cuanto a la Biblioteca, nos estamos centrando en conseguir recursos electrónicos, ya que es la mejor manera y la más fácil de ayudar a nuestros estudiantes y conseguir que tengan acceso a materiales actualizados. No es una tarea fácil, ya que cuesta mucho dinero, pero estamos haciendo todo lo posible para que sea así. También queremos asociarnos con bibliotecas internacionales como la British Library, que es una de las principales instituciones culturales del mundo. Una vez que tengamos el edificio, podremos empezar a poner en marcha planes para la digitalización, ya que creemos que si hubiéramos digitalizado nuestros materiales el desastre no sería tal. La digitalización y la formación de nuestro personal son algunas de nuestras prioridades. Estamos recibiendo donaciones de libros, pero una vez más nos gustaría coordinarnos con los donantes para seleccionar lo que necesitamos, en lugar de que nos envíen materiales que no deseamos.

(Archivoz) Si es posible, ¿podría decirnos cuál es su experiencia personal en todo esto?

(Mohammed) Ahora estoy realizando mi doctorado en la UAB en España, pero sigo comprometido con la coordinación de la ayuda internacional a la Biblioteca de la Universidad de Mosul, ya que es mi segunda casa. Pasé aproximadamente 18 años trabajando en la Biblioteca; cada rincón de ella representa algo para mí. Por lo tanto, todo el personal de la Biblioteca y yo estamos comprometidos con que la Biblioteca vuelva a funcionar de nuevo y con la reconstrucción de nuestras colecciones para que sean aún mejores que antes.

«Es increíble que muchas organizaciones modernas dejen sus archivos en manos de profesionales que no se han formado para ello»: Entrevista con Arcángel Sánchez (Segunda Parte)

Continuamos hablando con Arcángel sobre Archivos Universitarios. En esta segunda parte, vamos a ir un poco más profundo en su opinión sobre el estado actual de los archivos y el papel del profesional archivista en dicho trabajo. Escenario en el que Arcángel, ha escrito recientemente una nota de mucho interés para quienes estamos en el medio.

(Archivoz) ¿Qué crees que hace falta, en general, para que los archivos sean más visibles y accesibles para todos?

(AS) Son varias cosas. En primer lugar, que existan los ARCHIVOS, es decir que en las organizaciones sean estas públicas o privadas se consoliden archivos en sus distintos tipos, pero preferiblemente Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos.

En segundo lugar, que esos archivos sean coordinados por personal profesional especializado en archivología o archivística, lo común es ver un archivo dirigido por cualquier tipo de profesional inclusive sin experiencia y preparación académica, esto es lo que yo llamo como intrusismo profesional. Por otra parte, está la capacitación o formación propiamente dicha de quienes son profesionales del área, no basta con una preparación de grado, hay que estudiar posgrados y doctorados en el área, aspecto que en Latinoamérica aún debemos desarrollar en cantidad, variedad y calidad, por supuesto hay países que poseen una gran oferta académica de estudios de cuarto nivel en el área, pero otros países sólo poseen estudios de grado con grandes carencias. En tercer lugar, sería interesante que organizaciones internacionales pudieran crear programas de becas para profesionales latinoamericanos para que puedan estudiar doctorados por ejemplo en España. Estamos en plena sociedad de la información y el conocimiento, por lo que si una carrera es importante para el desarrollo de un país es la Archivología, el que se puedan consolidar medios para la formación de profesionales en el área, ayudará a fortalecer tanto a las universidades con nuevas y actualizadas ofertas académicas, como a las empresas que contratan profesionales de la archivología, logrando con ello su modernización, en especial la tecnológica. 

(Archivoz)¿cuál ha sido tu aporte, para hacer que eso que acabas de decirnos que hace falta en los archivos, se materialice y se implemente?

(AS) Por una parte, las investigaciones que he realizado que dan empuje a nuestro sector, a su visibilidad y a la exhortación para que las instituciones, sin importar su tipo, públicas o privadas, tomen en cuenta a la gestión de documentos como área fundamental para su buen funcionamiento. De igual forma podría incluir mi participación como ponente y conferencista en eventos nacionales e internacionales, en donde trato de sensibilizar a los asistentes a estos eventos sobre la importancia de la gestión documental, mostrando con mis propuestas temas innovadores que van dirigido sobre todo a su aplicación práctica. Finalmente, mi trabajo como consultor y profesional planificando y consolidando Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos, ha permitido que varias instituciones, en especial universidades puedan contar con este importante recurso técnico especializado. 

(Archivoz) En esos aportes, ¿has sentido que otras profesiones han invadido el quehacer del archivista?

El intrusismo es innegable en nuestro campo, y no con nuestro consentimiento, sino por la falta de conocimiento de los perfiles de los profesionales de la información por parte de las empresas contratantes. Siempre he comparado a los archivos en las organizaciones con los cerebros en las personas. Por lo que los archivos conservan información que es de gran importancia, como lo son los recuerdos para las personas. Y es increíble que muchas organizaciones modernas hoy en día dejen en manos de personas que no están preparadas o profesionalizadas en nuestra área, a los archivos de sus empresas, en el entendido que los documentos y la información contenida en ellos, son un intangible de un valor incalculable, y fundamentales para la mejora de su competitividad en el mercado donde se desenvuelven, al igual que hacer el trabajo de forma más rápida y cumplir con las legislaciones que le son inherentes. No darse cuenta de ello, significa estar fuera de la sociedad de la información donde estamos inmersos. Por lo tanto, los archivos, los Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos de las empresas-instituciones y las organizaciones archivísticas deben estar preferiblemente a cargo de profesionales de la Archivología, pues es así como podrán conseguir un cambio y mejora.

(Archivoz) A propósito, recién escribiste un artículo sobre el tema, quieres contarnos un poco tu opinión al respecto y la visión que has construido a lo largo de todos tus años de experiencia.

A lo largo de los años me he dado cuenta de que aquellas empresas que no tienen archivos no funcionan adecuadamente, pero que aquellas que lo tengan, y que los mismos sean coordinados por profesionales no especializados en el área, tienden a funcionan inadecuadamente. Sin embargo, hay que destacar que, en muchos casos, existen archivos coordinados por profesionales de diversas áreas pero que se han dedicado a especializarse con estudios de posgrado en nuestra área. Eso tiene gran valor, pues si bien no tiene la formación de grado en archivología-archivística, han dedicado su tiempo en ampliar sus conocimientos y eso seguramente se ve volcado a una buena gestión archivística. Si bien el intrusismo se da en nuestra área, el mismo puede ser positivo o negativo, ya que, si conseguimos que los profesionales de otras áreas que incursionan en nuestra área estén bien preparados, conseguiremos una sinergia de saberes que conlleva a una multidisciplinariedad que muchas veces es beneficiosa si sabe gestionar adecuadamente. Pero sin duda alguna, lo ideal es cada archivo cuente con profesionales de la archivología a su cargo. Considero que hay mucho que trabajar al respecto, pues las legislaciones no defienden la profesionalización especializada en el área archivística, y eso hay que ir cambiándolo poco a poco, junto con la existencia misma de archivos en las organizaciones y de su conformación como sistemas de información.

(Archivoz) Arcangel, para cerrar esta entrevista, ¿cuál es tu visión de cara al futuro de los archivos?

Siempre será positiva, ya que escogí esta profesión como una que tuviese un verdadero significado para las organizaciones, pues son los archivos los encargados de proteger y conservar la memoria, las evidencias de estas. Mucho se habla de la desaparición del papel, y creo que por completo tal vez no le veremos. Sin embargo, vivimos en un mundo en donde los documentos físicos y digitales convergen en el quehacer de las organizaciones modernas y para estar en sintonía con estos cambios tecnológicos debemos estar siempre preparados y actualizados en conocimiento y experiencia. Debemos seguir trabajando y tener presente que la sensibilización de la importancia de los archivos en las organizaciones y para nuestra sociedad, debe ser un proyecto de ejecución permanente.

No queda mas que agradecer a Arcángel por su tiempo para esta entrevista y por su gran aporte a los archivos universitarios. Seguro nos veremos pronto en Archivoz.

«Una universidad con un Sistema de Gestión de Documentos es sinónimo de calidad, transparencia, buen servicio.»: Entrevista con Arcángel Sánchez (Primera Parte)

Arcángel Eduardo Sánchez Gómez es un amigo que ha trabajado durante muchos años en el sector de archivos de instituciones de educación superior y sumado con ello, una experiencia única, por así decirlo, a la cual acudiremos hoy para que nos cuente cómo funcionan estos archivos y cuáles son los principales retos a los que se enfrentan. 

Arcangel ha liderizado por diversos proyectos de difusión del quehacer archivístico. Logrando con ello visibilización del gremio y claro, aumentar la conciencia en América Latina alrededor de la transparencia y el acceso a la información, también es docente universitario y ha escrito muchos artículos en varias revistas y medios web, los cuales hemos disfrutado mucho.

(Archivoz) Arcángel, gracias por tu tiempo para esta entrevista.

(Arcángel Sanchez) De nada, gracias a ustedes por la oportunidad de contarles un poco sobre mi actividad profesional e investigativa. 

(Archivoz) Siempre nos gusta iniciar, conociendo un poco sobre nuestros entrevistados. Arcángel, cuéntanos de ti; ¿cómo llegaste al mundo de los archivos y cuál ha sido tu experiencia en este campo?

(AS) Sobre cómo llegué al mundo de la Archivología te cuento que fue en 1990 cuando ingresé a estudiar en la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la Universidad Central de Venezuela, por recomendación de la carrera por parte de mis padres. Sin embargo, mi idea era cambiarme a estudiar Comunicación Social, lo que nunca sucedió ya que analicé la importancia que tiene la Archivología para las organizaciones modernas, y terminé estudiando esta hermosa carrera.

Inmediatamente luego de culminar mi carrera de grado ingresé a estudiar una Maestría en Política y Gestión de la Innovación Tecnológica en el Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la Universidad Central de Venezuela, uno de los centros de investigación de mayor exigencia académica de mi país. De allí que pude combinar los temas de innovación con la gestión documental en las organizaciones modernas y desarrollar trabajos de investigación centrados en estos interesantes temas. Tuve la oportunidad de dictar clase en esta maestría lo que fue un gran reto profesional.

Sobre mi experiencia en el campo laboral ha sido diversa, por 24 años trabajé en la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela (UCV) consolidando su Departamento de Información, Documentación y Archivo, fue una experiencia inolvidable llena de satisfacciones, ya que, junto con el mejor de los grupos de trabajo que un profesional puede tener, logramos diseñar e instalar el mejor archivo de toda la UCV, tanto en materia de recursos humanos como de espacios físicos, equipos y mobiliario. Nos faltó hace muchas cosas, pero fue una gran escuela para quienes participamos en este proyecto que a su vez apoyó a la formación de muchos profesionales de la archivología venezolanos. 

De igual forma trabajé como docente por 17 años en la Escuela de Archivología y Archivología de la UCV dictando diversas materias de su pensum, desarrollando mi actividad investigativa ya sea de manera individual, con estudiantes e investigadores, algunos quienes se encuentran laborando hoy en día en otras universidades e instituciones del mundo entero dada la emigración del talento humano venezolano debido al problema político y económico de mi país de origen.

Aún me quedaba algo de tiempo para incursionar en el mundo del emprendimiento, por lo que el 2007 junto con mi hermano Economista y un amigo Informático creamos la empresa de consultoría Proyectos Archicom, con la cual junto con otros amigos y colegas de diversas profesiones, pudimos dictar más 100 cursos de capacitación en los diez años que estuvimos funcionando en Venezuela, así como realizamos diversas asesorías técnicas a empresas como Petróleos de Venezuela, Nestlé Venezuela, Schllumberger, Seguros Altamira, Universidad de Yacambú, Preca, entre muchas otras. 

En el año 2015 recibí un llamado de parte del Consejo de Educación Superior del Ecuador para ayudarles a capacitar a 60 coordinadores de los archivos de las universidades de ese país, por lo que, junto con una colega venezolana, dictamos tres cursos de capacitación con una duración total de 120 horas, esto bajo financiamiento de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). Esta actividad dio pie a realizar en el año 2016 tres investigaciones de gran importancia como son la consolidación de una serie de Directrices para la Consolidación de Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos para las Instituciones de Educación Superior (IES) del Ecuador; una propuesta de indicadores para la evaluación institucional de las IES del Ecuador; y un estudio del desarrollo y prospectiva de la oferta académica de carreras de grado y postgrado referidas a la Archivología y Gestión Documental, así como se logró organizar el Primer Encuentro Nacional de Archivos Universitarios, investigaciones y evento también financiados por la OEI y el CES.

Posteriormente en el año 2017 estuve realizando algunas asesorías a dos universidades del Ecuador, la Universidad Técnica de Ambato y la Universidad Técnica Particularde Loja, con el fin de planificar el desarrollo de sus Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos y ya desde el año 2018 me encuentro bajo contrato coordinando el Archivo Institucional de la Universidad Técnica de Ambato en Ecuador, fecha en que de forma definitiva emigré de Venezuela a este bello país. 

(Archivoz) cuéntanos sobre tu experiencia en archivos universitarios.

(AS) Como he mencionado anteriormente mi experiencia ha estado centrada en consolidar Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos para universidades, aun cuando he realizado asesorías a diversas organizaciones trabajando diversos temas o requerimientos.  El trabajo en archivos universitarios ha incluido la gestión tanto de documentos físicos como electrónicos de estas instituciones. Esto ha permitido desarrollar proyectos de diseño y acondicionamiento de espacios físicos para albergar grandes masas documentales, incluyendo la selección y dotación de materiales y equipos de trabajo, al igual de determinar espacios para el recurso humano y la atención de usuarios. Asimismo, he adquirido conocimientos teóricos y prácticos sobre gestión de procesos, con lo cual los proyectos que he desarrollado incluyen la elaboración de manuales de procedimientos e instructivos especializados en gestión documental, tema que me apasiona ya que considero fundamental el estandarizar los diversos procesos que se ejecutan en un Sistema de Gestión de Documentos y Archivos. 

Indudablemente parte de mi trabajo también ha estado centrado en la elaboración de instrumentos técnicos archivísticos como Cuadros de Clasificación de Documentos tanto funcionales como orgánicos-funcionales, al igual que Tablas de Retención Documental. 

Adicionalmente he tenido la gran oportunidad de trabajar con informáticos durante toda mi carrera profesional por lo que he podido adquirir experiencia en el diseño y desarrollo conjunto de sistemas automatizados de información, actividad que es muy importante tanto a la hora de llevar los inventarios documentales como de implementar la gestión electrónica de documentos. 

Finalmente he podido emprender y gestionar proyectos de digitalización documental, así como de capacitación del recurso humano, por lo que considero durante mis años como archivólogo he podido reunir una serie de conocimientos y experiencias que me permiten elevar la competitividad y calidad de la organización donde esté laborando, a través de la gestión de sus documentos físicos y electrónicos. 

(Archivoz) Desde tu perspectiva, ¿cuál es el estado actual de los archivos universitarios en América Latina?

(AS) Es muy diferente la situación en cada país, como también lo es para cada una de sus universidades ya sean públicas o privadas. Son realidades distintas. Lo que si he visto es que existe un interés cada vez más arraigado en insertar a la gestión documental como parte de la estrategia institucional universitaria, sin embargo, hay mucho por trabajar. Considero que el mundo de la gestión documental en universidades es muy distinto al de las empresas, no sólo por las tipologías documentales que una universidad genera, mucha de ellas de índole histórica, sino también por la diversidad de requerimientos de información y usuarios que tienen los archivos universitarios. Su importancia es vital para cualquier país y en verdad que aún hay mucho que trabajar, pero sobre todo sensibilizar a docentes y autoridades sobre la importancia de los archivos, documentos e información universitarios. Una universidad con un Sistema de Gestión de Documentos y Archivos tanto físicos como electrónicos es otra cosa, es sinónimo de calidad, transparencia, buen servicio y de conservación-difusión de su patrimonio documental e histórico. 

Un aspecto interesante en el que he podido trabajar en los años que llevó en el Ecuador, es el de realizar una propuesta de indicadores especializados en gestión documental para las universidades ecuatorianas, trabajo que si bien ha sido técnico y de asesor al Consejo de Educación Superior, se ha logrado impulsar a través de la Red de Archivos Universitarios del Ecuador creada en el 2015, y del empuje de su directiva y de los coordinadores de las más de 60 universidades de este país,  a fin que se inserten algunos indicadores o requerimientos en materia de gestión documental de las universidades ecuatorianas en el modelo de evaluación institucional aplicado entre septiembre y diciembre del 2019,. En el mes de marzo del año 2020 se presentarán los resultados de esta primera evaluación que se hace a la gestión documental universitaria ecuatoriana, por lo que los datos obtenidos serán de gran importancia para estas instituciones, en virtud que se está dando un cambio positivo sobre el tema, dándole un importante papel a los archivos y a la gestión de los documentos universitarios.

(Archivoz) Siempre hemos pensado que los archivos universitarios tienen un público objetivo muy grande y accesible, como lo son los estudiantes. ¿Qué tan cierto es este escenario?

(AS) En realidad, los archivos universitarios y sus servicios-productos se deben a una diversidad de usuarios entre estos estudiantes, pero también empleados, docentes, investigadores y público en general. Por lo que los encargados de los archivos universitarios deben detectar cuales son los requerimientos de cada grupo y generar, productos, servicios y tecnología para cubrir sus expectativas, lo ideal es que con sus ideas vayan generando diversos tipos de innovación las cuales ejerzan un verdadero cambio en la calidad de las universidades y sobre todo el preservar para las generaciones futuras la interesante e importante información y documentación que estas instituciones han generado. 

…Continuará