Archivo municipal

«Hemos sabido refundir diferentes opciones de difusión y comunicación en una única herramienta»: Entrevista a María Isabel Vila González, Jefe del Servicio del Archivo Municipal de Málaga

Hoy tenemos el placer de entrevistar a María Isabel Vila González, Jefe del Servicio del Archivo Histórico y Administrativo-Intermedio del Ayuntamiento de Málaga.

Nos va a contar como ha nacido “El Archivo sale a la calle” (ARCA), presentada el 17 de febrero de 2020, la aplicación móvil que ofrece un recorrido por la historia de la ciudad de Málaga gracias a la geolocalización de fotografías antiguas. La Aplicación incluye 40 instantáneas y 15 planos correspondientes a edificios o trazados de vías urbanas. Alrededor de 30 fotografías llevan asociadas placas físicas, con códigos QR, que han sido ubicadas  en los lugares exactos desde donde fueron fueron tomadas hace 70, 80 o 100 años. ARCA es  una App gratuita, disponible para Android e IOS, bajo las credenciales del Ayuntamiento de Málaga. Además de en español, los contenidos se muestran en inglés y francés. Y, por cierto, :

#UnArchivoEs un centinela del conocimiento y las voces del pasado que trabaja para conservar la memoria y la historia del futuro” Clic para tuitear
(Archivoz) Muchas gracias por estar hoy con nosotros, ¿qué le parece si, para comenzar, nos habla un poco de su institución?

(MIV) El Archivo Municipal es el Archivo del Ayuntamiento de Málaga y por lo tanto conserva y difunde toda la documentación generada por el principal órgano de gobierno de la ciudad desde su creación, en el año 1489, hasta nuestros días. Eso se traduce en un volumen  considerable de documentación, unos 15 Kilómetros lineales, producto y reflejo de las actividades y gestiones municipales durante siglos. Somos por lo tanto, un centro de referencia  para reconstruir la historia de la ciudad pero  al mismo tiempo un  instrumento esencial para el trabajo diario en muchos departamentos municipales. Como cabecera técnica del Sistema Municipal de Archivos, también estamos colaborando y trabajando, activamente, en la implantación y desarrollo de la Gestión de Documentos Electrónicos en nuestra institución que incluye la materialización, con todas las garantías, del Archivo Electrónico Único.

(Archivoz) Vuestro proyecto reivindica la historia, memoria, e identidad de la ciudad; contadnos, ¿en qué consiste el uso de esta aplicación?

(MIV) Dentro de nuestro  valioso Patrimonio Documental se localiza nuestro Fondo Fotográfico integrado por más de 15.000 imágenes con una cronología amplia que arranca en el siglo XIX. De este conjunto global se ha realizado una cuidadosa selección para su incorporación a  ARCA.

Esta Aplicación ofrece al usuario diferentes funcionalidades:

  • Un Mapa interactivo donde están  reflejados los distintos puntos de interés.
  • Un sistema de notificaciones o avisos de la cercanía  de los hitos cercanos
  • Diferentes enlaces a “Más información” donde el usuario puede encontrar  datos adicionales sobre cada imagen o documento. Al mismo tiempo, se ofrece  información sobre el proyecto ARCA y la Aplicación enlaza a la  Web del Archivo y  a nuestro catálogo on line en varios de sus puntos.
  • Los contenidos están, además  categorizados por familias con lo que es posible visualizar sólo las imágenes asociadas a un grupo temático. Por citar algún ejemplo:
      • La Málaga invisible (edificios y zonas desaparecidas)
      • La ciudad litoral y el Puerto
      • Comercio y Cultura
  • Es posible, igualmente, compartir contenidos, directamente a través de la App en las redes sociales y  también marcar como favoritos algunas de los hitos.
  • Incorpora un potente lector de códigos QR que permite visualizar directamente la imagen asociada a las placas ubicadas en el mobiliario urbano.

Uno de los aspectos más importante de ARCA, que me gustaría destacar,  es su posibilidad de aumentar el contenido. Esto nos permite plantearnos nuevos objetivos y fases de desarrollo en un futuro.

(Archivoz) ¿Cómo surgió la idea? Porque está claro que han sabido adaptarse y sacar partido a la revolución en el mundo digital en la que vivimos actualmente.

(MIV) Este proyecto fue fruto, curiosamente,  de “un sueño”. La idea es una evolución de una actividad que organizamos dentro de una  de las ediciones de la Noche en Blanco, que cada año se celebra en nuestra ciudad, organizada por  el Área de Cultura, y que aglutina un variado número de iniciativas.  En aquella edición  la temática central elegida  fueron  “Los Sueños”. Desde el Archivo Municipal diseñamos una actividad que ofrecía  “Ventanas Oníricas”, que conectaban pasado y presente, repartidos por distintos puntos  de la ciudad. Para ello colocamos vinilos, con  códigos QR, que permitían a través de cualquier móvil o tablet, visionar la fotografía correspondiente a cada ubicación.

Tuvo un gran éxito y decidimos repensar el proyecto para enriquecerlo y potenciarlo con el uso de las nuevas tecnologías. Queríamos crear una oferta cultural interesante pero sobre todo estable en la ciudad. Una vez marcados los objetivos y contenidos,  presentamos  el Proyecto a un Premio de Innovación, organizado por el Departamento de Calidad del Área de Personal de nuestro  Ayuntamiento,  y lo ganamos. Este Premio nos permitió desarrollar la App de ARCA.

(Archivoz) Vuestro proyecto está dirigido a aumentar la visibilidad ciudadana, además de aportar una nueva visión en las actividades de ocio y culturales. Sin embargo, ante el valioso patrimonio documental de su archivo, ¿está enfocado el uso de la aplicación también a atender a un tipo de público más especializado como el profesional de la información, investigadores o estudiantes?

(MIV) Uno de los aspectos más destacables  de esta  App es su versatilidad, ya  que resulta interesante tanto para el público generalista como para  aquellos que tienen un perfil de carácter más profesional o científico. El tratamiento técnico que se ha dado a los documentos ha sido muy riguroso y cumple todos los requisitos de  los estándares y normas asociadas a la descripción archivística. Y todo ello intentado ofrecer, al mismo tiempo, un resultado final atractivo, ágil y fresco para cualquier perfil.

En el Archivo Municipal creemos que lo científico no tiene por qué estar reñido con la claridad de contenidos e incluso podemos plantearnos ofrecer un producto “divertido”.

Por ello nuestro público objetivo es muy amplio: ciudadanos, turistas, estudiantes, profesores, investigadores…

(Archivoz) Un proyecto de tal envergadura necesita un equipo multidisciplinar ¿cuál es vuestro perfil profesional?

(MIV) El esquema y desarrollo de la estructura de los contenidos ha sido resultado del trabajo  del equipo humano del Archivo Municipal,  fundamentalmente del personal Técnico con colaboración, en aspectos puntuales, del personal auxiliar.

Ha sido vital el asesoramiento continuo de los  especialistas en nuevas tecnologías de la  empresa que ha diseñado la App, Ingenia,  que ha tenido una gran paciencia con nosotros. Y como no citar el apoyo y la aportación del Centro Municipal de Informática.

Los Servicios Operativos del Ayuntamiento también han sido esenciales. Gracias a ellos hemos colocados las placas por la ciudad. Quiero destacar que hemos contado, en este proceso,  con la colaboración de numerosos comercios y empresas de Málaga que amablemente nos han permitido colocar las placas en las fachadas de sus negocios.

(Archivoz) ¿Cuáles son los problemas principales que habéis tenido a la hora de desarrollar esta herramienta?

(MIV) Tenemos un importante volumen de material fotográfico muy interesante y la selección ha sido difícil. De hecho se han  realizado varios filtros hasta obtener el producto final que nos parecía más adecuado.

Otro aspecto complicado fue  la elaboración de la información que acompañan a los hitos que ofrece la Aplicación, donde es importante saber destacar de una forma muy resumida los datos más valiosos.

La geolocalizacion también ha tenido sus más y sus menos ya que los paseos por la ciudad, y las consultas a Google Maps, han sido continuos  durante todas  las fases del diseño de la Aplicación.

A ello hay que sumar la conexión con nuestras herramientas tecnologías y nuestras redes sociales. En resumidas cuentas,  un trabajo complejo donde hay que interconectar muchos elementos y que requiere de numerosas revisiones hasta llegar a la versión final.

(Archivoz) ¿Cuál ha sido la acogida del proyecto por parte de los usuarios?

(MIV) Muy buena. Creo que ofrecemos  un producto atractivo para cualquier grupo de interés al margen del contexto o del  perfil específico formativo o profesional. Un dato curioso es que durante el confinamiento, también,  hemos sacado partido a esta App,  a través de nuestras redes sociales, para lo que creamos incluso un hashtag #ARCAdesdecasa

Durante el confinamiento, también, hemos sacado partido a esta App, a través de nuestras redes sociales, para lo que creamos incluso un hashtag #ARCAdesdecasa Clic para tuitear
(Archivoz) ¿Y por parte de los profesionales de la Información y Documentación?

Hemos recibido muchas felicitaciones y creemos que seguramente, otras instituciones seguirán  un camino parecido al nuestro. Nuestra principal aportación creemos que radica en haber sabido refundir diferentes opciones de difusión y comunicación en una única herramienta y siempre sin olvidar los aspectos metodológicos y técnicos de nuestra profesión. Creemos que con ellos estamos contribuyendo a mejorar la visibilidad del Patrimonio Documental ofreciendo un producto actual, accesible y que puede ser interesante para cualquier perfil.

 

Imagen de portada:

*Imágenes cedidas por el Archivo Municipal de Málaga.

“Me gustaría poder llevar a cabo la digitalización del fondo histórico“: entrevista a María Luísa Vílchez, archivera en el Archivo Histórico Municipal de Baena.

En esta ocasión hablamos con Mª Luísa Vílchez Rodríguez, Licenciada en Historia Moderna por la Universidad de Granada  y Matrícula de Honor en Paleografía Moderna, por dicha Universidad. Transcribió el expediente que dió nombre a la edición del libro “Los Naturales del Reino de Granada Expulsados de Baena (1609-1610), publicado por el Ayuntamiento de Baena, a través de la Fundación Centro de Documentación Juan Alfonso de Baena en el año 2013. Para conocer más sobre el Ayuntamiento de Baena ir a la página web: https://www.baena.es

«Afortunadamente el colectivo de cronistas oficiales está cada día más preparado y concienciado en su labor». Entrevista a Ildefonso Alcalá, Archivero y Cronista

En esta entrevista tenemos la oportunidad de entrevistar a Ildefonso Alcalá Moreno, Archivero Municipal y Cronista Oficial de su localidad, Jódar, un municipio de la comarca conocida como Sierra Mágina en la Provincia de Jaén (España), antes de pasar a las preguntas, agradecer su tiempo a Ildefonso, que no es mucho.

(Archivoz) La figura del Cronista Oficial en una ciudad suele vincularse a los archivos municipales, en el caso de esta ciudad jiennense de Jódar es más evidente si cabe por ser usted tanto el archivero como el cronista; ¿cómo es el día a día de su trabajo como cronista y archivero?

(Ildefonso Alcalá): Bueno, pues es una labor apasionante, para los que nos interesa la conservación y divulgación de nuestra historia. El ingente volumen de información conservado y las nuevas líneas de investigación en otros fondos documentales, abren numerosas vías que hay que ir canalizando. Mi día a día, aparte de los asuntos administrativos cotidianos, se centra fundamentalmente en el análisis y estudio de diversa documentación y en la planificación cultural de municipio. Igualmente atiendo cuantas peticiones de información me solicitan, que afortunadamente, cada día son más.

Los cronistas oficiales fueron las primeras personas que dieron la importancia debida a los fondos documentales custodiados en los ayuntamientos, y que en la mayoría de los casos, estaban muy descuidados y olvidados. 

Ellos fueron garantes de su contenido, ordenación precaria y su difusión; lejos deben quedar estereotipos – muchas veces malintencionados-, sobre la integridad del cronista en la preservación estricta de la documentación en el fondo municipal, o la consigna científica de las fuentes documentales en sus trabajos de investigación. Afortunadamente el colectivo de cronistas oficiales está cada día más preparado y concienciado en su labor.

(Archivoz) En su gestión difusora del patrimonio local, quienes le seguimos la pista sabemos que las redes sociales son claves, de hecho gestiona varios grupos de interés genealógico e histórico en Facebook, ¿qué ha supuesto para la Cultura de Jódar la irrupción de estos medios? ¿Cómo valora su experiencia?

(IA): Pues un logro importante, si se sabe canalizar. Jódar por circunstancias socio-económicas tiene una amplia población dispersa a lo largo de la geografía, estas redes sociales ayudan a la unidad de todas esas familias, y por lo tanto sirven de vínculo constante entre el pueblo de origen y su actividad cotidiana donde residen o desarrollan su profesión. Llevo un tiempo intentando interactuar con todos los seguidores, ahora estamos iniciando un proyecto novedoso para esta provincia, pero que ya se desarrolla en otras de nuestra comunidad: la indexación de información demográfica con el fin de agilizar las búsquedas genealógicas.

(Archivoz) A pesar de este “mundo virtual” también le hemos visto como guía con grupos escolares, de mayores, gracias a su labor, se asegura que el patrimonio histórico y cultural de Jódar sea conocido por los más pequeños. ¿Qué reacciones son las que más le sorprenden?

(IA): Bueno, desde hace 35 años, llevamos realizando campañas de difusión de nuestro conjunto histórico, algo que hoy es cotidiano en la vida de muchas ciudades, en aquella época que surgiesen iniciativas desde el sector privado, pues era novedoso. Para mí, es una gran satisfacción el acercar a las diversas sensibilidades culturales una información asequible sobre espacios y lugares de la vida cotidiana, conocidos por todos, pero desconocidos en cuanto a su historia.

Para la gente que siempre ha vivido aquí, es una sorpresa conocer historias, acontecimientos o anécdotas de esos lugares. Es enriquecedor el cariño e interés que me demuestran pues adapto las explicaciones para que sean entendidas por todos.

(Archivoz) Ha sido nombrado recientemente Académico correspondiente extranjero de la Academia de Letras e Artes de Portugal, ¿qué implica esta nueva responsabilidad internacional para Ildefonso y para Jódar?

(IA): Estos nombramientos, no son sino la consecuencia de una trayectoria dedicada al mundo de la cultura y la apertura de nuevos cauces de comunicación y de intercambio de experiencias con nuestros amigos portugueses, relaciones que se irán incrementando con proyectos que daremos a conocer próximamente.

(Archivoz) Deseando conocer esos proyectos Ildefonso. Como gestor cultural indiscutible de su municipio, ¿con qué medios y apoyo cuenta? Porque como hemos podido observar “no para”.

(IA): Se cuenta con el apoyo institucional del Ayuntamiento de Jódar, desde la Concejalía de Cultura, Festejos, Turismo y Nuevas Tecnologías, que es donde estoy encuadrado se promueven más de trescientas actividades a lo largo del año, lo cual para una población que ronda los 12.000 habitantes ya es mucho, esta ciudad obtuvo el premio “Educaciudad”, concedido por la Junta de Andalucía.

Los medios son los propios de un pequeño municipio, con perseverancia y voluntad, se van subsanando las carencias, y elaborando resultados satisfactorios. Actualmente se está construyendo y ampliando un nuevo archivo histórico municipal, eso es una apuesta firme por la preservación de nuestra historia y por la investigación. El que trabajes en lo que te gusta, ayuda a ese “sin parar” que comencé con tan sólo quince años.

(Archivoz) ¿Hacia dónde va el Patrimonio Cultural de la ciudad de Jódar? Qué proyectos tiene en mente su cronista oficial y archivero municipal?

(IA): Con la declaración de conjunto histórico, el patrimonio de Jódar se ha puesto en valor. Hoy su centro de visitantes del castillo, es de los más visitados de la provincia de Jaén, y más de 20.000 personas se acercan a lo largo del año a conocer Jódar.

La conservación de sus edificios monumentales está asegurada, queda la concienciación ciudadana para el mantenimiento de edificios privados y el respeto a las normas urbanísticas establecidas para un conjunto histórico.

Proyectos…, varios, el próximo año se celebra el centenario de la concesión del título de ciudad a Jódar y ya estamos colaborando en la organización de diferentes actos.

Como archivero se está trabajando en la edición de dos nuevos libros sobre historia de la ciudad, y en la adecuación del nuevo archivo histórico municipal. Seguimos con los proyectos de digitalización del patrimonio documental, tanto público como privado, o la catalogación de la fototeca, que actualmente cuenta con más de 500.000 imágenes desde el año 1850, esperamos que el resultado, en parte, de estos trabajos pueda ser consultado en un espacio web.

Y para finalizar:

(IA): Agradecerte el que te hayas acordado de mí, y tus palabras sinceras de cariño hacia mi persona.

Sabéis que la tarea de los archiveros e investigadores, muchas veces es ingrata, por la incomprensión de quienes no entienden o valoran estas actividades, o no reconocen el tiempo invertido en cualquier artículo, trabajo, y no digamos, libro.

Preservar nuestra historia es una obligación y garantía, una responsabilidad que exige dedicación, esfuerzo y mucho cariño por lo que uno hace.

Muchas gracias.

«El público debe saber que los archivos no son «almacenes de papeles viejos»»: Entrevista a Agustín del Valle, director del Archivo Municipal de Algeciras

Hoy os presentamos la entrevista con Agustín del Valle, que desde 2005 es director del Archivo Municipal de Algeciras.

(Archivoz) Actualmente trabajas como director en el Archivo Municipal de Algeciras, pero vamos a los inicios. ¿Dónde y cuándo supiste que tu vida estaría ligada a este mundo del archivo?

(Agustín del Valle) Siempre, desde niño, me atraían los archivos, las bibliotecas, los anticuarios, museos,  y lugares con historia. Me daban ganas de saber más, de preguntar, de investigar. Luego, en la Universidad de Granada, en mis estudios de Ciéncias y Técnicas Historiográficas tuve que acudir a algunos archivos, a las fuentes escritas, para aprender no sólo la faceta investigadora, sino también las funciones de los mismos. Y fueron experiencias que me llenaron mucho, sentía y siento que es a lo que quiero dedicarme. Conservar, transmitir, investigar… Y todo empezó a ser un terreno más firme a través de la Paleografía y Diplomática, con mi querida profesora Amparo Moreno Trujillo.

(Archivoz) ¿Nos puedes hacer un breve resumen de tu trayectoria?

(AV) Soy licenciado en Filología Hispánica y en Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas, ambas por la Universidad de Granada. Diploma de Estudios Avanzados de tercer Ciclo en el área de Ciencias y Técnicas Historiográficas, por la misma Universidad. Tuve una beca «Erasmus», en mi último año de la carrera de Historia, en la Università degli Studi di Cagliari (9 meses), profundizando las relaciones hispano-italianas, sobre todo aquellas con la Corona de Aragón, además de ampliar estudios en Arqueología, Arte e Historia. Tan buena experiencia fue, que luché por conseguir una beca de investigación del convenio bilateral España-Italia de los Ministerios de Asuntos Exteriores de ambos países y así volví a Cagliari para una investigación durante 8 meses. Fruto de esta segunda estancia fue mi investigación sobre «Las cartas reales de la Corona de Aragón en el tránsito de la Edad Media a la Edad Moderna en el Archivo de Estado de Cagliari». Luego, al volver a España, profundicé en los estudios de Archivística, con diversos cursos, de los que destaco el diploma de Especialista Universitario en Archivísica, que lleva a cabo la Fundación UNED con la Fundación Carlos de Amberes. Por último, quiero destacar que soy profesor-tutor del Centro UNED del Campo de Gibraltar, impartiendo diversas asignaturas a los largo de los últimos 15 años. Sobre todo me gusta dirigir los trabajos de Fin de Grado/Máster/Curso. En 2005 tuve la responsabilidad de organizar y abrir al público el Archivo Municipal de Algeciras, ya que no existía, y me dediqué a ello con un equipo. Ahora el Archivo Municipal de Algeciras es una realidad, de lo cual estoy muy orgulloso.

(Archivoz) Es interesante saber cómo se relaciona tu labor de director del archivo con tus otros trabajos como profesor de Historia del Arte y Sociología en la UNED, Jefe de Protocolo…

(AV) Como has visto, soy una persona muy curiosa y me puedo interesar por muy diversas cosas o materias. Antes de dedicarme al Archivo Municipal, fui jefe de protocolo de la Alcaldía. Y como tal, incluso llevé a cabo la ceremonia de inauguración del Archivo en 2005. En mi Centro UNED también suelo colaborar en la ceremonia de la apertura académica del curso. Y en mi faceta de archivero, cuando organizo una exposición, también me gusta ocuparme de estos temas. Colaboro con quien me pida ayuda en cuestión de organizar cualquier acto (secuencia, colocación de banderas oficiales, asiento de autoridades, saludas, etc.). También soy alférez reservista voluntario del Ejército del Aire, con destino en la Base Aérea de Cuatro Vientos, como oficial de protocolo y relaciones públicas. Destacando de esto, la activación que tuve de un mes en agosto de 2012, con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI, que ya podéis imaginar que la viví intensamente en un lugar destacado pero discreto. Estoy abierto a nuevas experiencias o retos, siempre dentro de mis posibilidades y, por supuesto, de mi tiempo.

(Archivoz) Centrándonos en tu puesto como director, háblanos del Archivo Municipal de Algeciras.

(AV) Como ya dije, se inauguró en 2005, y empezamos organizando toda la documentación desde cero, crear el inventario, bases de datos, la organización administrativa, el préstamo interno, la sala de consulta al público, la difusión cultural, la formación, etc. Ahora, tras estos años, el Archivo Municipal es una dependencia más, que sirve al ciudadano, a otras instituciones y al propio Ayuntamiento. Además, hemos firmado convenios sobre distintos tipos de colaboración con otras instituciones. Por citar el último convenio firmado, en 2018, ha sido con el Colectivo Fotográfico UFCA, para un proyecto de creación de una Fototeca Municipal. Y como exposiciones, lás últimas han sido: «La fábrica de fideos y chocolate de Ottone» (historia de una industria local durante más de un siglo, junio-julio 2017), «Fútbol Especial» (historia del fútbol en Algeciras; agosto-septiembre 2017), «Niños Expósitos» (sobre la situación de los niños expósitos en el siglo XIX y primer tercio del siglo XX; noviembre-diciembre 2017), «Algeciras sobre ruedas» (noticias sobre el desarrollo del transporte por carretera, gasolineras y talleres; junio-julio 2018). Me gusta que el Archivo Municipal esté vivo y vaya mostrando diversos aspectos de sus fondos documentales y las exposiciones sean una manera más de relacionarnos con el público. Incluso hacemos partícipes a algunos ususarios, que colaboran en estas exposiciones.

(Archivoz) ¿Cómo crees que se encuentra la situación del Archivo Municipal de Algeciras en comparación con otros municipios?

(AV) En primer lugar, hay que señalar que somos un archivo municipal, distinto en sus circunstancias a archivos de otras instituciones, con otros medios y otra manera de acometer el trabajo.

Con respecto a la situación con otros archivos municipales de nuestro entorno, creo que todos estamos más o menos igual en cuanto a personal y organización. Yo veo a Algeciras en un término medio, en general, cuando asisto a las Jornadas Provinciales de Archivos e intercambio ideas y puntos de vista con mis colegas. Quizás el nuestro destaque un poco más, sea más dinámico, en cuanto a difusión cultural y en convenios. Hemos proyectado mucho nuestra labor hacia afuera porque había una necesidad en Algeciras por saber qué era un archivo y para qué sirve.

(Archivoz) ¿Crees que existe un interés por la custodia de los documentos de la provincia de Cádiz?

(AV) Yo creo que si, cada vez más en las últimas décadas. La prueba de ello la veo incluso en Algeciras, que tomó conciencia de que era una barbaridad que no tuviera un archivo y se apostó por abrirlo en las mejores condiciones que pudimos. Los archiveros siempre hemos tenido la misión de concienciar sobre la importancia de los archivos y creo que la ciudadanía cada vez va apreciando y valorando nuestra labor. Indudablemente, creo que nuestras autoridades deben de apoyarnos y prestarnos más atención, no sólo cuando celebramos el Día Internacional de los Archivos o cuando seamos noticia por algo, sino en el día a día, en algunos equipamientos, así como destinar una partida presupuestaria propia al archivo para las necesidades del mismo. En este sentido, creo que nuestros responsables deberían tomar más en serio lo que ya es una realidad, la administración electrónica, y hacer partícipe de la misma a los archiveros.

(Archivoz) ¿Cómo ve el Archivo de Algeciras dentro de 20 años?

(AV) Me gusta imaginarlo como un archivo que se va adaptando a las necesidades de la sociedad y a los retos que van surgiendo, como la mencionada adaptación a la administración electrónica. Espero que cada uno de sus aspectos sea tratado por expertos en la materia.

(Archivoz) ¿Cómo ve la difusión de la Archivística en esta provincia?

(AV) Creo que sin prisa pero sin pausa. Aparte de la labor que cada archivero hace en su archivo correspondiente, querría destacar el trabajo del Archivo Histórico Provincial de Cádiz, que con mayores medios y personal, organizan las Jornadas Provinciales de Archiveros, otros cursos más específicos, así como el asesoramiento y apoyo a nuestras demandas en todo aquello que pueden. También veo con agrado iniciativas como las escuelas-taller para formar a auxiliares de archivos, como la impulsada por Diputación de Cádiz en el Ayuntamiento de Los Barrios, donde un grupo de gente joven y trabajadora, se concienciaron con esta profesión, a la vez que organizaron con sus monitores el Archivo Municipal de Los Barrios, realizando un extraordinario trabajo de puesta a punto y reapertura del mismo.

El público debe saber que los archivos no son «almacenes de papeles viejos», sino unos centros de trabajo que prestan importantes servicios, empezando por el acceso y el derecho a la información en los términos que permite la Ley, organización de la documentación, conservación, difusión, etc. Se trata de la memoria de un pueblo y la custodia de un patrimonio cultural. Son ya no sólo ciudadanos, sino incluso colectivos los que están apreciando cada día más nuestra labor. En este sentido, tengo que decir que el Centro de Educación de Adultos «Juan Ramón Jiménez» de Algeciras, nos ayuda y colabora en esta labor y muchos de sus alumnos aprenden sobre el uso y disfrute responsable de nuestros servicios. Creo que la suma de todos y cada uno de nosotros y de nuestras instituciones harán que los resultados sean mejores.