Archivistas

«Los gremios son la comunidad donde podemos encontrar el espacio para manifestarnos profesionalmente». Entrevista a John Cuervo, Presidente de la SCA

John Francisco Cuervo Alonso, es un colega y amigo archivista, que hace tiempo queríamos entrevistar, pues su visión de la archivística y la gestión documental y sobre todo su experiencia, lo hacen un candidato a darnos una entrevista que guste a nuestro público. Por fortuna esperamos un poco y ahora, por fin tenemos el gusto de contar con su conocimiento y experiencia.

Actualmente, John es presidente de la Sociedad Colombiana de Archivistas la cual viene en un crecimiento vertiginoso que seguro le permitirá posicionarse muy bien en el campo gremial y consolidar grandes éxitos.

John, bienvenido a Archivoz. Como mencioné, es un gusto poder conversar contigo.

(John Francisco Cuervo) Apreciado Sergio y a todo el equipo de Archivoz, por supuesto y el gusto es mío, agradezco la deferencia en invitarme a este espacio.

(Archivoz) cuéntanos un poco de tu paso por la docencia

(John Francisco Cuervo) Mi primer ejercicio docente se dió en el segundo semestre del año 2002, en una situación de salida de una Profesora y me invitaron a que asumiera la materia, Bases de datos II, de la Decanatura de la Facultad de Sistemas de Información, Bibliotecología y Archivística de la Universidad de La Salle, institución de la cual soy egresado, como reemplazo en ese momento y que hice con entusiasmo, pero con toda la novatada del caso, dado mi escaso conocimiento pedagógico.

Lo recuerdo muy particularmente porque varios de sus alumnos, hoy en día son colegas con los cuales hemos compartido en proyectos y en determinados ejercicios, entre ellos recuerdo a Luis Eduardo Peña, John Fredy González (expresidente de la SCA), John González Flores, Claudia Villate, entre otros destacados profesionales que hicieron parte de ese grupo. Sin embargo, dado que no había graduado de la Especialización en Redes de Información, programa que desarrollo la Pontificia Universidad Javeriana, no tuve la opción de continuar dictando la materia. Posteriormente, a inicio del año 2007, por supuesto ya graduado de la especialización, fui invitado por la Dra. Ruth Helena Vallejo, en ese momento Decana de la Facultad de Sistemas de Información, Bibliotecología y Archivística de la Universidad de la Salle, a integrar el equipo de profesores para el área de tecnología, ejercicio que acompañé hasta finales del año 2008. La buena nueva es que volví a la catedra, pero esta vez en el nuevo programa de Archivística y Gestión de la Información Digital de la Universidad Distrital, el cual esta coordinado por la Dra. Ruth Vallejo.

(Archivoz) John, hablamos sobre los gremios archivísticos en general. ¿Por qué son importantes y por qué los archivistas debemos interesarnos en ellos?

(JFC) Empecemos con lo primero, porque son importantes. Los gremios son la comunidad donde podemos encontrar el espacio para manifestarnos profesionalmente, es decir, luego que nos graduamos, de alguna forma nos desvinculamos del entorno académico, en la mayoría de los casos, y nos queda el espacio del gremio donde podemos no solo mantener nuestra comunidad profesional con la cual nos formamos, sino que además la ampliamos porque allí participan, o deberían participar todos aquellos que hacen parte de esta, o como mínimo, deberían hacerse representar allí.

Este espacio es el que permite darnos visibilidad, no solo desde lo profesional, sino como instancia idónea de consulta para el Estado y para Sociedad. Dicho esto, es paradójico que nuestro gremio este tan, numéricamente hablando, mal representado y que los colegas en vez de buscar incluirse manifiesten su inconformidad con los mismos, de un lado, no integrandose a ellos, pero lo mas grave es dañino para la profesión, descalificándolos sin hacerse parte activa de los mismos y la importancia que esto conlleva, porque en, sentido gremial, la unión hace la fuerza y a pesar que muchos de nuestros colegas tienen unos vínculos laborales aceptables, existe otro tanto que no logran que se respeten los espacios profesionales que les corresponden a quienes se han formado en la base en esta noble profesión, y que además de ello, seamos satanizados por quienes no solo desconocen este ejercicio profesional, sino que además, se han conocido casos, donde las entidades u organizaciones han terminado afectadas por su vinculación. Lo anterior, sin mencionar, las afectaciones y los problemas que se han originado algunas entidades que son proveedores de servicios archivísticos, a los que yo denomino los mercaderes de los archivos, que, al desconocer a los profesionales archivistas, priman el beneficio del lucro a toda costa, sobre los resultados, que en algunos casos han sido nefastos para los archivos de las entidades y por supuesto para nuestra sociedad.

(Archivoz) Seguro tienes una visión global de la situación de las entidades gremiales, ¿qué puedes compartirnos?

(JFC) No como quisiera, pero si puedo indicarte que elementos veo. En el ámbito archivístico es importante decir que, dentro del Consejo Internacional de Archivos, el ente rector de archivística, en el mundo, existe un Comité Directivo de Asociaciones Profesionales que tiene 43 años de existencia y que realizó su última reunión anual en Santiago de Chile, en mayo 2019, evento que por primera vez se realizó en Suramérica.

Ahora bien, que asociaciones participaron de esta parte del continente, salvo la Asociación de Archiveros de Chile, que preside nuestro colega y amigo Eugenio Bustos, creo que muy pocas y de Colombia ninguna. Esto es muy diciente de cual es la situación gremial en este ámbito regional, con el agravante que ALA, el capítulo Iberoamericano de ICA, no tiene aun conformado un comité o grupo de asociaciones nacionales de profesionales archivistas o archiveros o archivólogos, como lo quieran definir, que seria el primer paso para tener una representación mas directa en el Comité Directivo de Asociaciones Profesionales del Consejo.

Existe un libro que escribió un colega y amigo Didier Grande, Archivista de la Ciudad de Ginebra y quien fue asesor de David Leitch, Secretario General del ICA, durante su estancia en ese cargo, y allí entregó un análisis de mas de 20 asociaciones de todas partes de mundo y donde señala cuáles son sus propósitos y sus enfoques, lo triste es que nosotros no quedamos incluidos allí.

Los ejercicios gremiales tienen una visión no solo cortoplacista sino muy centralista, en una profesión que es una disciplina que tiene prácticas universalmente aceptadas. Quisiera cerrar con una noticia positiva y es el hecho que la Asociación Latinoamericana de Archivos, ha convocado a las Asociaciones Nacionales de Archiveros, como lo han denominado, para iniciar un ejercicio que debe culminar con la conformación de un grupo o comité de estas asociaciones dentro de ese organismo.

Como iniciativa propia ya se han realizado contactos entre la asociación peruana y la colombiana, situación que surge de la acogida y aprecio que tienen nuestros colegas de ese país por el nuestro y esperamos seguir sumando a otros países, en este sentido, nunca es tarde para realizar estas tareas.

(Archivoz) Y en Colombia?

(JFC) Desde mi perspectiva, tenemos mucho terreno por avanzar en el fortalecimiento de los gremios archivísticos del país y de las regiones. En el país, debemos decirlo con orgullo, en relación con la Sociedad Colombiana de Archivistas – SCA, no solo es el gremio profesional nacional más grande e importante de archivistas en el país, sino que es ampliamente reconocido y ello es el resultado de un trabajo iniciado hace ya casi 20 años, que, a propósito, vamos a celebrar con orgullo, pues en la práctica, el gremio que existió hace algunos años conocido como la ACAR, tuvo una vida de 15 años y ya no existe. Lo anterior, no implica que la SCA no tenga problemas y dificultades, pero su duración en el tiempo es un indicador de constancia.

En relación con algunas agremiaciones regionales que se han creado en los últimos años, mi lectura es que han sido creadas con interés particularizados y un rasgo de ello es que tampoco han mostrado interés en hacer acercamientos con la SCA o con el Colegio Colombiano de Archivistas – CCA, con el agravante que el ámbito territorial la presencia profesional es en extremo mínima o inexistente en muchos de los casos, lo cual, desde lo técnico impacta negativamente el actuar de tales agremiaciones dado que su línea base desconoce, por acción o por omisión, principios y fundamentos técnicos que no pueden ser desatendidos.

(Archivoz) Ahora que eres presidente de la organización gremial más grande e importante de archivistas colombianos, cuéntanos sobre la SCA: Qué hacen, para quienes, cómo funciona

(JFC) Bueno Sergio, es una muy buena pregunta y por ello debo realizar un contexto que considero importante realizar antes de dar respuesta a tu pregunta. La creación de la Sociedad Colombiana de Archivistas se da en un momento en que, al margen del cambio de siglo que es una anécdota importante, los gremios existentes para esa época, como lo fue ACAR que ese momento solo se encontraba activo el capitulo de Antioquia, y de otro lado ASEBIAR, que estaba postrado ante la administración de un grupo de profesionales que no le proporcionaba dinámica e innovación y que tampoco permitía su renovación, se convocó a un grupo de profesionales del sector archivístico, provenientes fundamentalmente de las facultades de las universidades de La Salle y Javeriana, dentro de los que me cuento, dado que también soy socio fundador de la SCA, buscando espacios que ampliaran el espectro de la participación y que no se limitaran a los ejercicios que realizaban las asociaciones de egresados de las facultades mencionadas, además de manifestaciones de actores del sector que veían muy oportuno que los archivistas se hicieran representar gremialmente, aunque, para ese momentos, hubiese sido una iniciativa muy centralizada en Bogotá, pero en todo caso, necesaria en todo el ámbito nacional.

Ahora bien, sobre qué hacemos lo debemos fijar puntualmente, tal como lo tiene definido el artículo 2 de nuestros estatutos, que indica que somos una agremiación profesional sin animo de lucro, cuyo objetivo fundamental es conformar una fuerza profesional que mejore las condiciones profesionales de los archivistas del país, así como promover la modernización de los archivos colombianos y la protección del patrimonio documental archivístico de nuestra nación.

El cómo y para quienes lo hacemos, los establecen los fines de la SCA de los cuales destacamos el de agrupar profesionales, no exclusivamente archivistas, vinculados con el ejercicio de la archivística, así como también las instituciones que desarrollen este tipo de actividades en el país, enalteciendo y promoviendo la misión de los archivos y el quehacer de esta noble profesión. Vigilando el cumplimiento de la Ley General de Archivos y todas las disposiciones derivadas de esta norma, lo cual incluye la protección del ejercicio a través de profesionales idóneos, lo que incluye el código de ética que este ejercicio demanda y, en virtud de lo manifestado, denunciar los hechos punibles que cometan tanto instituciones como funcionarios en el manejo de los archivos del país. Sin embargo, y esto en función de para quienes trabaja la SCA, el ejercicio de propiciar espacios para la discusión de la problemática archivística nacional e iberoamericana a través de escenarios académicos e institucionales, en beneficio de los archivos, de nuestra profesión, pero principalmente de los ciudadanos, que es nuestro objetivo fundamental, si queremos una sociedad con mayor equidad y mejores garantías de derechos.

Dicho todo lo anterior, entramos al aspecto más complejo y problemático de la SCA, el cómo lo hacemos, y en ello también debo realizar un contexto, por supuesto tiene una alta carga subjetiva, pero creo que es algo que honestamente se debe hacer, si queremos, realmente, propiciar un cambio profundo en este aspecto. Como dije antes, soy socio fundador y en mi paso por la SCA, fui vocal, luego en una administración posterior, fui tesorero y mi último ejercicio fue el de fiscal, y eso fue hace casi 15 años. Y porque menciono esto, porque durante ese tiempo, como ocurre ahora, las administraciones concentraron su actuar en actividades con una alta carga administrativa y el ejercicio de dirección, que es el que debe desarrollar una Junta Directiva, quedaba supeditado a superar los baches administrativos. Para poder resolver esta situación se debe contar con un apoyo administrativo que libere la Junta Directiva del quehacer administrativo más operativo y lo concentre en los aspectos más tácticos y le de espacio para desarrollar el direccionamiento. Esto implica que deba existir una dirección administrativa que este sujeta a la Junta Directiva, y lo desarrolle como un ejercicio funcional. En general, las diferentes administraciones han adelantado sus ejercicios con un alto desgaste administrativo, que incluso ha ocasionado que algunos de sus ejercicios se hayan realizado a sus costas, situación que no debe presentarse en una organización gremial y que debería ser subsanada básicamente por el aporte de sus asociados, en el peor de los escenarios, y por ejercicios que desarrolle la propia asociación para su sostenibilidad y desarrollo, ya que esta en capacidad de hacerlo.

(Archivoz) Cuáles son tus metas en esta organización?

(John Francisco Cuervo) Lo primero, es ordenar la casa, para nadie es un secreto que este es nuestro gran talón de Aquiles, dado que varias de las estrategias que se quieren desarrollar, dependen de una sostenibilidad institucional y los números no nos están ayudando en ello. Si queremos tener un soporte administrativo que nos libere de actividades operativas debemos mejorar nuestros números. Una de las varias, estrategias que tenemos previstas, es aumentar consistentemente nuestros asociados, no es coherente hablar de mas de 900 asociados, y ver que solo tenemos activos alrededor de 50. En este aspecto tenemos un foco muy importante y debemos lograr que, al menos un 20% de ellos, se reactiven y generar un efecto domino para que los demás lo hagan por una acción de convicción. Por supuesto existen otras estrategias que nos van a ayudar con los números y la sostenibilidad, pero como agremiación el volumen de asociados es fundamental para su fortalecimiento.

El segundo aspecto, es la internacionalización de la SCA, somo la organización gremial nacional de los archivistas colombianos y su ejercicio a través de estos 20 años la ha llevado a posicionarse en el ámbito territorial, y esto es evidente no solo por las solicitudes que se reciben desde el territorio para que la SCA acompañe y participe en ejercicios allí, sino por la participación que registran están actividades, en mi criterio es un potencial que no se ha sabido aprovechar, no obstante, el punto es que nuestra profesión goza de reconocimiento en el ámbito iberoamericano, pero como lo mencione antes nuestra participación externa, por lo menos desde lo gremial, es nula y por ello es necesario que la SCA se haga participe no solo en la Asociación Latinoamericana de Archivos sino en el Consejo Internacional de Archivos. Al respecto te puedo adelantar que ya hemos establecido comunicación con ALA y esperamos que en lo que resta de este periodo, hagamos parte de esta organización, con los beneficios que ello implica. El siguiente paso en esta meta, por supuesto es ICA.

El tercer aspecto corresponde con el de la imagen y la respetabilidad de la SCA por parte de la institucionalidad. Tenemos que lograr que la SCA, de un lado, tenga el mismo reconocimiento que tiene en el ámbito territorial y que, al contrario de lo que sucede ahora, sea la institucionalidad la que acuda a consultar a la SCA y no al contrario, como sucede ahora y que le quita espacio para la toma de decisiones en aspectos relevantes no solo para la profesión sino para los archivos del país, en donde el ente profesional más idóneo debe pronunciarse con autonomía y ser escuchado con respeto. Para ello, también estamos recuperando la presencia de la SCA en los Comités Técnicos de ICONTEC, los cuales están trabajando en articulación con el AGN.

Por supuesto existen más objetivos por desarrollar, pero estos tres aspectos son los que reconozco como los más estratégicos para nuestra agremiación.

John, gracias por esta primera parte tan interesante y cargada de enseñanzas en torno al ejercicio gremial profesional. Invitados todos a seguir pendientes de la segunda parte de la entrevista que saldrá en apenas un par de días.


Entrevista realizada por Sergio Gómez Flórez.

Banner Archivoz en español

“A Través de los archivos es posible volver a conectar hechos históricos y fenómenos que pueden colaborar para resolver problemas actuales”: Entrevista con Thayron Rangel

Hoy contamos con un invitado especial, Thayron Rangel es estudiante de doctorado del Programa de Ciencias de la Información de la Universidad Federal Fluminense (Brazil. Río de Janeiro), Técnico de la Coordinación General de Gestión de Documentos del Archivo Nacional de Brazil y docente invitado del curso de Posgrado en Gestión de la Información en el Centro Universitário Augusto Motta (Brazil. Rio de Janeiro).

(Archivoz) Gracias por aceptar la invitación. En la mayoría de los países en el mundo el pregrado en Archivología no es independiente, esta agregado a las Ciencias de Información; es decir Archivología, Bibliotecología y Ciencia de la Información, las tres áreas juntas forman un título profesional. En Brazil Archivología, Biblioteconomía y Ciencias de la Información son carreras independientes, ¿Qué lo motivó a graduarse en Archivología después de graduarse en Biblioteconomía?

(Thayron Rangel) Primero, me gustaría agradecer al comité editorial por la oportunidad de diálogo. Durante mi carrera profesional tuve la oportunidad de trabajar en bibliotecas (escolares, históricas y especializadas en el área legal), archivos y centros de documentación. A lo largo de mi carrera profesional en Biblioteconomía siempre he tenido contacto con documentos de archivo.

En este camino trabajé durante algunos años en TRANSPETRO (PETROBRAS Transporte, una subsidiaria del sistema PETROBRAS – (Petroleo Brasileiro S.A)) con la gestión de documentos relacionados con los barcos de las empresas. Más tarde, trabajé en otra empresa de ingeniería, esta vez en ingeniería civil. Estas experiencias despertaron curiosidad sobre la práctica archivística adecuada, ya que es notorio que existen varios problemas para la recuperación de información y su contexto de producción con la aplicación del conocimiento de la biblioteca, ya que en Brazil la capacitación y práctica de las áreas de Archivología y la Biblioteconomía son distintas. Paralelamente, siempre me ha interesado la mejora académica, que creo que se recomienda para un buen desempeño profesional. Entonces, ingresé al Máster en Ciencias de la Información y por razones personales abandoné la institución donde trabajaba. Como tenía parte del día libre, busqué capacitación en Archivología, como complemento profesional. Y con el tiempo, Archivología se ha convertido en el principal profesional para hacer. Hoy soy miembro del poder público federal y trabajo en el Archivo General de la Nación.

(Archivoz) ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere comenzar una carrera en gestión de documentos?

(TR) La gestión documental es una área estratégica en organismos y entidades públicas y también en empresas privadas. La gestión de documentos puede racionalizar los costos y recursos de la institución (humanos, infraestructura, tecnológicos, financieros) a través de las funciones de archivo de clasificación, evaluación y selección de documentos. El desarrollo y la expansión de los recursos tecnológicos ha cambiado la práctica profesional de muchas áreas y, por supuesto, también de la Archivología. Estos cambios requieren un conocimiento interdisciplinario de profesionales que deseen trabajar con la gestión de documentos, tales como: gestión de flujo y procesos, gestión de bases de datos, gestión de proyectos, además de conocimientos específicos en los campos legal y tecnológico.

(Archivoz) ¿Cómo define la Archivología en Brazil y el papel del Archivo Nacional?

(TR) La Archivología brasileña puede definirse por diferentes elementos y aspectos, por el movimiento socioprofesional (creación de la Asociación de Archiveros de Brazil), por la creación del curso de nivel superior, aún en los años 70, por los primeros eventos científicos y profesionales y no menos importante, para la práctica de archivo. Independientemente del elemento que destacamos para analizar el surgimiento y la definición de la Archivología en Brazil, vale la pena mencionar que la esfera pública tiene un papel importante para el campo de los archivos brasileños. Esto se debe, en parte, a la relevancia que tiene el Archivo Nacional desde su aparición en 1838. El Archivo Nacional es un modelo de buenas prácticas y responsable de la orientación técnica de archivo para los órganos del Poder Ejecutivo federal (su campo de actividad). Sin embargo, el desarrollo de otros campos de estudio en Brazil es notorio, como el de los archivos médicos, los archivos personales y familiares, los memoriales universitarios y algunos otros.

(Archivoz) Coronavirus, ¿qué puede hacer la Archivología para ayudar al mundo a salir de esta pandemia?

(TR) La archivología tiene un papel importante en este difícil período por el que atraviesa la humanidad. Podemos decir que la pandemia expandió y reveló aspectos sociales e históricos preexistentes. Podemos discutir dos dimensiones relacionadas con la Archivología y la crisis de salud. En primer lugar, vimos que la ausencia o la no aceptación de la identificación del registro civil puede conducir a la imposibilidad de acceder a los servicios de salud. Siempre es necesario tener en cuenta que una buena parte de las personas en situaciones de vulnerabilidad social, o en las calles, no tienen los documentos que garantizan su pleno derecho a la ciudadanía. Era necesario que muchas personas se quedaran sin recursos financieros o que necesiten acceder a las políticas estatales de salud para que pudiéramos ver la relevancia de los documentos de archivo y su contexto de producción. Un ejemplo recurrente fue el conflicto causado por la desactualización de los datos de registro de las instituciones bancarias y la alta tasa de fraude y uso de datos personales, indebidamente por parte de terceros, en este período de pandemia. Aquí podemos ver la importancia de la estandarización documental y la fiabilidad de los documentos y el contexto de archivo, de acuerdo con la legislación vigente. Luego tenemos los archivos como representantes potenciales de la memoria y la historia colectiva y nacional. A través de los archivos es posible volver a conectar hechos históricos y fenómenos que pueden colaborar para resolver problemas actuales. Sin embargo, ambas formas de asistencia y colaboración solo ocurren a través de la realización y aplicación de buenas prácticas de archivo, realizadas por profesionales capacitados.

(Archivoz) ¿Qué temas considera emergentes en la gestión de documentos?

(TR) Creo que los temas más emergentes en la gestión de documentos fueron impulsados por el desarrollo tecnológico, la digitalización, la eliminación de documentos digitalizados y, consecutivamente, la evaluación de documentos. Otros temas también están presentes en las discusiones de archivo, como la producción de documentos digitales naturales y la confiabilidad de documentos y sistemas de archivo que protegen los documentos de archivo.

Gracias Thayron por tu disposición y tiempo para esta entrevista. Sin duda ha sido un espacio muy enriquecedor para todos. Esperamos contar con nuevas entrevistas contigo, seguro hay mucho más que contar.

 


Entrevista
realizada por: Débora Villar Melo

«Los retos no solo consisten en aplicar las estrategias para implementar soluciones de gestión de documentos electrónicos de archivos»: Segunda parte de la Entrevista con Ruth Helena Vallejo

Continuamos con la segunda parte de nuestra entrevista con Ruth Helena Vallejo Sierra. Recordemos que en la primera parte Ruth, nos habló sobre los gremios, la formación profesional y las experiencias laborales más siginificativas, junto con los muchos y valiosos aportes que ella ha realizado a la Archivística y la bibliotecología Colombiana. En esta segunda parte, hablamos sobre su percepción de la transformación digital y su impacto en nuestra profesión

[Archivoz] Hoy en día se habla de transformación digital y otra tendencias tecnológicas. ¿Cuál es tu opinión al respecto en estos temas y su articulación a futuro con la archivística, educación, proyección social y la historia?

(RV)Tenemos varios desafíos, el reconocimiento que la archivística como área del conocimiento que tiene muchas implicaciones en los procesos de transformación digital. Superar la cultura organizacional a calificar el tema como competencia de los ingenieros de sistemas; la conformación de planes de estudio más alineados con las nuevas realidades; aunque es preciso reconocer que los retos no solo consisten en aplicar las estrategias para implementar soluciones de gestión de documentos electrónicos de archivos, sino que éste tarea implica la necesidad de construir espacios para el diálogo interdisciplinar con otros profesionales y sobre todo enfatizar en la provisión de servicios digitales dirigidos a la ciudadanía para incrementar los niveles de participación ciudadana y ello requiere de procesos de formación para el establecimiento de la cultura digital.

Igualmente es una oportunidad invaluable, para poner en evidencia el conocimiento que hemos venido perfeccionando a través de los años sobre estándares, procesos, lenguajes controlados, uso de metadatos, interoperabilidad, repositorios, descripción documental, aspectos sin los cuales es imposible hablar de transformación digital.

[Archivoz] En la vida, cuando pasamos por la etapa escolar nos preguntamos luego, que queremos estudiar, o que queremos hacer a nivel profesional. ¿Revélanos  cómo llegaste a los archivos y cuales eran tus expectativas en ese momento?

(RV)Bueno cuando terminé el Colegio, indagué en las guías académicas sobre las profesiones existentes en el país, me encontré con una que tenía que ver con información, libros y lectura y opté por ella porque correspondía con cosas que me gustaban, aunque la verdad cuando eres tan joven para elegir una profesión, tus expectativas no son tan claras. Así llegué al programa de Bibliotecología y Archivística; durante todo mi primer semestre empecé a entender realmente de qué se trataba; en los siguientes semestres en mis  prácticas me enfrenté a un fondo acumulado y la diversidad zoológica que allí se encuentra y entendí que debía reorientar mi visión profesional!!!;  luego mi trabajo de grado, coincidió con la creación del  Archivo General de la Nación en los comienzos de los años 90 y así  con el acompañamiento Jorge Palacios Preciado mi jurado, profesor, y director del AGN, presentamos la “Propuesta para la descentralización del Sistema Nacional de Archivos” como una opción  a la compleja definición de los tipos de archivos y la regionalización del sistema en el país.

Ya en mi etapa académica empecé a ser docente del área y luego como Decana en la Universidad de La Salle tuvimos la oportunidad con el equipo de profesores de pensar la primera maestría en archivística del país, conformar el primer grupo de investigación en el tema, editar y dirigir la revista Códices, que pretendía impulsar la producción de conocimiento científico en el campo. También en este tiempo, pude hacer parte del equipo que lidero el proceso de expedición de la ley de ejercicio profesional, y de ser miembro fundador del colegio profesional, También en el acompañamiento al equipo de profesores de la Distrital para impulsar la implementación de un programa de archivística en la universidad.

Otro aspecto a mencionar es la reflexión que he hecho sobre la necesidad de aplicar el mercadeo de servicios al campo y que se refleja en algunas de mis publicaciones. Hoy te puedo decir que, si tuviera que decidir de nuevo, volvería a elegir ser Bibliotecóloga y Archivista, esta profesión ha llenado todas mis expectativas.

[Archivoz] Para ir cerrando esta entrevista, queremos preguntarte, ¿cómo te visualizas en 10 años y a la vez nuestra profesión como archivistas en Colombia y el mundo?

(RV) En 10 años espero continuar en la docencia, la investigación y la producción académica para aportar al estudio del ejercicio profesional, al desarrollo de la archivística como profesión y a la formación de profesionales con la mayor idoneidad, conciencia social y ética. La archivística debe continuar aportando a la ciudad y al país, creando espacios de diálogo sobre las innovaciones profesionales necesarias para seguir vigentes como profesión, superar la visión instrumentalista; tenemos que convocar al diálogo para resolver las problemáticas del sector y seguir creciendo en el desarrollo de la formación postgradual.

Tendremos que continuar las discusiones sobre nuestros fundamentos teóricos, tener respuestas sobre las estrategias de preservación a largo plazo, tener suficientes claridades sobre el impacto de las tecnologías disruptivas en nuestro quehacer, y especialmente sobre la gestión de datos en las organizaciones.

[Archivoz] Cual de estas universidades marcan la pauta en la academia, cuando hablamos de la archivística y sus aspectos relevantes en formación profesional y académica en Colombia?: Universidad de la Salle, Universidad del Quindío, Universidad de Antioquia, Sena, Uninpahu, Universidad Javeriana, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Universidad Distrital. Cuéntanos en breve…

(RV) Creo que todas las escuelas y programas han contribuido a conformar los saberes y las prácticas archivísticas que han permitido el avance que hoy se exhibe desde Colombia en materia de legislación y normatividad archivística, en contar con profesional preparado que ejerce desde todas las regiones, en el que la archivística pueda ser considerada una profesión en el país y en lograr que nuestros profesionales se inserten rápidamente en el mercado laboral. Y es importante que empecemos a dialogar sobre un perfil común de formación para los archivistas colombianos.

[Archivoz] ¿Para ti el docente nace o se hace? ¿Descríbenos como llegaste a estos caminos de la enseñanza superior en los niveles pregrado y postgrado?

(RV) Ser docente implica mucha dedicación, compromiso y gusto, además de formación, no es un tema que se resuelve en las horas de clase; porque  debes estar siempre en sintonía con tu práctica docente, actualizándote dispuesto a aprender siempre, buscando nuevas didácticas para facilitar los procesos de enseñanza-aprendizaje y renovarte permanentemente, implica también compartir tus aprendizajes y a aprender del otro, a reflexionar siempre sobre tus prácticas, además de entender la responsabilidad tan grande que tienes con los futuros profesionales, porque la relación pedagógica marca un itinerario no solo de conocimientos, sino sobre todo psico-afectivo y ético  que acompaña tanto los ejercicios de formación como los de la práctica profesional cotidiana.

Así que la docencia ha hecho parte de mi vida, mi madre fue maestra y nos dio ejemplo de dedicación, perseverancia y compromiso con la enseñanza; así que llegue a estos caminos porque es lo que más disfruto de mi ejercicio profesional y porque mi mayor orgullo es ser llamada “Profe”.

La Revista Archivoz, te agradece Ruth por esta entrevista tan nutrutiva para nosotros y para todos nuestros lectores. Esperamos contar contigo en más espacios colaborativos para seguir difundiendo el quehacer de esta hermosa profesión.

«Nuestros profesionales no encuentran necesario o no conocen lo que significa el compromiso gremial». Entrevista Ruth Helena Vallejo, Doctora en Documentación de la Universidad de Salamanca

Entrevistamos a Ruth Helena Vallejo Sierra, de El Líbano – Tolima, Colombia. Coordinadora del programa Archivística y Gestión de la Información Digital, de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Doctora en documentación de la Universidad de Salamanca, Magíster en Administración de Empresas, de la Universidad Nacional de Colombia, Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario, Bibliotecóloga y Archivista de la Universidad de la Salle. Ruth ha participado en producciones académicas, artículos de investigación, participación en conferencias nacionales e internacionales, así como también apoyo en trabajo gremial en el campo archivístico y bibliotecas.

En la siguiente entrevista conoceremos sobre sus experiencias y anécdotas en el campo académico, proyectos archivísticos y áreas afines, retos a futuro, de su gran bagaje profesional y laboral.

Bienvenida Ruth, y gracias por tu tiempo para esta entrevista.

[Archivoz] Ruth, ¿Cuáles son los retos y desafíos a futuro del programa de Archivística y Gestión de la Información Digital, que diriges actualmente en la Universidad Distrital?

(Ruth Vallejo) Desde el inicio pensar en qué programa de Archivística debería construirse desde la Universidad Distrital fue un gran desafío, porque además de las competencias profesionales propias de un profesional, implicaba reflexionar sobre lo que significa la archivística en el contexto de la Universidad Pública de Bogotá.  Ahora bien, era importante superar estereotipos sobre el quehacer profesional, también en un nuevo perfil de estudiantes jóvenes y sin experiencia en el campo, que están mirando la profesión desde su vocación y no solo como una oportunidad laboral; pero además estar a la vanguardia de los retos que nos impone hoy las TIC y las discusiones sobre los fundamentos teóricos como disciplina científica.

Llevamos dos años de implementación, así que debemos conformar una planta docente especializada, construyendo nuestro proceso investigativo, desarrollando la oferta de extensión y proyección social. Sabemos el compromiso que enfrentamos en ser un programa de alta calidad lo que nos exige estar en permanente autoevaluación; y en ser reconocidos por el alto nivel técnico, compromiso ético y ciudadano de los estudiantes, docentes y egresados.

Otro aspecto de gran interés es construir con los estudiantes y futuros profesionales, la perspectiva no solo tecnológica de la profesión sino su carácter social y político. La Archivística y la gestión de la información digital son apuestas ético-políticas muy importantes para garantizar el acceso a la información, guiado por principios de transparencia, lo cual es un elemento central que aporta a las ciudadanías, dentro de las cuales están por supuesto las digitales, lo cual implica además trabajar en estrategias y mecanismos de formación de los usuarios en el uso crítico de los servicios digitales que ponen mucho más cerca al Estado con la ciudadanía.

[Archivoz]. ¿Cuáles deben ser esas habilidades, destrezas y demás aspectos que debemos tener en cuenta los profesionales en archivística, para escribir producción intelectual como aporte a la academia?

(RV) Todos los profesionales tenemos algo que decir sobre nuestro ejercicio profesional, sin embargo, hay un temor a valorar esa experiencia, como suficiente o importante y sobre el grado de interés que puede despertar; es decir tenemos la materia prima, pero no lo divulgamos. Una de las formas que se pueden explorar para romper con el miedo a hacer públicas las acciones y buenas prácticas que hemos tenido en el ejercicio de las funciones archivísticas es precisamente abordar la sistematización de experiencias como técnica de movilización de los saberes y las prácticas, que se han aprendido. La práctica es un lugar de reflexión y construcción muy importante y en un campo como la Archivística se requiere mucho el aprendizaje del cómo resolver problemas de organización de la información documental, con mediación tecnológica, por la vía de conocer las experiencias exitosas y los desaciertos que se han cometido. Esto es muy importante porque el error es fuente valiosa de conocimiento.

Aquí es importante reconocer que los temas sobre los que podemos contar se encuentran en la cotidianeidad de nuestro ejercicio profesional; luego poco a poco vamos dando y aprendiendo la estructura metodológica. Entonces el primer paso es tener la motivación, es querer hacerlo, luego revisar y valorar de las múltiples actividades y trabajos que nos gustaría compartir; paciencia, es necesario escribir y reescribir los textos, es muy difícil que desde nuestro primer esfuerzo resulte la pieza final; rigor, hay que ser precisos y hacer análisis cuidadoso de lo que deseamos contar;  y empezar, buscar el espacio más adecuado para publicar nuestra producción, otro aspecto importante es pensar que la comunicación puede ser en múltiples formatos.

La producción intelectual tiene una intencionalidad, compartir lo que se piensa, analizar a quién le quiero comunicar, porque esto incide en nuestro lenguaje, el formato y la manera como describimos el texto; y aprender las lógicas y formas de una publicación periódica, o de un blog, por ejemplo. Yo aprendo cada día de lo que leo y de mis propios escritos.

[Archivoz]   Anécdotas, Recuerdos y mil historias podríamos encontrar en tu bagaje profesional. ¿Cuéntanos en breve, alguna de ellas que te haya marcado y con cual te identificas?

(RV) Una experiencia significativa en mi vida profesional fue el proceso que tuvimos que realizar para lograr la Ley de ejercicio profesional del archivista Ley 1409 de 2010. No solo por el impacto que esto tendría en nuestra profesión, sino por toda la complejidad que implicó su trámite, porque uno es el documento que se construye desde los ideales y otro el que resulta después de las negociaciones con todos los grupos de interés. En primera instancia la discusión que sostuvimos con la academia y las asociaciones sobre la necesidad o no de contar con leyes distintas para la bibliotecología y la archivística; por supuesto esto implicó debatir desde lo epistemológico, desde la experiencia formativa, desde el mercado laboral.

Posteriormente el dialogo con los legisladores frente al riesgo social que implicaba que la gestión de documentos estuviera a cargo de personal no preparado, y de explicarles que existía una profesión llamada archivística y relatar el recorrido y desarrollo de la profesión en el país, que existía escuelas profesionales y una tradición archivística. Otro parte, fue el abordaje con los historiadores frente a mostrar que la archivística como disciplina científica había evolucionado y que ya no era una ciencia auxiliar de la historia, y el reconocimiento del trabajo que han realizado en todas las regiones en la organización y recuperación de archivos históricos; fue muy complicado que se entendiera que el objetivo de nuestro proyecto era reconocer una profesión y no afectar el derecho al trabajo de quienes por muchos años  se habían ocupado en el campo, sin tener la titulación.

Esto nos implicó también pedir las claridades del Ministerio de Educación Nacional sobre la aprobación de las entidades que podían o no otorgar el título de archivista, y en los niveles que tenían autorizados, (técnico, tecnológico y profesional); Además que el sector entendiera las diferencias entre la formación para el trabajo y la educación superior.  Todas las peripecias que implicó la conformación de nuestro Colegio profesional. Fue un trabajo que requirió mucho tiempo, dedicación, reflexión, para luego iniciar su socialización con los egresados, la difusión con los empleadores. Ahora que se cumplen 10 años de su expedición bien vale la pena hacer un balance de este logro. Entonces creo que me identificó completamente en continuar el trabajo para darle sentido, legitimidad, apropiación y valoración social a la profesión y a los archivos.

[Archivoz] ¿Qué libros nos recomiendas en estos momentos, para aplicarlos al quehacer archivístico, así como también mejorar nuestros hábitos de lectura y apropiarnos de otros temas de interés?

(RV) Creo que generar un comportamiento lector parte de la base de leer lo que nos gusta, y en el formato con que nos sintamos más cómodos. La literatura nos permite ver el reflejo y la visión de realidades de todas las épocas a través de la mirada de sus autores y es una herramienta invaluable para trabajar sobre la apropiación social de los archivos, pues a través de los relatos podemos darle el contexto necesario para que se entienda la función social y la necesidad que tiene la sociedad de esta profesión.

Por ejemplo, en estos tiempos estuve leyendo el ciclo de novelas del “Cementerio de los libros olvidados” a propósito de la reciente muerte de su autor, Carlos Ruíz Safón; en el tercer libro (“El Laberinto de los espíritus”) hay un fragmento muy poderoso “pero creyeron que todo el archivo había quedado destruido en el incendio. El pasado no desaparece, por mucho que se esfuercen los necios en olvidarlo y los embaucadores en falsificarlo, para venderlo ora vez como si fuera nuevo”. Piensen Uds. un taller de lectura para los ciudadanos, sobre la importancia y la función de los archivos, basados en libros donde los archivos sean protagonistas o tengan una influencia en el desenlace; esto puede ser una manera diferente de comunicarnos y de ser más cercanos frente a nuestro discurso técnico a veces instrumentalista y el lenguaje más claro para todos.

Otro libro que he tenido la oportunidad de leer en estos días es, “Y Julia retó a los dioses” de Santiago Posteguillo historia de la emperatriz romana; fue interesante leer aquí la historia de Galeno de Pérgamo, su médico y la búsqueda incesante de unos papiros y códices para entender la anatomía humana, al tiempo  que relataba sobre la pandemia que tuvo que controlar mientras estaban en Egipto y como sus recomendación son igual de vigentes hoy frente a las medidas que  se han tomado para combatir las pandemia actual.

[Archivoz]   Ruth Helena, ¿En qué aspectos deben mejorar las agremiaciones del sector archivístico y bibliotecas en Colombia, y a nivel mundial, con el fin de que los profesionales sientan un respaldo y no un espaldarazo ante sus peticiones o necesidades?

(RV) En cuanto a los profesionales, es hora de hacerse estas preguntas, ¿qué puedo hacer yo hoy por el colegio profesional? ¿Cuál es su actuación profesional frente a la asociación?, ¿en qué debemos mejorar los profesionales para poder hacer agremiaciones fuertes y que tengan la solidez para sentir que nos representa y lucha por nuestros intereses?; ¿por qué seguimos esperando que unos pocos interesados que trabajan por las reivindicaciones profesionales den las luchas solos y sin ningún respaldo? No será que existe una falta de motivación, nuestros profesionales no encuentran necesario o no conocen lo que significa el compromiso gremial, y solo cuando los intereses individuales se ven afectados, recuerdan su existencia.

En relación a las asociaciones, creo que algunas deben hacer una revisión profunda sobre su razón de ser y las funciones que están desempeñando, para poder ser el escenario de discusión de las problemáticas del sector, que se haga evidente el interés de la asociación de defender los intereses de los profesionales, y realizar las sanciones necesarias por las malas prácticas.  Aunque en este caso el problema no es la fortaleza de la asociación y su aplicación del código de ética, sino la falta de una reflexión propia sobre los principios y reglas que deben regular y guiar la actividad profesional de cualquiera de nosotros. Es imprescindible entender que solo el respaldo y la unión, es el único camino para robustecernos; para poder ejercer presión social.

Las asociaciones internacionales hacen un gran esfuerzo por liderar el sector, pero han tenido muchas dificultades para lograr una representatividad de América Latina, por ejemplo, el número de asistentes a sus congresos o el número de agremiados. Creo que un poco se debe también a una falta de cultura gremial en nuestros países.

 [Archivoz] La docencia y la investigación hoy en día es un trabajo articulado y que aporta conocimiento en cualquier área interdisciplinar ¿Que nos falta o como debemos prepararnos mejor, para avanzar en el campo docente y apoyar la parte investigativa en la archivística y áreas afines?

(RV) La apuesta para desarrollar la investigación en este campo es asumir cada proceso que realizamos, que en ocasiones pensamos que se trata de seguir estrictamente la aplicación de normas y estándares, como posibilidades para investigar. En la implementación de los procesos que componen la cadena de la gestión documental hay grandes oportunidades para investigar, para profundizar en los conocimientos sobre las organizaciones, sus procesos, funciones, las tendencias mismas del campo. Observar sistemáticamente lo que se está haciendo en otras latitudes y realizar ejercicios reflexivos de adaptación o implementación son opciones que nos acercan a la investigación.

La idea es que los profesionales hagan de la investigación una actitud para resolver los problemas que enfrentan en las entidades. Por ejemplo, las construcciones de instrumentos archivísticos deben entenderse como procesos de investigación; tenemos que reflexionar sobre las implicaciones que tuvo esta pandemia para la gestión documental y cómo vamos a resolver las problemáticas que se generaron, es indispensable indagar sobre la realidad de nuestro ejercicio profesional.   Hay que atreverse a proyectarnos, los estudios prospectivos son más necesarios que nunca antes los vertiginosos cambios que nos enfrentamos hoy.

Las escuelas de formación debemos trabajar en generar habilidades para la investigación desde el comienzo del proceso formativo y hacer parte de nuestra práctica permanente. La investigación es un proceso transversal que debe desarrollarse en todos los espacios académicos. Hay que empezar a investigar porque solo así se aprende.

 [Archivoz] ¿Alguna entidad que haya marcado tu vida laboral y profesional?

(RV) Todas las entidades me han enseñado algo, me han permitido reconstruirme como bibliotecóloga y archivística. Mi vida laboral y profesional se ha enmarcado fuera del ejercicio tradicional de la profesión, lo que ha ampliado mi visión sobre el alcance de la misma; aunque hay dos líneas de mi ejercicio profesional que me han marcado, una el mundo académico, formarme e iniciarme como docente e investigadora en la Universidad de La Salle y  acompañar el proceso del programa de archivística y gestión de la información digital en la Universidad Distrital han sido logros y experiencias que valoro profundamente; Y  otra mi paso por el sector público, y la riqueza que esto me trajo en pensar en el país y en hacer cosas que impacten la vida de los ciudadanos; en el Archivo General de la Nación, preguntándome que caja de herramientas deberíamos ofrecer a las regiones para organizar y salvaguardar el patrimonio documental; En la Red Distrital de Bibliotecas Públicas,  BibloRed comprender el significado real de democratizar el conocimiento y lo que te engrandece el trabajo con y para la comunidad y finalmente en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, pensar en la ciencia como un bien público, la ciencia abierta, el acceso abierto a la información y a los datos científicos.

 

El estado del arte de la archivología en Brasil

El Archivo Nacional de Brazil en su revista Acervo, en los meses de septiembre/diciembre de 2018 publicó un Dossier titulado «El Estado del arte de la Archivología en Brazil I». La idea es conocer de que esta hecha la Archivología en el país. La tipología documental está dividida en Editorial, Presentación, Entrevista con Mercedes de Vega, el Dossié temático con cinco artículos y para finalizar la primera edición de los artículos de temática libre y una reseña.

fonte: http://mapadecultura.rj.gov.br/manchete/arquivo-nacional

En el Editorial asignado por Flora Matela Lobosco (Edición y revisión) y Thiago Cavaliere Mourelle (Edición científica), tratan de contarnos que la edición es en conmemoración a los ciento ochenta y ocho años del Archivo Nacional de Brazil, creado para implementar y acompañar la política del archivo en el país, y el periódico Acervo que nació en 1986 como herramienta para la misión. Los editores consideran el resultado como referencia para los archivistas e investigadores.

Adriana Cox Hollós y Eliezer Pires da Silva (Comisión Editorial) presentan el contenido, a seguir, reafirmando el propósito de las instituciones archivísticas para el desarrollo de las políticas públicas en favor de la Archivología. En la presentación se explica el por qué de cada texto elegido para formar El Estado del arte de la Archivología en Brazil, y concluye que la característica interdisciplinar de la disciplina es muy importante para el desarrollo de los estudios.

En entrevista con Mercedes Vega presidenta de la Asociación Latinoamericana de Archivos (ALA) y directora general del Archivo General de la Nación de México, el Acervo busca conocer las diferencias y semejanza, sobre los archivos en América Latina. A pesar de las peculiaridades de visión y medios de estrategias que son definidas por la Historia de cada país, según Vega el reto en común de los archivos en el continente es la accesibilidad y la colaboración, en una intersección Institución Archivística, Sociedad, y Política de gobierno.

Para empezar el Dossier El estado del arte de la Archivología en Brazil Angelica Alves de Cunha Marques relata la historia de los posgrados stricto-sensu con investigaciones sobre archivos y Archivología en Brazil de 1972-2015. Su investigación localizó 470 estudios en 58 instituiciones, aunque el primer posgrado stricto-sensu en Brazil fue inaugurado en 2012. El resultado cuantitativo indica una expansión progresiva, principalmente después del posgrado stricto-sensu, cualitativamente considera una predominancia en la interlocución entre la institución archivística, funciones de trabajo y gestión administrativa. Considera que la contingencia en la Archivología es por no tener autonomía de ciencia siendo considera una rama de la Ciencia de la información.

A seguir trata de la Gobernanza archivística, según el investigador José Maria Jardim. Para el autor Gobernanza archivística es un conjunto de acciones que dialogan con los aspectos sociales, culturales, políticos y técnico-científico. Por la gobernanza se puede interpretar el trabajo y la autoridad archivística en los niveles micro y macro. Se espera una elevación de investigaciones en gobernanza archivística en la ciencia, para que se marque el camino de aplicabilidad de la Archivología en entidad públicas y privadas.

Acerca de gestión de programas y servicios de archivos el próximo artículo examina el uso del vocabulario controlado en la Archivología. Se defiende el uso del vocabulario controlado, de un modelo para la normalización, la descripción de funciones, actividades, personas e instituciones, identificación de sinónimos, lenguaje controlado, puntos de acceso y remisivas. Es contra el uso del vocabulario controlado importado de la Bibliotecología y la Ciencia de la Información, o sea, replicar una forma que no respecta a las particularidades de la Archivología.

Después de reflexionar acerca de los programas y servicios, se cuestiona el Archivo como entidad y su proceso de formación, por eso Renato Pinto Venancio y Lidiane Silva Barbos nos dan a conocer: Como surgen los fondos archivísticos. La formación del Archivo es superior a la simple noción de producción de documentos, no es apenas la totalidad númerica de documentos en una institución. El fondo archivístico es la construcción intelectual pues los  documentos pueden ser perdidos, modificados o destruidos. Como ejemplo narra la trayectoria del Archivo Público Mineiro, ubicado en el estado de Minas Gerais. Por análisis cuantitativo comprueba que un fondo archivístico no es solamente números de documentos, y supone la noción de – estructura orgánica principio basilar – para la elaboración de estrategias en organización de conjuntos documentales, con la ciencia que trata de la memoria y las inteligencias y no de datos efímeros.

Para finalizar el dossié Sérgio Matias da Silva y Aline Lopes de Lacerda proponen una herramienta para la catalogación de imágenes. En el artículo los autores enseñan como realizar una análisis documental de imágenes con mediación de la información por parte del archivista. El método propuesto se llama, Panofsky, es utilizado en cinco etapas: Lectura, Determinación y análisis de contenido, selección de fuentes, documentación exógena y representación documental. La importancia del trabajo es generar información semática para que el consultante tenga éxito en la recuperación de la imagen.

Patrimonio y Memoria fueron el tema de los artículos libres, Janete Leiko Tanno investiga Centros de documentación y patrimonio documental e Juan Bernardo Montaya-Mongollón y Telma Campanha de Carvalho Madio cuestionan los espacios de memoria con el artículo, El documento digital como fuente de memoria organizacional. En ambos se habla que todos tienen derecho a tener su memoria preservada para acceder a su historia y origen.

¿Cuál es el papel del Archivo? Para contestar esa pregunta Roasale de Mattos Souza reseña el libro, El archivo y el lugar, de Margareth da Silva. Su tesis es que el Archivo no se ubica en el pasado tampoco en el futuro, el archivo es el presente y sirve para la ciudadanía y el acceso a la información.

En esta edición se nota que la Archivología brasilera esta preocupada con la relación entre Archivo y Sociedad; Historia de los Archivos y la Archivística; Objeto y finalidad de la Archivología; Gestión de los programas y servicios de archivos. Hay un consenso que los archivos son productores y administradores genuinos del conocimiento, no apenas el brazo derecho de la burocracia.

“El criterio de las exposiciones ha querido ser siempre escuchar el latido de la calle”: Entrevista a María del Olmo, directora del Archivo Histórico Provincial de Alicante

Entrevistamos a María del Olmo Ibáñez, directora del Archivo Histórico Provincial de Alicante (AHPA) y doctora en Filosofía y Letras por la Universidad de Alicante. María es además autora de numerosas publicaciones en libros y revistas científicas en los campos de la Filosofía y la Archivística, lo que la ha llevado a ser galardonada con el VIII Premio de Ensayo Pablo de Olavide “El Espíritu de la Ilustración” (Universidad Pablo de Olavide, Sevilla). En la siguiente entrevista nos cuenta su visión sobre los archivos históricos, y más concretamente, nos explica los fondos del AHPA, las principales líneas de trabajo de la institución y los retos futuros.

Bienvenida María, y gracias por tu tiempo para esta entrevista.

(Archivoz). Antes de profundizar en tu labor como directora del AHPA, nos gustaría conocer un poco más sobre tu trayectoria profesional. ¿Cómo llegaste al mundo de los archivos y cuál ha sido tu experiencia en este campo?

(MDO) Hola. Soy licenciada en Historia, durante la carrera formé parte de un trabajo de investigación promovido por el Departamento de Historia Moderna de mi universidad, que tenía por objetivo el vaciado de los protocolos notariales correspondientes al periodo de 1700/1750, del Archivo Histórico Provincial de Alicante. Esa experiencia me hizo comprender de verdad y sentir por primera vez, que la historia no eran libros escritos por alguien, que entre las líneas había seres humanos que habitaban para siempre en los documentos. A partir de entonces me sedujeron los archivos. Al acabar la carrera empecé a orientar mi destino en ese horizonte con la obtención de diversas becas en ese campo.

(Archivoz). Nos gustaría que nos transmitieras tu opinión sobre cuál crees que es el papel que desempeña un archivo histórico en la sociedad.

(MDO) Un archivo histórico es la casa de la memoria colectiva de la sociedad, en primer lugar. Ese es su papel como custodio de los documentos que testimonian nuestra historia. En segundo lugar, sigue siendo garante de derechos porque guarda documentos que todavía tienen valor probatorio, jurídico, etc. Y en tercer lugar, debería ser un centro cultural activo que contribuya a la difusión de la cultura, pero también a crear cultura como agente social con mucha potencialidad en ese sentido: exposiciones, didáctica, actividades culturales diversas: presentaciones de libros, recitales de poesía, cesión de sus dependencias para actos culturales de la sociedad, etc.

Un archivo histórico es la casa de la memoria colectiva de la sociedad. Clic para tuitear
(Archivoz). El AHPA, como archivo histórico provincial alberga una gran cantidad de documentación, pública y privada, ¿cuál destacarías?

(MDO) Desde el punto de vista histórico los protocolos notariales nos han acompañado casi desde el comienzo de nuestra existencia. La ley del notariado de 1931 nos adjudicó su custodia. La riqueza de los protocolos notariales es inmensa para la investigación en áreas tan distintas como la economía, la sociología o el folclore. Ellos recogen la vida social de la gente corriente en todos los ámbitos. La gente corriente es la que teje la historia. Se escrituran las compras y ventas, las dotes, los testamentos, la constitución de sociedades, etc. Sin embargo, son también muy importantes los fondos contemporáneos más recientes que tienen que ver con la memoria histórica. Entre ellos destacan el fondo de la Dirección Provincial de Instituciones Penitenciarias o el Gobierno Civil. Ambos narran y testimonian toda la represión del franquismo, y contribuyen al derecho a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas.

 

(Archivoz). Siempre se ha pensado que los archivos históricos tienen un público muy claro como son los investigadores, ¿sería eso cierto aplicado al AHPA?

(MDO) Cada vez es menos así. Los investigadores forman quizás ya el grupo más minoritario del público de los archivos históricos. En primer lugar está el público en general que participa de las actividades culturales que organizamos: exposiciones, recitales, etc., como ya he señalado. En segundo lugar, en nuestro caso, están los estudiantes ya que tenemos un programa de aula didáctica muy activo y nos visitan cerca de 20.000 alumnos de las diversas etapas al año. Y en tercer lugar están los ciudadanos que necesitan nuestros documentos para su vida ordinaria, por ejemplo, con el fondo del Catastro. Detrás los investigadores tradicionales.

La riqueza de los protocolos notariales es inmensa para la investigación en áreas tan distintas como la economía, la sociología o el folclore. Clic para tuitear
(Archivoz). Además de la atención al ciudadano, descripción e informatización archivística, digitalización y el resto de tareas que desarrolláis en el archivo, también realizáis periódicamente exposiciones, ¿qué temáticas abarcáis y con qué finalidad?

(MDO) El criterio de las exposiciones ha querido ser siempre escuchar el latido de la calle, buscar la sintonía con los intereses de la gente. En ese sentido hemos conmemorado hitos de la historia reciente que cobraron interés para el público como la Transición, la Guerra Civil o el aniversario de Miguel Hernández. Ante la sensibilidad por el tema del feminismo y la violencia de género hemos hecho dos exposiciones sobre la mujer. Otras se han orientado a documentar nuestras fiestas y tradiciones como las Hogueras o la Semana Santa. Y también hemos difundido la recepción de fondos de instituciones importantes para la ciudad como el fondo des Instituto de Segunda Enseñanza Jorge Juan, por el que pasaron casi todos los alicantinos desde finales del siglo XIX. Para ello realizamos una exposición sobre la historia de la enseñanza en la provincia.

 

(Archivoz). En tu artículo Los archivos históricos en el siglo XXI: ¿Hacia una redefinición? explicas que actualmente es una realidad la existencia en un mismo archivo de dos espacios: el físico y el virtual, y que el segundo es ya tan real como el primero. Sin lugar a dudas, la presencia en redes del AHPA es constante y toda actividad in situ se ve reflejada en las redes virtuales: Facebook, Twitter, Instagram e incluso un canal de YouTube. ¿Cómo surgió esta idea (casi necesidad), y cuál está siendo su repercusión?

(MDO) La verdad es que la repercusión de nuestra exposición sobre la Guerra Civil en Alicante en 2016 fue la que nos movió a adentrarnos en el mundo de las redes sociales, que inauguramos con nuestro Facebook. La respuesta de la gente fue inmediata y ha ido creciendo exponencialmente. En las redes le hemos querido dar el protagonismo precisamente a la gente publicando cada visita o cada acto que se ha realizado en el centro. Después fue el canal de YouTube, para concentrar en él el material de los que hemos llamado “Archivo Vivo”, entrevistas a personas testigos del tema de las exposiciones, y también para guardar los audiovisuales de las exposiciones, para preservarlas así venciendo su condición efímera. Después vinieron Twitter e Instagram. El mundo de hoy tiene esas dos realidades y los archivos, como parte de la sociedad, deben estar en ambas. La interactuación con nuestros usuarios es infinitamente mayor con ellas.

 

(Archivoz). Ya para finalizar, ¿qué nuevos horizontes os planteáis en el AHPA a corto-medio plazo?

(MDO) Después de la descripción de fondos y difusión de fuentes, seguiremos con nuestras líneas de trabajo fundamentales: exposiciones y didáctica, nos caracterizan. Puedo contar que la nueva exposición en la que estamos trabajando, en colaboración con la Universidad de Alicante, se titula “Valencianos en guerra (1808/1814). Va a ser novedosa porque la “historia pública” estará muy presente en ella.

«El principal reto en realidad es adecuar nuestra gestión documental a escenarios imprevistos» Entrevista con Carlos Zapata, en tiempos de COVID-19. (Parte 2)

La primera parte de esta entrevista, dejó entrever, entre otras cosas, que los archivos no estaban preparados para casos como el que se vive actualmente por cuenta del COVID-19. Pero de esto nos quedarán muchas lecciones que seguro permitirán potenciar el uso y la importancia de éstos. Justo de ello hablaremos en esta segunda parte de nuestra entrevista con Carlos Zapata.

(Archivoz) ¿Cuáles crees que son los principales retos que se deben asumir en estos tiempos, con respecto al uso, seguridad y disponibilidad de los archivos?

(CZ) El primero es que un servicio esencial como el de garantizar el acceso a la información no puede parar. En este momento, aprovechando la situación de emergencia que se suscitó con el aislamiento, es probable que cientos de entidades no hayan logrado afinar sus sistemas de seguridad de la información, e incluso no hayan podido garantizar el acceso electrónico a documentos necesarios para la toma de decisiones (muy seguramente debieron enviar personal para consultar los archivos físicos exponiéndolos al contagio), exponiéndose al robo, filtración o pérdida de información. En este punto el reto fundamental que debemos asumir los archivistas es doble, por un lado debemos proteger no solo los documentos físicos sino también los documentos electrónicos y garantizar el acceso a los mismos 7×24, sino que somos co-responsables de proteger los derechos de los ciudadanos y garantizar la continuidad del negocio en nuestras organizaciones.

Sin embargo, desde mi punto de vista, los retos superan el tema de la seguridad y la disponibilidad de la información. El principal reto en realidad es adecuar nuestra gestión documental a escenarios imprevistos, anticiparnos, definir planes de acción y protocolos apropiados para que la información siga llegando a quienes la necesitan (usuarios internos o externos), que sea preservada en el tiempo y que contribuya al desarrollo de la sociedad. Es necesario compatibilizar el avance de las entidades con el de la gestión documental; mientras las primeras avanzan al ritmo del desarrollo de las TIC, la gestión documental va a paso de elefante; la pregunta es si estamos preparados para soportar adecuadamente la continuidad del negocio de nuestras entidades.

Si no aprovechamos los nuevos avances de las tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Machine Learning y el Blockchain, el Big Data por citar algunos, podemos desaparecer como profesión pues si no modernizamos y evolucionamos nuestro trabajo podrá ser realizado por computadoras y robots; esto no lo digo Yo, lo dicen los expertos en el mundo de las TI, y no dudo que esta afirmación sea una amenaza real.

(Archivoz) Como iniciativa, muchas bibliotecas y museos abrieron vía web sus colecciones y realizan recorridos virtuales. ¿Porqué este tipo de iniciativas no se han visto de parte de los archivos?

(CZ) Si se ha visto, aunque en menor medida que en las bibliotecas y museos (el Archivo General de la Nación y el Archivo de Bogotá son ejemplo de ello). Pero déjeme acotar su pregunta a los archivos nacionales o históricos, pues resulta difícil de responder frente a los archivos administrativos. Es evidente que los primos hermanos de los archivos, como son las bibliotecas y los museos, llevan décadas afianzando su relación con la comunidad. Debido a que resguardan información por naturaleza destinada al ámbito de la cultura, la formación y el entretenimiento, han desarrollado servicios más amplios que los archivos; de otro lado las características de sus colecciones facilitan ponerlas en la web de manera masiva, y con pocas restricciones. Sin embargo hay un aspecto que tiene relación con su pregunta que debo resaltar; durante mucho tiempo se ha considerado que los archivos conservan información cuyo acceso debe ser restringido, con lo cual los archivistas no hemos desarrollado habilidades para comunicar y divulgar abiertamente su contenido. Es un aspecto en el cual los archivistas debemos trabajar, pues no vemos el concepto de servicio de forma apropiada, sino como un proceso reactivo (o pasivo), más que proactivo.. Llegó  hora de sacarle provecho a las Leyes de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

(Archivoz) Carlos, para cerrar, cuáles crees que serán las lecciones aprendidas y los cambios que se darán en los archivos tras superar esta crisis?

(CZ)La primera es que debemos imaginar lo inimaginable; la segunda es que tenemos que mejorar nuestra capacidad de innovación para cumplir nuestra misión profesional; también es necesario que nos adaptemos rápidamente, pues estoy seguro que vendrán cambios a los cuales debemos responder de manera inmediata, lo cual demanda usar tanto nuestros conocimientos actuales como adquirir nuevas habilidades y conocimientos y competencias; de igual forma tenemos que aprender a partir de los errores profesionales cometidos, los cuales saldrán a la luz una vez superada la contingencia.

Una ultima recomendación para todos los archivistas como guardianes de la memoria de nuestra organizaciones y de la sociedad, es identificar, reunir, clasificar y archivar la información digital que se ha producido para enfrentar la pandemia, representada en mensajes de facebook, twitter, instagram, páginas web y otros tipos de contenido digital producidos desde que se conoció el primer contagio, hasta luego de haber superado la pandemia. Esta información hace parte de un evento que afectó significativamente nuestra sociedad y no puede perderse.

Como corolario, creo que gracias al Covid-19 estamos mucho más cerca de la pregonada oficina sin papeles (así no me guste el término) que hace tres meses, pero primero tenemos que superar la pandemia.

Carlos, como siempre gracias por tu tiempo y disposición. Ha sido una gran entrevista.

«En un escenario como el de hoy, los archivos exhiben todas sus potencialidades»: Entrevista con Carlos Zapata, en tiempos de COVID-19. (Parte I)

Hoy, en medio de la crisis, los archivos cobran una especial relevancia, para garantizar la continuidad de las actividades de quienes teletrabajan y para servir como soporte y agilizador de los servicios médicos que requieren decisiones rápidas y eficientes, basadas en evidencias, en muchos casos documentales.

Por ello, hoy quisimos consultar a un experto y referente archivista para que nos cuente sobre su visión sobre esta situación en términos de la importancia de los archivos y el papel de los archivistas.

(Archivoz)Carlos, un gusto tenerte de nuevo en Archivoz.

(Carlos Zapata) Hola, me complace nuevamente estar en este medio de comunicación compartiendo con la comunidad archivística.

(Archivoz)Carlos, en estas épocas de teletrabajo y crisis por una pandemia global, ¿cuál es el papel que cumplen los archivos?

(CZ) Sin duda esta debe ser una pregunta que nos estamos haciendo hoy todos los archivistas del mundo. Una de las cosas que me he preguntado a propósito de esta crisis de salud pública, es cuántos de nosotros habíamos previsto en nuestros planes de contingencia ante eventuales desastres naturales, accidentales o provocados, alguna acción frente a una pandemia como la que hoy tiene en vilo a más de 170 países, llevándonos a un aislamiento sin precedentes en la historia reciente de la humanidad. De hecho sería muy relevante realizar una investigación a nivel internacional sobre este aspecto que estoy mencionando.

En el campo laboral y profesional, y particularmente en lo concerniente al mundo de la archivística y los archivos, hay tres factores externos que han incidido en el estado actual de cosas: en primer lugar la rápida expansión del Covid-19; de otro lado la lenta reacción de muchos países, que no permitió tomar medidas oportunas y eficaces para hacerle frente a las medidas de aislamiento tomadas por varios gobiernos del mundo; y en tercer lugar, la adecuación de las entidades del Estado y en general de las empresas privadas de todos los sectores para implementar masivamente y de manera inesperada el teletrabajo, incluyendo la realización de todas las actividades en las cuales intervienen documentos e información. También hay factores internos como la poca preparación de los responsable de gestión documental para atender la totalidad de procesos relacionados con la función archivística, y responder a las necesidades de información de los empleados.

En un escenario como el de hoy, los archivos exhiben hoy todas sus potencialidades no solo como fuentes de información para garantizar la continuidad de las actividades de las organizaciones, sino como garantía de derechos para los ciudadanos, quienes dependen de información precisa y oportuna para atender sus necesidades, en una situación de aislamiento, en el que la movilidad está restringida; adicionalmente, hemos vistos como los archivos nacionales de diferentes países de la región han comenzado a ofrecer una variedad de servicios de información, poniendo una parte del patrimonio documental que albergan al alcance del público; un aporte importante en este momento tiene que ver con servicios y ofertas culturales para el ocio y entretenimiento, aprovechando así la coyuntura para fortalecer su relación con la sociedad. Creo que esto será objeto de investigaciones y debates en los meses y años posteriores al levantamiento del confinamiento.

(Archivoz) ¿Y los archivistas?

(CZ) En honor a la verdad, nos tomó completamente desprevenidos, no estábamos preparados para un escenario real (ya no hipotético) de trabajo en una oficina sin papeles. Por un lado no creo que en su gran mayoría los Jefes de Archivo y Gestión Documental de miles de entidades y empresas tuvieran preparada sus entidades para asumir la gestión documental de manera remota, entre otras cosas porque aún nos basamos en el papel como medio de registro de información, y nuestro sistema archivístico sigue siendo analógico. Sería importante conocer por ejemplo como están atendiendo las entidades que no tienen digitalizada toda la información que necesitan, o que por ejemplo tienen sus documentos en empresas de custodia (las cuales también son sujeto de restricciones por la cuarentena), y aún en los casos donde el archivo es administrado por la misma entidad (están asistiendo técnicos de archivo y archivistas a laborar?). Muy seguramente proyectos archivísticos de diferente naturaleza con personal propio o contratado hoy están suspendidos, lo cual afectará la continuidad de las labores de nuestras entidades, si la medida de aislamiento se extiende (como es previsible) por varias semanas o incluso meses.

(Archivoz) La mayoría de las empresas están funcionando con estrategias de teletrabajo. ¿qué tan preparados estaban los archivos y los archivistas para asumir estos escenarios?

(CZ) Como lo señalé en la pregunta anterior, los archivistas no nos imaginamos un escenario laboral por fuera de nuestros departamentos de archivo y gestión documental, ni alejados del ámbito desde el cual se desarrollan las actividades de nuestras organizaciones; durante la segunda parte del Siglo XX, expertos de varias especialidades, incluidos los profesionales de la información y los tecnologistas, hemos estado pregonando (la mal denominada) «oficina sin papeles». Sin duda el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones ha venido contribuyendo para que este escenario estuviera cada vez mas cercano, pero no de la forma como tuvimos que asumirlo de la noche a la mañana. Primero porque gran parte de los documentos que las administraciones producen o necesitan siguen gestionándose en papel, y segundo porque los mismos Sistemas de Gestión Documentos Electrónicos están desarrollados de manera incipiente, limitándose a gestionar por medios electrónicos una mínima parte de documentos (por ejemplo correspondencia, pqrs, facturas, entre otros); en este segundo aspecto, a pesar de que los trámites electrónicos han mostrado avances significativos, éstos solo abarcan unos cuantos documentos del trámite. Muy seguramente las empresas que contaban con departamentos de gestión documental robustos y presupuestos apropiados, y dependen en menor medida de terceros, han asumido de mejor manera la contingencia, aunque no creo que estuvieran del todo preparadas para atender todos sus servicios de manera digital o mediante procesos electrónicos remotos.

Hay un aspecto que resulta crítico en los archivos nacionales, y es la adecuada conservación de sus fondos, dado que para ellos es necesaria la presencia de profesionales en conservación directamente en los sitios donde se encuentran los documentos de valor histórico; labores de limpieza, desinfección, desinsectación, restauración, entre otras, se hacen de manera presencial, y si se prolonga el aislamiento los documentos se exponen a riesgos de deterioro.

(Archivoz)¿Qué crees que debemos mejorar a futuro en nuestros archivos para solventar situaciones como la que tenemos en este momento a nivel mundial?

(CZ) Todo. En primer lugar debemos rediseñar nuestros planes de contingencia y atención de desastres, incluyendo medidas para mitigar los efectos de pandemias, contaminación química, nuclear, etc., que impliquen restricciones para trabajar de manera presencial; por otro lado es necesario acelerar el proceso de digitalización de nuestras entidades, pero de manera técnica e integral y no a retazos. También es imperativo mejorar las competencias digitales del equipo de trabajo de las áreas de gestión documental y de todos los empleados y funcionarios de las organizaciones. Finalmente creo que debemos aprender de esta experiencia para transformar la gestión documental, y con ella la función archivística, digitalmente.

No se trata de digitalizar los cientos de miles o millones de documentos de una entidad, sino de implementar apropiadamente (usando estándares técnicos) la gestión de documentos electrónicos, para lo cual los procesos deben ser electrónicos. Así mismo, resulta urgente que se mejoren las condiciones de conectividad y de seguridad electrónica, para que el teletrabajo no afecte el desempeño de Internet, debido a que este tipo de contingencias implican el tránsito de cientos TB de información lo que pueden colapsar las comunicaciones.

Es innegable que el mundo archivístico (en realidad el mundo entero) no será el mismo a partir de ahora.

 

«Hay que romper con el estigma de que una persona con discapacidad no puede realizar labores en la línea de gestión documental»: Entrevista con Pedro Abel Medina Ríos, docente e investigador

Hoy tenemos el placer de entrevistar a Pedro Abel Medina Ríos, Persona hipoacúsico bilateral, Sordo, Bilingüe, postlocutivo, y oralizado, usuario de Lengua de Señas Colombiana. Nacido en la ciudad de Villavicencio-Meta, Colombia. Instructor del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), quien lleva 19 años como docente de Instituciones de Educación Superior, de los cuales 14 años como instructor de esa entidad, donde ha participado en todas las modalidades de formación y como Líder Sennova e Investigador – Instructor. Apasionado por el mundo de las personas Sordas, asesor en neologismos para L.S.C.

Actualmente vinculado en el Centro de Gestión Administrativa como Instructor –Investigador de carrera administrativa en el área de Gestión Documental y de la Información.

(Archivoz) Primero que todo, agradecemos tu apoyo en la entrevista. Actualmente estás al frente como asesor de 2 proyectos SENA, Dirección General. Cuéntanos de qué tratan estos proyectos.

(Pedro Medina) El primer proyecto es sobre el fortalecimiento de la Política Institucional de Atención a personas con discapacidad a nivel nacional, se plantea una ruta de atención integral articulada con los procesos misionales del SENA, que permite la “Inclusión para Tod@s”. El segundo proyecto de Bibliotecas inclusivas es el fortalecimiento del Sistema de Bibliotecas del Sena – SBS, con la implementación de estrategias pedagógicas y tecnológicas que permiten la “Inclusión para Tod@s”, permitiendo el acceso al sistema por parte de todas las personas incluso a las personas con cualquier discapacidad.

[Archivoz] Acércanos un poco más a tu trabajo, háblanos sobre tu función como instructor e investigador en el SENA y en otras entidades educativas en las que has laborado, en el tema de gestión documental.

(PM) Mi función como la de cualquier profesor, docente, tutor e instructor es la de orientar procesos de formación integral profesional y en materia de la gestión documental la experiencia se exige una actualización constante, manejo de herramientas tecnológicas y aplicación de prospectiva, vigilancia e inteligencia organizacional, para preparar a los aprendices en el conocimiento de alertas tempranas, disminuyendo el tiempo en la reacción y aumentar la capacidad de respuesta en los diferentes procesos de la Gestión Documental en las instituciones.

(Archivoz) Te consideras un investigador apasionado por el mundo de la discapacidad, en tu desarrollo profesional, ¿sientes el apoyo del gobierno o de otras entidades sobre tu talento en el manejo de lenguaje de señas, en la enseñanza archivística y/o Gestión Documental en las entidades de educación superior?

(PM) Si, claro, actualmente si, digamos que han mejorado los apoyos, aunque no siempre lo sentí así, tener una discapacidad no ha sido impedimento para lograr desempeñarme en mis labores, de hecho, desde que superé los niveles de la aceptación de mi discapacidad logré visualizar completamente, conociendo y documentándome, conseguí exigir asertivamente mis derechos y logré ganar espacios que antes nunca pensé conseguir, hasta ganar el concurso en la Comisión Nacional del Servicio Civil – CNSC y tener un futuro asegurado para mí y mi familia.

(Archivoz) Devolviéndonos en el tiempo, ¿cómo te llego a gustar el tema de los archivos, combinándolo con la docencia y la tecnología?

(PM) Bueno, siempre tuve la necesidad de ser organizado, ordenado con mis cosas e incluso con mis ideas, y cuando mis oídos se afectaron por un accidente a los 8 años, tuve la necesidad de ser muy observador, debía escanear todo, las personas, sus actitudes, sus movimientos, sus expresiones, sus labios y los entornos, para lograr descifrar los mensajes. Aprendí desde pequeño que para lograr algo debía planear y seguir las fases o etapas planeadas apoyándome con la tecnología existente y cuando conocí la problemática en los archivos y la necesidad de cumplir una metodología para ayudar a la gente y empresas, sentí que en esta área como lo es la “Archivística” podía ser muy productivo, por supuesto el gusto personal por enseñar me llevo a ser docente.

(Archivoz) La vida da muchas vueltas, según una frase de cajón. Siendo un profesional de la lengua de señas, ¿cómo interpretas esta frase a tu vida personal y profesional?

(PM) Bueno, no soy un profesional de la lengua de señas, mis profesiones son: Ciencias de la Información e Ingeniería de Sistemas, tengo estudios en inclusión y manejo de la diversidad funcional (auditiva, visual, intelectual, física y psicosocial), sólo soy usuario de la lengua de señas colombiana – LSC, estoy aprendiendo lengua de señas americana – ASL… pero analizando la pregunta, es verdad la vida se encarga de enseñarnos que no hay nada escrito y que podemos lograr lo que nos propongamos, que a veces las barreras las ponemos nosotros mismos y que tener una discapacidad no es impedimento para ser completamente feliz, de hecho la vida da muchas vueltas y me he encontrado con aquellos que me decían NO y ahora agachan la cabeza, otros se sorprenden de ver una persona Sorda en mi situación.

[Archivoz] Coméntanos sobre publicaciones o artículos que hayas escrito, sobre archivos, gestión documental, tecnología, basados en la inclusión social y/o condición de discapacidad.

(PM) Bueno, comenté que soy investigador apasionado por el mundo de la persona Sorda, por lo tanto lo que hago en buena parte lo dedico a mejorar entornos para la persona sorda, la otra dedicación es para otras discapacidades; he sido ponente nacional e internacional (Argentina, Brasil, Paraguay y Francia) destacando las habilidades de personas sordas en el área de la gestión documental y demostrando la capacidad de concentración en procesos monótonos donde la persona sorda supera al oyente; he escrito sobre tecnología inclusiva, he desarrollado software (ovas y avas) para apoyar procesos académicos y de formación en LSC y he diseñado estrategias pedagógicas para abordar la diversidad funcional auditiva en entornos de formación y laborales, en el SENA logré desarrollar 3 proyectos de innovación durante 3 años para fortalecer la formación profesional integral – FPI en aprendices Sordos aplicado al programa de formación Tecnólogo en Gestión Documental y al programa Técnico en Asistencia en Organización de Archivos, donde acompañé a 60 aprendices Sordos en el camino de los archivos y ahora disfruto verlos graduados, algunos laborando en empresas en el área de estudio, otros con empresas propias y ejerciendo y otros finalizando sus carreras profesionales en áreas administrativas.

[Archivoz] Define en una frase, la actualidad y el futuro de la gestión documental a nivel mundial.

(PM) La gestión documental actualmente pasa por una sugestión de conciencia empresarial creciente y con preocupación por una intervención asertiva, y a futuro se convertirá en un aspecto esencial en la toma de decisiones para cualquier empresa, independiente de su tamaño y su tipo.

(Archivoz) ¿cuáles son tus recomendaciones a la hora de emprender un proyecto para los profesionales de información, documentación; que les llame la atención apoyar la inclusión social y personas con discapacidad?

(PM) Romper con el estigma que una persona con discapacidad no puede realizar labores en la línea de gestión documental y de la información; dar la oportunidad de conocer el hermoso mundo de la diversidad funcional en el cual cualquier persona puede llegar allí; documentarse sobre los beneficios: económicos, tributarios, en procesos de licitaciones, créditos de organismos estatales, arancelarios, deducción en declaración de renta, disminución de la base gravable en industria y comercio, disminución en cuotas de contratación de aprendices Sena, entre otros beneficios sociales al apoyar la inclusión y contratar una persona con discapacidad. Agregaría que incluir laboralmente a personas con discapacidad genera un impacto muy positivo en las empresas, promueve el trabajo en equipo en los empleados, se crea un compromiso mayor y pertinente empresarial y se mejora la reputación institucional.

(Archivoz) ¿Que tan accesibles son los archivos, para las personas con algún tipo de discapacidad, ¿y que dificultades has experimentado?

(PM) Teniendo en cuenta que los archivos deben cumplir con la norma de infraestructura dada por ley, se puede decir que hay condiciones de conservación documental óptima en muchas de las locaciones destinados a los archivos en Colombia, como también hay muchas que no cumplen con requisitos mínimos siquiera para los mismos archivos administrados y también para las personas convencionales. La accesibilidad debe ser la implementación consciente de un Diseño Universal – DU, que favorezca a los usuarios tanto internos como externos en una institución. Dificultades he tenido muchas, pero las he sabido sobrellevar y con una buena actitud he logrado cambios sustanciales con respecto a mi discapacidad.

(Archivoz) Eres afortunado y bendecido en laborar como docente, investigador, instructor, entre otros roles, sin importar tu discapacidad actual. De acuerdo a lo anterior, ¿cómo analizas el mercado laboral y las oportunidades laborales que carece el gremio archivístico en Bogotá y en Colombia en personas que tengan algún tipo de discapacidad?

(PM) Considero que las oportunidades laborales deben ser para todos, con o sin discapacidad, en auditorias de gestión documental que he hecho, he visto casos de jefes de archivo que no son archivistas y sus subalternos sin conocimiento mínimo en archivística…ahora bien, actualmente hay muchas ofertas en el tema de la archivística y gestión documental, pero no el acceso a ellas para personas con discapacidad, yo diría que debemos trabajar conjuntamente en la sensibilización social y permitir que la “inclusión” como su palabra lo indica debe ser para tod@s, y es que cuando hablamos del gremio archivístico todas las discapacidades tienen lugar, desde una persona Sorda que puede ser en ciertos casos más hábil que los oyentes en manejo visual de información, teniendo una concentración casi 10 veces mayor, hasta una persona ciega con su habilidad para cruzar bases de datos, manejo de Big data en corto tiempo. Partiendo del hecho que cuando perdemos un sentido se agudizan los otros y en eso podemos ser expertos, siempre y cuando superemos la aceptación de nuestra discapacidad con ayuda de tod@s y así beneficiarnos mutuamente.

«Es increíble que muchas organizaciones modernas dejen sus archivos en manos de profesionales que no se han formado para ello»: Entrevista con Arcángel Sánchez (Segunda Parte)

Continuamos hablando con Arcángel sobre Archivos Universitarios. En esta segunda parte, vamos a ir un poco más profundo en su opinión sobre el estado actual de los archivos y el papel del profesional archivista en dicho trabajo. Escenario en el que Arcángel, ha escrito recientemente una nota de mucho interés para quienes estamos en el medio.

(Archivoz) ¿Qué crees que hace falta, en general, para que los archivos sean más visibles y accesibles para todos?

(AS) Son varias cosas. En primer lugar, que existan los ARCHIVOS, es decir que en las organizaciones sean estas públicas o privadas se consoliden archivos en sus distintos tipos, pero preferiblemente Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos.

En segundo lugar, que esos archivos sean coordinados por personal profesional especializado en archivología o archivística, lo común es ver un archivo dirigido por cualquier tipo de profesional inclusive sin experiencia y preparación académica, esto es lo que yo llamo como intrusismo profesional. Por otra parte, está la capacitación o formación propiamente dicha de quienes son profesionales del área, no basta con una preparación de grado, hay que estudiar posgrados y doctorados en el área, aspecto que en Latinoamérica aún debemos desarrollar en cantidad, variedad y calidad, por supuesto hay países que poseen una gran oferta académica de estudios de cuarto nivel en el área, pero otros países sólo poseen estudios de grado con grandes carencias. En tercer lugar, sería interesante que organizaciones internacionales pudieran crear programas de becas para profesionales latinoamericanos para que puedan estudiar doctorados por ejemplo en España. Estamos en plena sociedad de la información y el conocimiento, por lo que si una carrera es importante para el desarrollo de un país es la Archivología, el que se puedan consolidar medios para la formación de profesionales en el área, ayudará a fortalecer tanto a las universidades con nuevas y actualizadas ofertas académicas, como a las empresas que contratan profesionales de la archivología, logrando con ello su modernización, en especial la tecnológica. 

(Archivoz)¿cuál ha sido tu aporte, para hacer que eso que acabas de decirnos que hace falta en los archivos, se materialice y se implemente?

(AS) Por una parte, las investigaciones que he realizado que dan empuje a nuestro sector, a su visibilidad y a la exhortación para que las instituciones, sin importar su tipo, públicas o privadas, tomen en cuenta a la gestión de documentos como área fundamental para su buen funcionamiento. De igual forma podría incluir mi participación como ponente y conferencista en eventos nacionales e internacionales, en donde trato de sensibilizar a los asistentes a estos eventos sobre la importancia de la gestión documental, mostrando con mis propuestas temas innovadores que van dirigido sobre todo a su aplicación práctica. Finalmente, mi trabajo como consultor y profesional planificando y consolidando Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos, ha permitido que varias instituciones, en especial universidades puedan contar con este importante recurso técnico especializado. 

(Archivoz) En esos aportes, ¿has sentido que otras profesiones han invadido el quehacer del archivista?

El intrusismo es innegable en nuestro campo, y no con nuestro consentimiento, sino por la falta de conocimiento de los perfiles de los profesionales de la información por parte de las empresas contratantes. Siempre he comparado a los archivos en las organizaciones con los cerebros en las personas. Por lo que los archivos conservan información que es de gran importancia, como lo son los recuerdos para las personas. Y es increíble que muchas organizaciones modernas hoy en día dejen en manos de personas que no están preparadas o profesionalizadas en nuestra área, a los archivos de sus empresas, en el entendido que los documentos y la información contenida en ellos, son un intangible de un valor incalculable, y fundamentales para la mejora de su competitividad en el mercado donde se desenvuelven, al igual que hacer el trabajo de forma más rápida y cumplir con las legislaciones que le son inherentes. No darse cuenta de ello, significa estar fuera de la sociedad de la información donde estamos inmersos. Por lo tanto, los archivos, los Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos de las empresas-instituciones y las organizaciones archivísticas deben estar preferiblemente a cargo de profesionales de la Archivología, pues es así como podrán conseguir un cambio y mejora.

(Archivoz) A propósito, recién escribiste un artículo sobre el tema, quieres contarnos un poco tu opinión al respecto y la visión que has construido a lo largo de todos tus años de experiencia.

A lo largo de los años me he dado cuenta de que aquellas empresas que no tienen archivos no funcionan adecuadamente, pero que aquellas que lo tengan, y que los mismos sean coordinados por profesionales no especializados en el área, tienden a funcionan inadecuadamente. Sin embargo, hay que destacar que, en muchos casos, existen archivos coordinados por profesionales de diversas áreas pero que se han dedicado a especializarse con estudios de posgrado en nuestra área. Eso tiene gran valor, pues si bien no tiene la formación de grado en archivología-archivística, han dedicado su tiempo en ampliar sus conocimientos y eso seguramente se ve volcado a una buena gestión archivística. Si bien el intrusismo se da en nuestra área, el mismo puede ser positivo o negativo, ya que, si conseguimos que los profesionales de otras áreas que incursionan en nuestra área estén bien preparados, conseguiremos una sinergia de saberes que conlleva a una multidisciplinariedad que muchas veces es beneficiosa si sabe gestionar adecuadamente. Pero sin duda alguna, lo ideal es cada archivo cuente con profesionales de la archivología a su cargo. Considero que hay mucho que trabajar al respecto, pues las legislaciones no defienden la profesionalización especializada en el área archivística, y eso hay que ir cambiándolo poco a poco, junto con la existencia misma de archivos en las organizaciones y de su conformación como sistemas de información.

(Archivoz) Arcangel, para cerrar esta entrevista, ¿cuál es tu visión de cara al futuro de los archivos?

Siempre será positiva, ya que escogí esta profesión como una que tuviese un verdadero significado para las organizaciones, pues son los archivos los encargados de proteger y conservar la memoria, las evidencias de estas. Mucho se habla de la desaparición del papel, y creo que por completo tal vez no le veremos. Sin embargo, vivimos en un mundo en donde los documentos físicos y digitales convergen en el quehacer de las organizaciones modernas y para estar en sintonía con estos cambios tecnológicos debemos estar siempre preparados y actualizados en conocimiento y experiencia. Debemos seguir trabajando y tener presente que la sensibilización de la importancia de los archivos en las organizaciones y para nuestra sociedad, debe ser un proyecto de ejecución permanente.

No queda mas que agradecer a Arcángel por su tiempo para esta entrevista y por su gran aporte a los archivos universitarios. Seguro nos veremos pronto en Archivoz.