Archivistas

«Los países latinoamericanos vienen avanzado en sus legislaciones en la profesionalización de la archivística»: Entrevista con Francisco Serrato, Presidente del Colegio Colombiano de Archivistas – Parte 2

Continuamos con la segunda parte de nuestra entrevista con Francisco Serrato, presidente del Colegio Colombiano de Archivistas y en esta oportunidad hablaremos un poco sobre la ley del Archivista, su impacto, las oportunidades de mejora y el entorno regional en este mismo aspecto.

(Archivoz) Porque es importante que la ley 1409 de 2010 cuente con un código de ética

(FSB) Los códigos de ética son las principales reglas y normas de conducta y comportamiento que están obligados a cumplir los profesionales en su actuar en los diferentes escenarios de la sociedad en que se desempeñen. Es decir, los códigos de ética señalan lo permitido y lo no permitido en la sociedad. Debo también señalar que para que ese actuar sea exigible por parte de un Estado, esas reglas de conducta deben estar reglamentadas en una norma, pero esa norma debe ser un acto expedido por las autoridades competentes, para el caso de Colombia el Congreso Nacional, quien tiene la facultad de expedir leyes.

Ahora,  para el caso colombiano, los archivistas tenemos en la Ley 1409 de 2010, incorporado en el Título V nuestro “CÓDIGO DEONTOLÓGICO O CÓDIGO DE ÉTICA PARA EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN DE ARCHIVÍSTICA”, el cual reúne en dos capítulos el marco de conducta de los archivistas  a que nos henos referido, así: Un primer capítulo que presenta y desarrolla los 10 principios generales del código de ética, que debe tener incorporados todo archivista en su vida interior para el ejercicio de la profesión y que se resumen así: (1. Protección de bienes documentales; 2. La valoración y el principio de; 3 La autenticidad de los documentos; 4-El acceso y legitimidad de los documentos; 5. Justificación de las acciones sobre el material a su cargo; 6. Promover el mayor acceso a los documentos y servicios a todos los usuarios de manera imparcial.; 7. Respeto por el acceso público como por la privacidad de la documentación 8. Prohibición del beneficio propio o de terceros su posición especial y la confianza que la comunidad ha depositado en él; 9. El esfuerzo por alcanzar la excelencia profesional. 10. Trabajo conjunto con sus colegas, así como con otros profesionales

Así como la norma estable deberes, también impone prohibiciones en el segundo capítulo los cuales los resumo así; Deberes de los archivistas, Deberes para con la sociedad, Deberes para con la dignidad de la profesión y Deberes para con los demás archivistas y profesionales. Con lo anterior considero que tenemos un marco amplio de regulación en materia de código de ética del cual debemos apropiarnos los archivistas, y que este no sea solo como un referente teórico. El código de ética es importante porqué nos traza esa línea clara de acción a los profesionales en nuestro actuar, buscando la integridad como persona y especialmente como profesionales, esto conlleva un alto compromiso de servicio con las instituciones a las cuales estamos vinculados, sean públicas o privadas.

Aquí, me detengo un momento para no pasar por alto aspectos de los cuales necesariamente debemos conocer por la estrecha relación que se tiene con los  aspecto del código de ética, hemos mencionado la conducta de los archivistas en el ejercicio de su profesión, los deberes a los cuales esta sometido y las prohibiciones que se le imponen, y la nos preguntamos entonces, quién va a ejercer la vigilancia de lo anterior?,  y es ahí en donde abordamos lo relacionado la creación de los Tribunales de Ética, que establece la Ley 1409 de 2010, integrado por nada menos que magistrados quienes juzgaran la violación de derechos, prohibiciones y malas prácticas archivísticas, y ello es muy importante porque es la forma de materializar, la malas prácticas y/o conductas que atenten contra las buenas prácticas archivísticas. Estos tribunales en su ejercicio y competencias impondrán las sanciones que la ley les faculta, (amonestación, suspensión temporal y cancelación de la tarjeta profesional). Pero esto es un tema que debe tratarse más a profundidad.

(Archivoz) Cuál ha sido el impacto de la Ley 1409 de 2010 en relación con: La Archivística, La academia, el Archivo General de la Nación y los gremios.

(Archivoz) En primer lugar, veamos cómo ha sido el impacto que ha tenido la ley 1409 en relación con la archivística. Esta norma nos trae una definición de que debe entender por ejercicio profesional de la archivística, concepto que hasta antes de la expedición de esta ley eran solo referentes teóricos y académicos, ahora definición es un concepto legal, en el cual el alcance es el mismo para todo el profesional y debe ser entendido igualmente en el sector público como en el privado.

En relación con el Archivo General de la Nación, su impacto considero que ha sido positiva, dado que ha permitido articular actividades en los Consejo Territoriales de Archivos, uno de ellos los nombramientos de los Archivistas en esos consejos territoriales.

Frente a la academia, las instituciones de educación superior han fortalecido en planes y programas académicos el conocimiento por parte de los estudiantes de la Ley 1409, coordinando actividades entre el Colegio Colombiano de Archivistas y las instituciones de educación superior.

En cuanto al impacto con los gremios, esto ha permitido que se pueda definir cuál es la competencia de cada uno d ellos, en ocasiones pareciese que es el colegio al que le corresponde todo, y así se le ha solicitado.

Todo esto ha sido un proceso de aprendizaje, en el cual como archivistas también estamos conociendo más de cerca que son los gremios, cuál es su papel en el proceso formación de archivistas y cual su rol en la sociedad.

(Archivoz)Que ha sido lo más importante que ha pasado en 10 años de la Ley 1409 de 2010

(FSB) Son varias los que temas o aspectos que se consideraría logros importantes en esto 10 años que ha cumplido la Ley 1409, esto visto desde la competencia que le corresponde al Colegio Colombiano de Archivistas.

  • Defensa de la Ley 1409 de 2010 ante las 6 demandas de inconstitucionalidad que contra ella se han presentado ante la Corte Constitucional, quien en los fallos ha determinado que no ha existido violación de las normas de la Ley, contra la constitución y menos contra los derechos fundamentales de otras profesiones.
  • La expedición de los actos administrativos que iniciaron la expedición de las tarjetas profesionales.
  • La implementación del Registro Único Profesional de Archivistas -RUPA
  • La articulación con otras agremiaciones
  • La participación en los nombramientos de los archivistas en los Consejos Territoriales de Archivos.
  • La apertura de nuevos programas de formación profesional de archivística
  • La adquisición de una sede propia para funcionamiento del Colegio y para los archivistas.
  • Trabajo con el Sena, en donde se aclaró, cuáles de los programas de formación que ellos tienen, son de nivel profesional para que a sus egresados se les expida la Tarjeta Profesional.
  • Actividades de divulgación de la ley en diferentes escenarios académicos, empresariales, gremiales y sectores públicos.
  • La apertura del camino en las entidades públicas para el nombramiento de archivistas en los cargos relacionados con el ejercicio de la archivística.
(Archivoz) Nada es perfecto, Que cambiarias o mejorarías de la ley 1409 de 2010

(FSB) Estar al frente de este CCA, atender las diferentes solicitudes, escuchar a los archivistas a la academia, estudiar sobre el tema, han permitido ver con mayor claridad el alcance de la ley 1409 de 2010.

Considero importante revisar el tema de las Profesiones Auxiliares de la Archivística, poder definir más las competencias del Colegio Colombiano de Archivistas, también considero importante y necesario que revisemos con el sector archivístico del país, la conforman cada uno de los tribunales, en cuanto a la cantidad de integrantes que debe tener, esto basado en la experiencia vista de participación limitada de los archivistas en los consejo territoriales de archivos, ello me permite visibilizar una participación limitada de los archivistas en los tribunales, quienes en sus decisiones afectarán el derecho al trabajo de sus colegas. Por lo demás es una ley que como pocas que reglamentan una profesión abordo casi la totalidad de asuntos que debe tener una norma como estas.

(Archivoz) Entiendo, Que la ley 1409 de 2010 ha sido demandada. ¿Que nos puedes contar al respecto?

(FSB) En efecto, como se mencionó anteriormente, han sido 6 las demandas de orden constitucional que se han presentado contra la Ley 1409 de 2010, todas ellas ante la Corte Constitucional, estamos hablando de acciones de inconstitucionalidad, es decir que los demandantes han considerado que apartes de la Ley 1409 de 2010, están en contra vía de lo establecido la Constitución Política de Colombia.

Veamos,  las demandas que se han interpuesto son de orden constitucional, solicitando que se declaren inconstitucionales varios de los artículos de la Ley 1409 de 2010, como son los artículos 4, 5, 6  y 10, los cuales reglamentan los temas relacionados con  la expedición de la tarjeta profesional,  inscripción en el Registro Único Profesional de Archivistas y la función del Colegio Colombiano de Archivistas de expedir tarjetas profesionales, estas normas (artículos son la columna vertebral de la Ley). Las demandas plantean la presunta violación de los derechos al trabajo, a la igualdad, a la libre escogencia de profesión y oficio, de parte de la Ley 1409. El Colegio ha realizado intervenciones en estos procesos, ante la Corte Constitucional en los cuales se exponen los argumentos que contrarían los de las demandas, como resultado final de los procesos podemos decir que el balance ha sido positivo, dado que no ha salido ninguna demanda en contra de la ley y en otras oportunidades se han archivado.

Estas demandas lo que muestran es el ejercicio de participación ciudadana en un Estado Social de Derecho como lo es Colombia.

(Archivoz) Cómo están otros países de Latinoamérica en relación con legislación en el ejercicio de la profesión.

(FSB) En términos generales, los países latinoamericanos vienen avanzado en sus legislaciones en la profesionalización de la archivística, también denominada en algunos de ellos como Archivología. La reglamentación de una profesión depende en gran medida del tipo de Estado que se tenga cada país, por la relación directa que se tiene con la educación superior adoptada, todas ellas dependientes de su carta política o constitución.

Ha tomado centenares de años tener reglamentaciones de esta profesión, por ello cada una de las normas que han reglamentado la profesión en los diferentes países, debe verse como un avance y un logro para los profesionales de la archivística. Tengamos de presente que el ejercicio de la archivística implica la protección de derechos fundamentales, colectivos y sociales y todos ellos tienen están ligados al ejercicio del poder.

(Archivoz) Que bien. Cual consideras es el más completo y actualizado

(FSB) Considero que cada norma es completa en el ámbito del país que la expidió, en un ejercicio de derecho comparado, considero que la norma colombiana que reglamento la profesión de archivistas, cubre una mayor cantidad de asuntos que son necesarios tener reglamentados y claros para el ejercicio de nuestra profesión, como los son establecer derechos, prohibiciones, código de ética, definir un procedimiento de juzgamiento, establecer tribunales éticos, señalar las sanciones que pueden ser impuestas, entre los varios temas allí desarrollados.

Finalmente. Es posible o mejor es fácil ejercer la profesión en el ámbito internacional

(FSB) Considero que el ejercicio de la archivística como profesión esta tomando la ruta de posicionamiento social y estratégico que debe tener, no país en el cual no se esté hablando hoy día de gestión documental y eso hace que el reto que tenemos los archivistas sea inmenso en poder cumplir con las expectativas que se tienen de la archivística.  Así son varios los escenarios internacionales en los cuales hay espacio para todos, pero es necesario trabajar en la integración real de la profesión, conocemos y del al alcance que nos proporcionan los medios y tenemos el conocimiento de lo que significa administrar la información como un gran recurso.

La economía mundial, la tecnología, y la academia, entre los muchos sectores de la sociedad  giran en tormo a la información, veamos como la Unión Europa tiene en el conjunto de sus normativa, regulaciones en materia de archivos, protección de datos, son un ejemplo  de apertura y participación comunitaria, en la cual se busca un bienestar colectivo, como es la de cada uno de los estados miembros de la comunidad europea y como ellos a través de las diferentes autoridades de Unión Europea han expedidos normas que abordan los temas archivísticos,  por citar algunas de las norma que más me han gustado;

  • Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos,
  • Reglamento (UE) 2019/880 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de abril de 2019, relativo a la introducción y la importación de bienes culturales
  • DECISIÓN (UE) 2017/864 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 17 de mayo de 2017, relativa a un Año Europeo del Patrimonio Cultural (2018)

Lo anterior nos permite ver como es de grande el campo de acción que tenemos como profesionales de la archivística, pero algo de lo que debemos empezar a mirar cuidado para fortalecernos, es el de la especialización en una de las áreas del conocimiento de la archivística. Vemos como hoy en día encontramos archivistas que nos hablan de todo, pero cual es el aporte real que se hace.

 


Entrevista realizada por José Libardo Borja

 

Banner Archivoz en español

 

 

«El archivista es el garante de los derechos de las personas en un contexto amplio»: Entrevista con Francisco Serrato, Presidente del Colegio Colombiano de Archivistas – Parte 1

(Archivoz) Buenas tardes, Francisco es un placer que por fin podamos concretar este espacio para hablar.

(Francisco Serrato B) En primer lugar, presento en nombre del Colegio Colombiano de Archivistas, a usted y a todos los lectores de este medio tanto en Colombia como en los diferentes países en los cuales tiene presencia un saludo y un agradecimiento por brindar este espacio.

Para nosotros también es un gusto poder conversar con ustedes, y aquí estamos para dar a conocer de las actividades realizadas por este gremio, uno de los más representativos de los archivistas en nuestro país en los últimos años.

(Archivoz) Cuéntanos de tu historia profesional, ¿Cómo llegas a los archivos?

(FSB) Al terminar el bachillerato, cuando se toman decisiones transcendentales en el futuro de una persona, se me presento una oportunidad de trabajo en una de las mejores Bibliotecas Universitarias de este país, la Biblioteca General Alfonso Borrero Cabal, S. J. de la Universidad Javeriana, en donde inicié como auxiliar, en donde estuve por 7 años en las diferentes áreas que en esos años la integraban (Circulación y Préstamo, Procesos Técnicos, etc. Y es allí en donde conocía la Bibliotecología y Archivística, soy egresado de la Universidad de La Salle

Luego estuve en el Centro de documentación de la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina y luego estuve al frente del Centro de Documentación de Legis. Estando allí se presentó en 1990 una situación social y jurídica transcendental para el país se da el movimiento de la séptima papeleta, proceso que concluyo en 1991 con la Asamblea Constituyente y con la Nueva Constitución Política de Colombia de 1991.  Acto que trazó un importante reconocimiento para los archivos, bibliotecas centros de documentación, etc., al igual que para mi vida profesional y personal, al encontrar en este pacto social, de manera clara y real la constitucionalización de la información.

En 1992, luego de un proceso de selección fui nombrado en la Corte Constitucional como Director de la Biblioteca y Archivo, lo cual fue también el cumplimiento de un anhelo y sueño de trabajar en esa nueva Corte. Allí reafirmé mi convicción por el valor de la información, al ser el recurso más importante en el ejercicio de los derechos de las personas, lo cual sumado a los procesos de apoyó en la recuperación y obtención  de la información en las  investigaciones documentales que requieren los diferentes despachos   en los diferentes temas que son de su interés, también me permitió tomar otra decisión fundamental para mi vida profesional y personal que fue la de estudiar derecho, además de ser motivado por uno de los mejores  magistrados que ha tenido la Corte Constitucional Ciro Angarita Barón.

Luego de terminar los estudios de pregrado en derecho, realice estudios de posgrado en Derecho Constitucional y Ciencias Administrativas. Esta formación me llevó al trabajo de los gremios, recordando parte de lo que es diferentes espacios académicos nos decían nuestros maestros en la Facultad de Bibliotecología y Archivística.

Sin duda alguna, los gremios han estado presentes en la vida profesional de los archivistas en Colombia, pero tal vez en los tiempos más recientes y cercanos han tenido un mayor protagonismo en la vida social, económica y estructural del país.

Es así como llevó más de 15 años trabajando en los temas de gremios.

(Archivoz) Explícanos de forma general. ¿Cuál es la función del Colegio Colombiano de Archivistas?

(FSB) En primer lugar, déjeme decirle que el Colegio Colombiano de Archivistas es una institución privada, crea por aproximadamente 81 archivistas en 2006, como parte de los derechos fundamentales consagrados precisamente en la Constitución Política de Colombia de 1991. Debido a ello, mediante la Ley 1409 de 2010 en su artículo 10 le da unas funciones concretas las cuales son:

  • El Colegio Colombiano de Archivistas como entidad asociativa, que representa los intereses profesionales académicos y de responsabilidad deontológica de esta área de las ciencias sociales y humanísticas, conformado por un mayor número de afiliados activos de esta profesión, con estructura interna y funcionamiento democrático, plural y equitativo, que funcionará con su propio pecunio y cuya finalidad es la defensa, fortalecimiento, apoyo, inspección y vigilancia en el ejercicio profesional de la Archivística. A partir de la vigencia de la presente ley tendrá las siguientes funciones públicas:

Primero, expedir la Tarjeta Profesional a los Archivistas, para ello el archivista debe cumplir con los requisitos que estableció la ley 1409 de 2010, es decir ser profesional en uno de los niveles señalados en la Ley30 de 1992, que es la Ley General de Educación Superior de Colombia. Aquí es importante aclarar que hay formación por competencias autorizados por la ley laboral y que no son objeto de expedición de tarjeta profesional. La tarjeta profesional es el plástico que se entrega al profesional que la solicita, luego de que ha cursado el procedimiento que se ha establecido para ello.

La tarjeta profesional tiene los datos de identificación del profesional, el nivel de formación profesional, el número de la Tarjeta Profesional, la Entidad educativa de la cual es egresado, el número de identificación y lo más importante el número de Tarjeta Profesional que se le otorgo, número de resolución con la cual se le otorgo y la fecha de expedición.

Segundo, crear el Registro Único Profesional de Archivistas y realizar el trámite de inscripción correspondiente. Este registro permite un adecuado control social de los profesionales y su ejercicio, el Colegio ha implementado está herramienta en donde la ciudadanía en general puede conocer cuales profesionales cuentan con tarjeta profesional. Es el activo más valioso que tiene el Colegio, el recurso más cuidado el cual es actualizado en forma periódica. El RUPA, como se le conoce a este registro es quien da fe del real ejercicio de un profesional de la archivística en los términos de la Ley 1409 de 2010.

El Registro le permite a toda la sociedad conocer el nombre del archivista y el nivel profesional. El profesional que no esté en este registro está ejerciendo en forma ilegal la profesión, según lo señala el artículo 7 de la Ley 1409 de 2010, al indicar que quien ejerza la archivística sin el lleno de los requisitos, contemplados en la ley quedará inmerso en el ejercicio ilegal de la profesión, sin perjuicio de las sanciones que correspondan a las autoridades penales, administrativas y disciplinarias, según el caso.

Y por último, conformar el Tribunal Nacional Ético de Archivística, para darle cumplimiento a las responsabilidades establecidas en el Código Deontológico o Código de Ética, de que trata la presente ley y de conformidad con las disposiciones legales vigentes y de su Reglamento Interno.

Los tribunales juzgaran desde lo profesional en lo disciplinario el ejercicio de la archivística por parte de los archivistas, lo cual implica también una responsabilidad de administrar justicia por parte de quienes integren estos tribunales. Su implementación debe estar rodeada de una adecuada organización en lo físico, tecnológico, lo jurídico, administrativo judicial, garantizar la sostenibilidad de los recursos para su funcionamiento continuo entre otros aspectos que den las garantías necesarias de debido proceso a quienes sean disciplinados. Existen más aspectos que deben ser considerados para la implementación de estos tribunales.

(Archivoz) Ahora bien. ¿Cuál es su posición con relación a la función de los archivistas, en el contexto social de un estado?

(FSB) El archivista es el garante neto, completo de los derechos de las personas en un contexto amplio, su responsabilidad en el ejercicio de sus funciones frente a los derechos que de ellos dependen cuando se está administrando, organizando, clasificando los documentos e información, clave para establecer los derechos de los todos. No es simplemente conocer una técnica de cómo realizar instrumentos archivísticos, es realmente tener claridad de su papel que cumplimos frente a los derechos de los demás. He mencionado anteriormente que estamos en un Estado en el cual los archivos y la información se ha constitucionalizado, significando especialmente con ello que los derechos fundamentales, los derechos sociales y derechos colectivos en un Estado pasan por las manos de los archivistas y en las decisiones que tomemos en las diferentes etapas del ciclo vital de los documentos podemos estar afectando de manera radical a muchas personas. Aquí desearía hacer un llamado especialmente para que se ponga una mayor atención en la actividad de organización, pues la disposición y oportuna recuperación de la información contribuye a que los derechos fundamentales de las personas sean menos vulnerados.

(Archivoz) Interesante, cuéntanos los principales aspectos de la ley 1409 de 2010

(FSB)Quiero referirme inicialmente, a que esta ley es el resultado del conceso de: Instituciones de Educación Superior, Agremiaciones, Instituciones públicas del sector archivísticos y archivistas, todos ellos contribuyeron para que fuese aprobado por el Congreso de la República el proyecto de ley trabajado conjuntamente.

Con el propósito de regular una profesión, en este caso la archivística se consideraron los aspectos más relevantes, que enumero a continuación.

  • Definición del profesional archivista
  • Requisitos para el ejercicio legal de la profesión de archivistas
  • Que es considerado el ejercicio ilegal de la archivística
  • Funciones del Colegio Colombiano de Archivistas
  • Código de ética para el ejercicio de la profesión (Deberes y prohibiciones)
  • Creación del Registro Único Profesional de Archivistas
  • Tribunales de Ética
  • Régimen y procedimiento disciplinario
  • Régimen de transición

Es una de las normas más integras que hay en materia de regulación de una profesión precisamente por los aspectos que se acaban de señalar, cada uno de ellos es en si mismo todo un cuerpo normativo que abordan los aspectos que se deben tener en cuenta.

(Archivoz)En ese sentido. ¿Por qué es importante regular esta profesión?

(FSB)Remitámonos al artículo 26 de la Constitución Política de Colombia, que señala que hay libertad de ejercer, arte, ocupación u oficio, salvo aquellas que implique un riesgo social, las cuales deben tener un control y regulación especial, entonces, las profesiones que implican riesgo social son necesariamente reguladas luego de un proceso de ponderado que hace el legislador, especialmente porque se debe determinar con precisión, que el ejercicio de esa profesión causa un daño a una colectividad, en el caso de la archivística, el ejercicio de nuestra profesión, si se ejercen malas prácticas en la aplicación de los aspectos de formación, se puede llegar a causar daños a la sociedad colombiana, tanto en los sectores públicos como privados, e incluso a la humanidad entera.

El principal fin u objetivo de la regulación de profesión a través de una ley, es pretender disminuir el riesgo social de la colectividad mediante la exigencia de la formación profesional de quienes van a ejercer la profesión.  Este es el punto central de la ley, riesgo social y prevención del daño colectivo.

El riesgo social se presenta cuando las actividades realizadas por los profesionales archivistas pueden llegar poner en peligro el interés general y demás derechos que puedan llegar a tener los destinatarios de las actividades que desarrolla el profesional archivista. Por ello el legislador tiene la competencia de regular la profesión, mediante la expedición de una ley   en la cual se exija el título de idoneidad cuando esta actividad con lleva un riesgo social, con el propósito de minimizar los riesgos vinculados a la profesión.

(Archivoz) Acláranos por favor, el Alcance del riesgo social en la regulación de la profesión.

(FSB) En primer término, vemos como el ejercicio de la archivística tiene de un núcleo esencial y directo con el derecho fundamental al acceso y la libertad de información, en esa misma línea las actividades que ejercen en los archivistas en los diferentes niveles de formación profesional están ligados al manejo de información en la cual están consagrados los diferentes derechos de las personas, especialmente los derechos considerados como fundamentales. El manejo de la información que un archivista de ella en el ejercicio de su profesión tiene unas implicaciones y alcances que pueden afectar los derechos y garantías de las personas.

Con lo anterior quiero significar que el riesgo social al estar ligados a las actividades que desarrollan los archivistas, en términos de la Corte Constitucional, esta ha reiterado su jurisprudencia en este tema así: “objetivo de la reglamentación de las profesiones no es consagrar privilegios en favor de determinados grupos sociales sino controlar los riesgos sociales derivados de determinadas prácticas profesionales

Francisco, esta sin duda es una entrevista muy nutrida y que considero estaba pendiente desde hace tiempo. Nos quedamos hoy con esta primera parte y en los próximos días tendremos la continuación de esta conversación.

 


Entrevista realizada por José Libardo Borja

 

Banner Archivoz en español

«Alfabetización Archivística está enmarcada dentro de la lógica de nueva archivística»: Entrevista con Marco Antonio Gózar Llanos – Parte 1

Es un Placer entrevistar a Marco Antonio Gozar Llanos, de la ciudad de Lima – Perú. Archivero egresado de la Escuela Nacional de Archiveros, hoy Escuela Nacional de Archivística – Archivo General de la Nación (ENA). Es un profesional entregado a la causa social que enfrenta día a día diversas situaciones con los archivos en su país y cuyo resultado es un camino de aprendizaje permanente, obtenido a través de las visitas, evaluaciones, entrevistas, capacitaciones y consultorías en más de 150 archivos públicos del Perú desde el año 2005.

En el año 2012 formó la empresa COINN CONSULTORES INTEGRALES EN ARCHIVOS S.A.C. (COINN), empresa especializada en la prestación de servicios de consultoría en administración de archivos y ejecución de proyectos archivísticos. En la actualidad lidera el último Proyecto de Alfabetización Archivística que financia COINN: los Fiscalizadores Auditores Ciudadanos (los FAC), una propuesta que busca motivar a los ciudadanos peruanos y de Latinoamérica para que soliciten información pública con la finalidad de colaborar con sus administraciones públicas a través de la fiscalización y auditoría ciudadanas de sus funcionarios y servidores públicos.

Agradecemos a Marco Antonio por su valioso tiempo y disposición para esta entrevista, ganándose un espacio en el corazón de la Revista Archivoz.

[Archivoz] ¿cómo fueron tus inicios en los archivos?

(Marco Antonio Gózar Llanos) Debido a mi “pasado jurídico”, tuve un permenente contacto con los archivos judiciales pero como cliente (léase “usuario”) por cerca de 10 años (1995 al 2004). Ya como estudiante de la Escuela Nacional de Archiveros del Perú (en la actualidad Escuela Nacional de Archivística) formé parte de un Proyecto de organización de documentos de archivos de una institución pública, proyecto que fue todo un fracaso.

Estas dos experiencias fueron determinantes en la construcción de una visión y postura muy críticas respecto de cómo operan los archivos públicos en el Perú, de la eficiencia del Archivo General de la Nación del Perú (para ser más exactos, de la eficiencia de sus funcionarios y servidores públicos) y también de las reales capacidades que tenemos (o no tenemos) quienes estamos llamados a crear y/o administrar un archivo.

[Archivoz] ¿Qué te llamo la atención de estudiar archivística y trabajar en esta profesión?

(MAGL) Llegué a la Archivística el año 2005 por error.  Quería ser “restaurador de libros” y postulé e ingresé a la Escuela Nacional de Archiveros del Perú, en la actualidad Escuela Nacional de Archivística.

Cómo mencioné en la pregunta anterior, mi contacto con los archivos como cliente (léase “usuario”) y como parte de un equipo encargado de organizar un archivo público no generaron en mí comodidad ni satisfacción.  Es por ello que desde un inicio pude entender que el divorcio entre la teoría que me ofrecía la academia y la realidad de los archivos públicos era total.  Esta situación que describo no solo me llamó la atención sino que me hizo entender que era necesario un cambio

El año 2012 funcionarios del Archivo General de la Nación del Perú me negaron información pública solicitada conforme a ley (yo ya era egresado y consultor archivístico independiente), hecho que motivó que naciera en mí la convicción de dejar de ser un espectador y tomé la decisión de expresar mis opiniones de manera pública y directa a través del Facebook, a finales del 2013.

[Archivoz] ¿En qué proyectos trabajas actualmente y cuales han marcado tu vida laboral?

(MAGL) La Covid-19 nos obligó a todos a reformularnos como personas y a reformular nuestro modus operandi.  En mi caso, como Gerente General de COINN CONSULTORES INTEGRALES EN ARCHIVOS S.A.C., tuve el reto de liderar la “adecuación” de COINN a las exigencias que exigía esta pandemia.

Dado que desde fines del 2016 apostamos por ofrecer “Cursos Talleres Archivísticos Internacionales Online Personalizados”, no fue difícil “adecuarnos” a los servicios online.  En la actualidad este nicho, los cursos talleres PERSONALIZADOS, constituyen un servicio que ha tenido una gran y grata respuesta por parte de la comunidad archivística latinoamericana, habiendo generado conocimientos archivísticos (es lo que vendemos) a colegas y a profesionales de otras áreas (básicamente historiadores y bibliotecólogos) de 14 países de Latinoamérica.

En la actualidad ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA, un Proyecto de alcance latinoamericano que financia COINN, ha logrado después de varios años y gran esfuerzo una apreciada notoriedad entre la comunidad archivística latinoamericana.  Por tratarse de un Proyecto que financia mi empresa y por tener alcance latinoamericano, constituye en este momento el proyecto más importante de COINN y le estamos apostando absolutamente todas nuestras “balas”.

 [Archivoz] Háblanos sobre ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA.  ¿Cómo la defines? ¿Cuáles son las acciones concretas que propone ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA?

(MAGL) ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA es una de las estrategias de nuestra propuesta de una NUEVA ARCHIVÍSTICA, así como lo es REVOLUCIÓN ARCHIVÍSTICA.  ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA está enmarcada dentro de la lógica de nueva archivística, la cual propone una archivística de acción, una archivística eficiente, una archivística efectivamente enfocada en los clientes (léase “usuarios”).

ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA consiste en el reconocimiento de este protagonismo de los clientes (léase “usuarios”) que nos obliga a reformular las estrategias (¿alguna vez las tuvimos?) de presentar a la Archivística “en sociedad”.  El ejecutar y operar a la Archivística bajo nuevos parámetros y en función a lo que nos imponen nuestras coyunturas socio político económicas le corresponde y le corresponderá a la NUEVA ARCHIVÍSTICA que proponemos.

Mencionaré solo dos de los objetivos de ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA, por ser los dos objetivos específicos en los que estamos trabajando desde COINN:

  1. Posicionar y visibilizar a los archivos públicos como herramientas, instrumentos y/o armas eficientes y mortales en la lucha contra la corrupción.
  2. Posicionar y visibilizar a los archivistas, archiveros, archivólogos, archivónomos como líderes, gestores y estrategas dentro de las organizaciones donde trabajan, para las cuales trabajan y en sus comunidades, distritos, departamentos, regiones, intendencias, cantones, ayuntamientos, países.
[Archivoz] Y ahora viene la pregunta clave: ¿qué metas u objetivos de ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA han logrado?

(MAGL) Este año 2020, a pesar de la tragedia que ocasionó y está ocasionando la Covid 19, ha sido un año de retos y que ha consolidado a ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA como una Propuesta de alcance latinoamericano.  Que quede claro: hablo de un año de consolidación pero esto recién comienza.  Valoro mucho, eso sí, el que esta consolidación se haya dado después de tantos años de estar al frente, junto con otros colegas latinoamericanos, de una propuesta en la que éramos voces solitarias.  Ahora somos voces menos solitarios pero ya dejamos de ser anónimos.

Los logros más resaltantes son los siguientes:

  1. BECAS INTEGRALES:

COINN ha podido financiar becas integrales para “cursos talleres archivísticos internacionales personalizadeos online” (así los llamamos) sobre Alfabetización Archivística, Administración de archivos públicos y Archivos públicos y lucha contra la corrupción.  Estos son los ejes temáticos en los cuales nos hemos focalizado.

Hasta la fecha hemos podido ofrecer estos cursos talleres con becas integrales financiadas por COINN a colegas y a profesionales de otras áreas (historiadores y bibliotecólogos, básicamente) pertenecientes a 11 países de Latinoamérica.

  1. RIALAR, LA RED INTERNACIONAL DE ALFABETIZADORES ARCHIVÍSTICOS

Este logro es un ejemplo concreto de cómo ALFEBETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA es una propuesta que ya tiene alcance latinoamericano pero sobre todo una propuesta que hace, que ejecuta, que motiva.

Expondré, entonces, dos casos concretos del ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA de dos empresas latinoamericanas que son miembros de RIALAR:

  1. DESDE COLOMBIA

El CLUB ARCHIVÍSTICO es un Proyecto de ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA que financia la empresa GESTIÓN DOCUMENTAL EN SUS MANOS, de Medellín, Colombia.  Su fundadora y líder, la Archivista colombiana Leonor Bedoya Valencia (también miembro de RIALAR), lidera y organiza reuniones online donde se explica, se debate y se analiza temas archivísticos puntuales y en los cuales participan colegas de Latinoamérica.

A la fecha ya se han realizado siete reuniones y la presencia de cada vez más colegas latinoamericanos crece de manera muy auspiciosa.

  1. DESDE PANAMÁ

La creación de REAL, RED DE EMPRENDEDORAS ARCHIVÍSTICAS DE LATINOAMÉRICA, proyecto que financia la empresa panameña GEDSA quien bajo el liderazgo de su fundadora y creadora de contenidos, la archivóloga Kenya Gudiño Ledezma (también miembro de RIALAR), surge del contacto de empresas lideradas por mujeres a través de su participación en la RED INTERNACIONAL DE ALFABETIZADORES ARCHIVÍSTICOS (RIALAR).

El objetivo es conectar a mujeres emprendedoras en el ámbito archivístico de latinoamérica para brindarles un espacio que les permita desarrollarse como líderes y a la vez adquirir nuevas capacidades y habilidades.

Como se puede apreciar, ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA ya comenzó a tener una presencia latinoamericana a través de acciones concretas y si bien es cierto uno de los objetivos en los que más está trabajando COINN CONSULTORES INTEGRALES EN ARCHIVOS S.A.C. es la lucha contra la corrupción en Latinoamérica, se puede apreciar que no se descuidan otros flancos.

Para concluir esta pregunta, es menester mencionar que ALFABETIZACIÓN ARCHIVÍSTICA también constituye una propuesta fresca frente a las reformulaciones y cambios de paradigmas que nos imponen las nuevas tecnologías y la transformación digital, de allí la necesidad de construir una NUEVA ARCHIVÍSTICA, propuesta que amerita un trabajo paciente y articulado y donde los factores paciencia, perseverancia y acción son fundamentales

 


Entrevista realizada por Luis Guillermo Venegas B.

 

Banner Archivoz en español

«Nosonpapeles.com es mi tesoro, me ha permitido ayudar a muchos archivistas que han encontrado en el blog un lugar donde pueden sentirse acompañados»: Entrevista a Edin Gutierrez, 2ª Parte

Continuamos hoy con la segunda parte de la entrevista a Edin Gutiérez, autor del blog www.nosonpapeles.com  y con quien tuvimos una genial primera parte de su entrevista   y continuamos hoy hablando con Edin.

[Archivoz] Nosonpapeles.com, curiosa frase para quien la lee. ¿Edin, coméntanos en breve de que se trata?

Nosonpapeles.com es una iniciativa que cree en el año 2017 con el objetivo de compartir mi conocimiento y experiencia sobre archivística y gestión documental y a través del cual pudiera ayudar a la mayor cantidad posible de archivistas, que vieran en mi contenido un apoyo para llevar a cabo sus labores diarias con los archivos, los documentos, la información y la gestión documental.

El nombre nosonpapeles, fue muy fácil de elegir, porque es un concepto que siempre utilizaba, en cada espacio que participaba, insistía que los documentos no son papeles, dando a entender que los documentos son más que un soporte, y se presentan en formas y soportes distintos al papel.

Bueno, y ya hoy en día, nosonpapeles.com es una comunidad de archivistas que día a día sigue creciendo y espero que así sea, en beneficio de los mismos archivistas que ven en el contenido que comparto, una guía y apoyo en el ejercicio diario de esta hermosa profesión.

[Archivoz] ¿Qué proyectos estas realizando actualmente y cuales han marcado tu vida profesional?

Los proyectos que actualmente estoy realizando son principalmente tres: La docencia, nosonpapoeles.com y una maestría en Administración que estoy estudiando. Y ese es mi orden de prioridades.

Ser docente me llena en lo personal y profesional, saber que compartiendo lo poco que sé, estoy aportando en el desarrollo de otras personas, eso me hace feliz. Nosonpapeles.com es mi tesoro, me ha permitido ayudar a muchos archivistas que han encontrado en el blog un lugar donde pueden sentirse acompañados. Y la maestría en administración que estoy estudiando, es un proyecto que este año retomé, y con el cual cualificaré mi perfil y conocimiento, para ponerlo a disposición de los estudiantes y de los seguidores de nosonpapeles.com

Pero la docencia y nosonpapeles.com han marcado mi vida profesional.

[Archivoz] En tu proyecto de Podcast, encontramos varias entrevistas con colegas del gremio archivístico y sus experiencias profesionales. ¿Cuál entrevista nos recomendarías y cuál te ha impactado a nivel personal y profesional?

Es difícil elegir una sola entrevista, porque cada invitado es un excelente y destacado profesional en la comunidad de archivistas, por el podcast “Archivística a otro Nivel” que también hace parte del blog, han pasado archivistas hombres y mujeres que considero han encajado perfectamente en los temas que he pretendido desarrollar y que son de utilidad para el día a día de los archivistas en las organizaciones que se desenvuelven.

Entonces, más que recomendar una sola, recomiendo que se revisen los 27 episodios que he publicado para la fecha de esta entrevista. Considero que hay una parrilla de temas que pueden ser de interés según lo que en el momento busca el archivista. Hay temas desde desarrollo profesional, liderazgo, consultorías archivísticas, gestión documental electrónica, archivos especiales, transformación digital, organización de fondos acumulados, proyectos archivísticos, entre otros. Pienso que hay de donde elegir, y ya vendrán nuevos temas.

[Archivoz] Edin, ¿Qué actividades haces en tu tiempo libre y alguna que te llame la atención?

En mi tiempo libre mi principal dedición es mi familia, pasar tiempo con mis hijos Juan David y Miguel Ángel es lo que me llena de energía y me permiten comprender que en este mundo debemos dejar huella, y esto se hace en especial, ayudando a otros.

Algo más que hago en mi tiempo libre, es leer, me esfuerzo por leer por lo menos un libro por semana, sobre temas que me llaman la atención como los archivos, la gestión de empresas, la marca personal, marketing, docencia y ventas. Y algo muy importante, es que hago todo lo posible por poner en práctica algo del libro que he leído, para sumarlo a mi conocimiento.

Y la otra actividad más común que hago en mi tiempo libre, es ver futbol, soy seguidor del Poderoso de la montaña, el Deportivo Independiente Medellín (así sea más lo que se sufre), y pues solía antes de la pandemia, ir siempre al Atanasio Girardot a verlo jugar.

De las tres la que más llama mi atención, es sin duda, estar con mi familia.

[Archivoz] Los seres humanos pasamos por aciertos y desaciertos en etapas de la vida, pero en la gestión documental pensaría que mucho más. ¿Cuáles son los aciertos y desaciertos de la gestión documental que se aplica en Colombia y sobre estos que podríamos mejorar a corto plazo? Cuéntanos en breve.

A raíz del contacto que he tenido con archivistas de otros países debido a mi blog, considero que el mayor acierto que ha tenido Colombia con respecto a la gestión documental, es el modelo que se ha consolidado pero que además sigue desarrollando, pues en Colombia, la gestión documental se compone de un conjunto de normas, reglas, lineamientos, estándares y buenas prácticas que hacen que no sea vista como un proceso que solo interviene en un Archivo histórico o cuando los documentos son dispuestos en un depósito porque ya en las áreas no se requieren, sino que, a diferencia de otros países, el deber ser en Colombia, es que la gestión documental aporte desde el desarrollo de la gestión institucional. Otro acierto, y lo considero como tal, ha sido el papel que juega nuestro Archivo General de la Nación, el cual desde varios años atrás, no solo tienen un papel de custodio de los archivos históricos del país, sino que además se moderniza frente a las políticas que a nivel nacional las entidades deben contemplar según los contextos y los detonantes que generan cambios, como en los últimos años ha sido las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Otro acierto muy importante, han sido las instituciones de educación que imparten el programa de archivística, puesto que no solo es una sola institución, sino que son varias, lo que entonces ha permitido que se tengan archivistas altamente cualificados desde lo académico y que luego salen a continuar su formación en el ejercicio de la profesión, para luego nuevamente ponerlo a disposición de las instituciones de educación.

Con respecto a los desaciertos, considero que está en los mismos archivistas, cuando no definimos claramente nuestra responsabilidad en una organización según nuestro nivel de formación, y pretendemos dar solución a situaciones para la cual no se tiene aún la suficiente formación y experiencia, y si bien es cierto que debemos asumir retos, también es cierto que tenemos que ser responsables con la profesión, ya que de nosotros (como colectivo) depende sumar actitudes y aptitudes que aporten al reconocimiento de la archivista como una profesión valiosa que requiere estar bajo la dirección de personas que se han formado para ejercerla, y no como algo que cualquiera (sin formación y sin interés por formarse) puede hacer.

[Archivoz] La ley 1409 de 2010, reglamenta el ejercicio profesional de la archivística en Colombia. El pasado 30 de agosto de 2020, esta ley cumplió 10 años de vigencia y uno se preguntaría, ¿Qué aspectos positivos han marcado esta ley para el ejercicio profesional en Colombia, y que aspectos negativos se esperan por mejorar para el gremio archivístico? Danos tu opinión frente a la pregunta.

En lo personal considero que son más los aspectos positivos que la ley nos entrega a los archivistas, en especial y por experiencia personal, porque ha otorgado mayor reconocimiento a nuestra profesión y ha permitido en varios casos (lamentablemente no en todos) que se respeten derechos a archivistas, y que los Archivos puedan contar con personal formado para su administración, evitando en muchos casos, que solo estén en manos de quienes no tienen la preparación para estar al cargo de ellos.

Más que un aspecto negativo, es una deuda que aún tiene la implementación de la ley, y se refiere a la conformación del Tribunal Nacional Ético de Archivística, desde el cual se realice el cumplimiento a lo establecido en el Código de ética del ejercicio de la archivística.

 


Entrevista realizada por Luis Guillermo Venegas B.

 

Banner Archivoz en español

«La Labor de los Gremios es Luchar por la Representatividad de la Profesión»: Entrevista con Eugenio Bustos Ruz, Presidente de la Asociación de Archiveros de Chile

El día de hoy, tenemos una entrevista bien interesante y es que tenemos con nosotros al Presidente de la Asociación de Archiveros de Chile, Eugenio Bustos Ruz. 

(Archivoz) Eugenio, bienvenido a Archivoz. Un gusto tenerte con nosotros hoy.

(Eugenio Bustos Ruz) Agradezco a Archivoz la oportunidad que me otorga a través de esta entrevista para poder expresar opiniones relacionadas con el ámbito de los Archivos y principalmente de las Asociaciones Profesionales de Archivistas, Archiveros   y/o Archivólogos. Por cierto tenía conocimiento del prestigio de Archivoz y de su contribución de difusión profesional por lo que me resulta un honor participar en esta ocasión. Al mismo tiempo dar las gracias a una colega y amiga compatriota que me sugirió y facilitó tomar contacto con ustedes.

(Archivoz) Bueno Eugenio, cuéntanos brevemente de ti. Cómo llegaste al mundo de los archivos y qué te ha agradado de esta maravillosa profesión?

(EBR) Soy bibliotecólogo de origen, llegando a la Archivística casualmente  aunque se dice que en la vida nada sería casual. Encontrándome en Italia años atrás por haber obtenido una beca para estudios de lengua y cultura italiana en la Universidad de Siena, tuve la idea de seguir estudios de especialización en Bibliotecología pero con la limitante que las Universidades italianas exigían conocimientos de latín y griego antiguo los cuales no poseía, esto me llevó a seguir indagando hasta que finalmente pude consultar en la Biblioteca y Archivo Apostólicos del Vaticano en donde existen la Escuela de Biblioteconomía  y la de Archivística y entonces había que optar por un Diplomado que solamente exigía dominio de la lengua italiana debidamente acreditado y obviamente un título universitario, el detalle es que para los cursos especializados de mayor duración si se exigía lenguas clásicas pero no para los diplomados de duración de un año.  Sin dudar elegí Archivística porque me pregunté, si ya soy bibliotecólogo es mejor aprender una nueva disciplina, la Archivística concretamente y pienso fue la mejor decisión que con el transcurso del tiempo se transformó en una pasión.

(Archivoz) Qué ha sido lo más motivante que has encontrado en la archivística?

(EBR) Me hace recordar una frase de María Kodama una vez que dí una charla en la Fundación Internacional Jorge Luis Borges en Buenos Aires cuando dijo nos hablarán de los archivos “un mundo de misterio”, en consecuencia me atrajo ese mundo también para mi misterioso y tan valioso desde el punto de vista histórico para luego irme dando cuenta que los archivos son mucho más que historia sino testimonio y espejo de la sociedad, fiel reflejo de la Humanidad por lo cual eso es precisamente lo motivante.

(Archivoz) Cuentanos sobre el ejercicio de agremiación. Cuéntanos de la Asociación de Archiveros de Chile.

(EBR) De la Asociación de Archiveros de Chile debo decir que se trata de una corporación de derecho privado sin fines de lucro, es pequeña en número de afiliados pero ha realizado y sigue efectuando tareas. No hay que olvidar  que lo cualitativo puede valer más que lo cuantitativo, sus miembros son profesionales de experiencia y colaborativos. Esta Asociación ha sido capaz de coorganizar un CAM, un EBAM, participar en un Foro Mundial de las Culturas, efectuar jornadas de archivos municipales entre otras, y mantener una presencia activa en los organismos internacionales afines tales como el Consejo Internacional de Archivos y la Asociación latinoamericana de Archivos. En cuanto al Consejo Internacional de Archivos, cabe destacar que el Comité Directivo de Asociaciones Profesionales de dicho Consejo y del cual formo parte se reunió por primera vez en América del Sur en mayo de 2019, en Santiago de Chile. Por cierto todo se realiza con mucho esfuerzo y con la cooperación de entidades públicas o privadas de buena voluntad pero también a veces en situaciones adversas.  Esto me trae a la memoria un pensamiento del célebre Oscar Wilde: “en este mundo sólo hay dos tragedias: una es no conseguir lo que deseas y la otra conseguirlo”, ante esta disyuntiva a mi manera de pensar es mejor optar por conseguirlo…

(Archivoz) Cuáles son los retos que tiene esta asociación en tu país?

(EBR) Por suerte siempre existen los retos o desafíos y el punto es cómo afrontarlos. Actualmente hemos demostrado predisposición de colaborar en el proyecto de una nueva legislación archivística en Chile que es urgentemente necesario actualizar. Además nos preocupa la formación profesional y el reconocimiento de la profesión, esto es limitante en el país porque la profesión como tal todavía no existe y por ende no se reconoce, vale decir que hay tareas gigantescas por ejecutar en conjunto con el Archivo Nacional y  otras Asociaciones o Grupos de Archivistas existentes en el país, por lo que si somos convocados ahí estamos o estaremos aunque no sea  tan visible la participación que no significa que lo hagamos en la sombra. Además tratar de conquistar nuevos asociados pero dificulta por lo ya expuesto en el sentido que la Asociación de Archiveros de Chile no tiene carácter  gremial como otros colegios profesionales con sus profesiones reconocidas por el Estado.

(Archivoz) Con tu participación en ICA y en ALA, qué perspectiva regional tienes con respecto a las agremiaciones archivísticas?

(EBR)  Mi participación en ICA y en ALA por un largo tiempo ha sido y es absolutamente voluntaria y diría que aislada. Con esto me voy referir precisamente a la perspectiva regional y quisiera  explicar lo que sucede porque no basta la voluntad, se requiere además disponibilidad de recursos económicos ya que existe de por sí  el compromiso de concurrir a la reuniones y obviamente de tiempo extra para cumplir con los trabajos encomendados. Ante lo expuesto la participación de nuestra región es compleja y en mi caso lo he asumido en forma completamente  personal, eso ha significado muchas veces estar o sentirme a solas sin presencia de mis pares latinoamericanos comprendiendo sus limitaciones ajenas a su voluntad  y ante eso he sacado mis propias fuerzas para defender a las agremiaciones porque en el fondo igualmente me he sentido acompañado.

En el caso de ALA, ha sido un trabajo grato y a la vez duro, en una ocasión me opuse al aumento de cuotas para las agremiaciones porque todas no cuentan con recursos financieros suficientes y últimamente se presentó el serio problema de no contemplar el derecho a voto de las asociaciones, ante esto se logró un acuerdo escrito entre las Asociaciones de Chile y Uruguay por lo que en febrero de este año 2020 lo presenté en la Asamblea realizada en Sevilla, España, siendo reconsiderada la petición de derecho a voto para lo cual también se contó con el irrestricto apoyo de la Asociación de Archiveros de la Función Pública de España.

Sobre ICA, tampoco es fácil porque primero hay que superar la barrera idiomática, prácticamente el inglés resulta ser obligatorio añadiéndose conocimientos de francés en lo posible y los costos de viajes son más altos, aparte hay que  desenvolverse en un mundo distinto al nuestro específicamente en el sistema de trabajo. Volviendo al tema central de la pregunta sobre la perspectiva, afortunadamente se pueden ver luces en el horizonte ya que hay mucho entusiasmo y predisposición actualmente por parte de la Asociación Uruguaya de Archivólogos y a futuro por parte de la Sociedad de Colombiana de Archivistas, es un camino largo pero reconfortante y siento que he estado abriendo la puerta lo que justamente era y es el objetivo de la participación que he tenido en ICA, con ello confío en que si la semilla cae en tierra fértil dará buen fruto.

(Archivoz) Y con respecto a los archivistas?

(EBR) La perspectiva de los archivistas está sujeta a varias condiciones, primeramente a su vocación para luego agregar el sentido de la responsabilidad que tienen que demostrar con su trabajo ante la Sociedad y además es de suma importancia la ética profesional. Es trascendental que los archivistas participen y se involucren en las  agremiaciones porque solo unidos y no aislados se puede avanzar y fortalecer la profesión haciéndole ganar prestigio y posicionamiento, ello es una labor y un deber de los propios archivistas, demostrar su compromiso profesional y a la vez social.

(Archivoz) El caso colombiano de las agremiaciones profesionales refleja una situación de falta de representación política y social. Este mismo panorama se vive en Chile? Qué crees que le falta al gremio de los archivistas, en general, para poder tener poder político y social más representativo?

(EBR) La situación de Colombia sería coincidente con el caso de Chile. Para mí la representación política requiere otro esfuerzo, personalmente la considero arma de doble filo pero reconociendo que es necesaria. La política archivística se contrapone a la política de los  gobiernos de turno en el sentido que nuestra disciplina se basa en el principio de procedencia al contrario de la política de turno que por lo general trata de borrar todo lo anterior, en eso corremos el riesgo de ser considerados políticamente no útiles. Me explico, se puede y se debe llegar la política de los gobiernos con la base de una política archivística para ganar el respeto de la profesión y de esa manera obtener la comprensión y eventual apoyo estatal.

Respecto a la representación social, es otra tarea de importancia con el acercamiento de los archivos a la ciudadanía, esto se está dando mucho desde tiempo reciente con fuertes campañas del Consejo Internacional de Archivos apoyadas por los Archivos Nacionales, Archivos en general y Asociaciones.

La labor de los gremios es luchar por la representatividad de la profesión ante el poder político y la difusión de la misma en la Sociedad, vale decir trabajar conjuntamente en ambos sentidos.

(Archivoz)Para ir cerrando Eugenio, siempre me gusta tener una mirada sobre la formación actual del profesional archivista. Qué crees que nos falta para poder asumir los retos que plantea la sociedad, la tecnología y claro, la necesidad de consolidar la memoria de la humanidad.

(EBR) Siempre nos falta más de algo y especialmente en el presente con el avance constante y vertiginoso de la tecnología que es la herramienta de apoyo. Con esto la mayor preocupación debe ser la preservación digital, pero no olvidemos la historia archivística en la formación con el legado que nos dejara la Revolución Francesa, profundizar también la aplicación de la ética en una profesión delicada en ese aspecto ya que ello implica factores como el tráfico ilícito de documentos, otro deber es la protección de los archivos ante catástrofes naturales y también humanas como documentos de archivo de regímenes de facto independiente de su orientación, hechos de vandalismo, velar por la transparencia y acceso libre a la información, en suma lo vital es la custodia de la memoria. Por lo que expongo trato de decir que la formación archivística es mucho más que conocer de tecnología teniendo claro ante todo que la ciencia se apoya en la herramienta.

(Archivoz) Cuál es tu invitación para los archivistas que nos leen?

(EBR) Colegas, ante todo está la vocación en lo que sigo insistiendo, la profesión si bien nos da el sustento, la manera de retribuir es aportando más de sí mismos y de ahí retomo el tema de la agremiación. No hay que preocuparse por el reconocimiento, hay que estar dispuesto a entregarse a la Sociedad con humildad y seriedad.

Como anécdota les puedo contar que luego de exponer en unas jornadas en Jujuy, Argentina, al final se me acercó una persona diciéndome pero que pasión demuestra  usted y le respondí sonriente veo que se me nota, lo mismo me han dicho en varias ocasiones en Perú, Centroamérica, Italia e incluso algunos personeros del Consejo internacional de Archivos y esas expresiones son impagables.

Mi invitación es que se enorgullezcan y se apasionen por lo que hacen.

(Archivoz)Eugenio, gracias por esta espectacular entrevista. Por tu tiempo y por el apoyo al proyecto Archivoz. Aplaudimos tu trabajo y esfuerzo gremial, sin duda es un ejercicio que todos debemos apoyar y difundir. Cuenta con Archivoz siempre para poder apoyarte con ello.

(EBR) Reitero mis agradecimientos a Archivoz por esta entrevista y saludos al mundo archivístico.

Gracias Eugenio por esta espectacular entrevista. Complementa completamente lo que recientemente hablamos con John Cuervo, Presidente de la Sociedad Colombiana de Archivistas y a quien entrevistamos hace apenas unas semanas aquí y aquí la segunda parte

 


Entrevista realizada por Sergio Gómez Flórez.

Banner Archivoz en español

«En mi camino con los archivos también tuve la oportunidad crear empresas de gestión documental y ser coordinador de proyectos»: Entrevista a Edin Gutierrez, 1ra Parte

Tenemos el gusto de entrevistar a Edin Gutiérrez de Colombia. Profesional en Archivística de la Universidad de Antioquia, Administrador de Empresas de la Universidad Autónoma de las Américas, especialista en gerencia de proyectos y estudiante de Maestría en Administración. Es un emprendedor constante y lo asocia con la lectura en temas afines, para aplicarlos a sus proyectos labores, como personales. Es Docente.

Ha laborado en empresas públicas y privadas. Fue cofundador de una empresa de servicios archivísticos de la cual ya no forma parte, pero que actualmente sigue en el mercado (vendió su participación). Pasó por empresas pequeñas como una litografía (primer contacto con los archivos en medio de sus estudios) hasta empresas que tienen presencia a nivel nacional. Por último, fue coordinador de proyectos archivísticos para una entidad que tiene entre su portafolio la venta de estos servicios. Además, es autor del blog nosonpapeles.com y el podcast “Archivística a otro Nivel”.

Agradecemos a Edin por su valioso tiempo y disposición para esta entrevista, ganándose un espacio en el corazón de la Revisita Archivoz.

(Archivoz) ¿Cuéntanos en detalle como llegaste al mundo de los archivos?

Al mundo de los archivos y la archivística he llegado sin tenerlo presupuestado, por lo tanto, me sumo a muchos otros colegas que les ha pasado igual. Cuando estaba en el Colegio cursando el último grado para terminar el bachillerato, debíamos presentarnos a la Universidad, yo elegí la Universidad de Antioquia, la cual es pública y de un grandísimo prestigio en Colombia, pero no me iba a presentar a la sede principal en Medellín, sino la Seccional del Oriente Antioqueño, ubicada en el Municipio de El Carmen de Víboral. Para ese entonces (año 2005) la oferta académica era reducida, siempre me había llamada la atención estudiar Administración de empresas o Ingeniería de Sistemas, pero en la oferta de ese año en el seccional oriente solo estaba Ingeniería de Sistemas, así que esa es la que elegí como primera opción, y cómo tenía la posibilidad de elegir un programa de segunda opción, por descarte elegí la tecnología en Archivística, sin tener idea de lo que trataba. Cuando salieron los resultados del examen de admisión, estuve a dos puntos de quedar elegido en ingeniería en Sistemas, y por dicho puntaje, quedé seleccionado para el programa de segunda opción, la tecnología en Archivística. Al principio no estaba seguro si iniciar y presentarme, pero decidí probar, y esa prueba me tiene aquí, enamorado de lo que hago y de las maneras cómo lo hago.

En medio de mis estudios de la tecnología, yo trabajaba en una empresa litográfica, y estando en cuarto semestre, vi que esta empresa no tenía nada parecido a un archivo, así que me di cuenta de la gran oportunidad que tenía en manos para seguir aprendiendo poniendo en práctica la información que recibí desde la teoría, y demostré a mis jefes lo que podía hacer por ellos y por la empresa, y claro está, tuve que sacrificar tiempo de mi parte, con el objetivo que me dieran la oportunidad de formar un archivo para la empresa. Esta fue mi primera experiencia con los archivos.

Cuando terminé la tecnología, renuncié un 31 de diciembre a la litografía porque tenía como propósito conseguir un nuevo trabajo en el cual pudiera seguir aprendiendo, y se me dio la oportunidad de trabajar en una Alcaldía, allí pude seguir aprendiendo continuamente y más porque la persona que lideraba el área de Archivo Central, me iba guiando desde su experiencia. De esta entidad renuncié a los dos años porque ya estaba cansando de depender de los esfuerzos que hacía la líder del archivo para yo poder seguir, pues cada vez que se terminaba el contrato, los políticos enviaban posibles candidatos (ninguno sin formación) para trabajar en el Archivo, y a pesar de estar muy agradecido con la líder de archivo porque por ella (gracias a mi esfuerzo con el trabajo) pude estar por esos dos años, pero decidí buscar otra empresa en donde pudiera seguir aprendiendo y así llegué a una importante empresa privada con presencia a nivel nacional y que tenía una sede en Rionegro (Antioquia). De allí continué pasando por empresas cuando sentía que necesitaba seguir aprendiendo. En mi camino con los archivos también tuve la oportunidad crear empresas de gestión documental y ser coordinador de proyectos.

Mi acercamiento a los archivos fue desde auxiliar, analista, coordinador, gerente de empresa y docente.

(Archivoz) ¿Cómo llegaste a los caminos de la docencia y cuéntanos alguna anécdota que te haya marcado en este rol?

Me di cuenta que podría ser docente cuando dicté mi primera capacitación en gestión documental. Era empleado aún de una empresa privada, pero a la par, junto con otros compañeros de la Universidad, creamos una empresa para ofrecer servicios de gestión documental. Uno de los servicios que vendimos fue un proyecto en el cual se incluyeron capacitaciones, cuando yo dicté la primera capacitación, aunque estaba muy nervioso, me di cuenta que lo hacía bien, y los demás me comprendían, y a mí me encantó; desde allí me puse en la tarea de seguir aprendiendo y buscar una oportunidad como docente, hasta que lo pude hacer en varias entidades de educación, tan importantes como el SENA y la Universidad de Antioquia.

No sé si se puede considerar como una anécdota, pero si me marcó muchísimo en mi desarrollo profesional, y es el hecho de darme cuenta que, enseñando a otros, yo también estaba obteniendo nuevos conocimientos, y más cuando los estudiantes hacían preguntas que me ponían a dudar de lo que yo pensaba que tenía muy claro, y era en medio de analizar y estudiar lo relacionado con esos comentarios e inquietudes de los estudiantes, que me daba cuenta que fortalecía mi conocimiento.

“Quien se atreve a enseñar, nunca debe dejar de aprender” John Cotton Dana (1856-1929), es una frase que siempre pone mis pies en tierra, y hace que en mí esté presente como regla de vida, no permitir que me estanque en la comodidad de lo que ya sé, sino buscar fortalecer mis conocimientos para ponerlo a disposición de quienes consideren puede serles de utilidad.

(Archivoz) El emprendimiento hoy en día lo vemos como un camino a reinventarnos en varias facetas de la vida, ¿Edin es fácil hacer emprendimiento hoy en día en la gestión documental y que nos aconsejas para aplicarlo a nivel profesional?

Primero es saber que emprender, no estrictamente se refiere a crear una empresa. Emprender es llevar a cabo un proyecto nuevo, este puede ser estudiar, conseguir un nuevo empleo, y claro desarrollar un negocio, entre otras formas.

Daré respuesta a esta pregunta, relacionando emprendimiento como la ejecución de una empresa o un negocio. Y sobre este primero quiero compartir una frase que ya le he dado a conocer con otros:

“El ingrediente más importante es levantarte y hacer algo. Así de simple. Muchas personas tienen ideas, pero solo algunas deciden hacer algo hoy. No mañana. No la siguiente semana. Sino hoy. El verdadero emprendedor actúa en lugar de soñar” – Nolan Bushnell, emprendedor.

Esta frase es para decir que emprender como tal no es fácil o difícil, no solo en gestión documental, sino en cualquier área. He tenido la oportunidad de desarrollar negocios en gestión documental tanto como persona natural y como persona jurídica (empresa), y en los años que lo he hecho, me he llevado experiencias muy positivas y otras negativas, pero no fracasos, sino experiencias de las cuales aprendí, y aquí es en donde está lo más valioso creo yo, sumar conocimientos, aprendizajes, porque ellos me ayudan a potenciar mi perfil, y enseñar desde ellos.

Hoy en día, si un archivista se me acercara a comentarme que quiere empezar en el emprendimiento de la gestión documental y que desea empezar a ofrecer servicios archivísticos y me solicitara un consejo, hoy, mi respuesta sería: Empezar paso a paso:

Primero, tener la formación como Archivista. Así como para ejercer como abogado se debe ser abogado, de la misma manera pasa con la Archivística. Entonces, el primer paso es formarse en Archivística.

Luego, ejercer para sumar experiencia y así tener las suficientes bases para aportar en las organizaciones y ayudar a solucionar sus necesidades relacionadas con la gestión documental.

Y para mí, después de lo anterior, mi consejo más importante es que no comience al revés, es decir, no comience por crear el producto o servicio o incluso la empresa, sino que comience por crear una audiencia que esté dispuesta a escucharlo y q tener los servicios que ofrece siempre en sus favoritos. Y esto solo se logra si se concentra en construir una marca personal fuerte, que se reconozca en el medio archivístico por el aporte de valor que ofrece con base en los propios conocimientos y habilidades, y esto sí o sí le facilitará promocionar los propios servicios profesionales, pero algo mucho más importante, en un mercado en donde hay tantos profesionales y no profesionales que ofrecen los mismos tipos de servicios, crear una marca personal permitirá al archivista diferenciarse y estar en las primeras opciones en las mentes de quieren requieren lo que él o la archivista ofrece.

Jeff Bezos, el CEO de Amazon, determinó que “la marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás presente”. Así que, para promocionar nuestros servicios archivísticos como nuestro negocio, no empezaría creando una empresa si nadie me conoce, primero consolidaría mi marca personal como archivista, para diferenciarme en el mercado, y a través de ella voy posicionando los servicios, y poco a poco llevaría a cabo un plan para migrar mi reconocimiento a través la creación de una empresa que luego me represente.

En mi experiencia, cuando se crea primero la empresa, y el archivista sale al competir al mercado, y luego después de un buen tiempo no logra concretar nada, llega la frustración y como siempre, es la archivística la culpable “porque a nadie le importa”.

Aclaro, el camino no es fácil, pero hay maneras diferentes de hacerlo menos tormentoso y que pueden traer resultados positivos.

Si me lo permiten, recomiendo el libro “tribus” de Seth Godin.

(Archivoz) La lectura es fundamental para enriquecer nuestro vocabulario, así como el saber de otras áreas del conocimiento. ¿Qué libros estás leyendo actualmente y cuales nos recomiendas para aplicarlos en la gestión documental?

Actualmente estoy leyendo el libro de “hábitos atómicos” de James Clear, porque pienso que los hábitos determinan nuestros resultados. Se dice que los hábitos son el piloto automático de nuestro cerebro, según los hábitos que hemos desarrollado e instaurado como comportamientos inconscientes, responderemos de una u otra manera a diferentes situaciones, y esas respuestas deberían ser las que más convienen para nuestro crecimiento personal y profesional (además del familiar y otros ámbitos de nuestras vidas).

Pero un libro que leí ya hace varios años, y que repito por lo menos una vez al año, es el libro que se llama “Demanda” de Adrian J. Slywotzky, y la primera vez que lo leí me marcó, porque abrió mi mente sobre como incentivar la demanda por los servicios de gestión documental, no solo a nivel de negocios, sino a nivel interno en las organizaciones como un servicio del área de archivo. Este libro me ayudó a comprender como surge, por qué y cómo se controla la demanda de un bien o servicio. Para mí, es un libro genial.

 


Entrevista realizada por Luis Guillermo Venegas B.

 

Banner Archivoz en español

«Debemos entender nuestra profesión como algo integrativo y contributivo» Entrevista a John Cuervo, Presidente de la SCA (Segunda Parte)

La primera parte de la entrevista con John nos permitió conocer de su experiencia y visión docente y sobre los gremios de profesionales archivistas, hoy nos reunimos de nuevo para una segunda parte que esperamos nuestros lectores la disfruten tanto como nosotros la disfrutamos al hacerla.

John, bienvenido de nuevo. Continuemos entonces con la entrevista.

(Archivoz) John, en Colombia hay gremios profesionales que son muy grandes y tienen incluso incidencia en desarrollo de política pública. ¿Qué crees que le ha faltado al gremio de los archivistas para llegar a este escenario?

(John Francisco Cuervo) La pregunta ya esta respondida en buena parte, nos falta realmente ser gremio y con esto quiero indicar que el gremio no lo hace el nombre, lo hacen sus asociados, y para ello debemos romper con esa cultura profesional de ser aislados y pensar como un solo actor, los profesionales de los archivos y la información.

Este ejercicio debe partir de entender la profesión como algo integrativo y contributivo, saliéndonos de el paradigma de cuales fueron nuestras casas de formación, he visto esto como un gran bache en la búsqueda de un lograr un gremio fortalecido. Otro aspecto, no menos importante, se ha dado por el desconocimiento de la ciudadanía y de la sociedad en general, de la existencia de esta disciplina como un ejercicio profesional y que en algunos ámbitos, por acción u omisión, pretenden equiparar los niveles técnicos y tecnólogos con el ejercicio profesional, creando una sensación de que esta actividad la pueden ejercer personas que no se han formado profesionalmente y que nos pone en la situación que luego de mas de 40 años de existencia de formación profesional, algunas personas nos digan que si la administración de archivos es una carrera profesional, eso tiene unos efectos nefastos en el ejercicio profesional y en su exigencia por parte de la institucionalidad.

Otro aspecto, que debería contribuir a desmitificar esto que acabo de mencionar, es nuestra actitud profesional, y con esto me refiero a que existen colegas que, en su actividad profesional, de un lado, se han conformado con su actuar de base profesional y no han asumido el liderazgo que requiere la profesión en cuento al manejo de la información relegando nuestra idoneidad a otras áreas del conocimiento que solo la conocen referencialmente, las razones de ello no las puedo establecer, pero lo que si es cierto es que ello refleja que no nos vemos al mismo nivel de otros profesionales de otras áreas y eso es una clara afectación para el gremio y resulta paradójico si vemos nuestro nivel profesional es reconocido por fuera del país. En conclusión, no creemos en nosotros mismos, o por lo menos en lo que corresponde a nuestra propia profesión. Con estas problemáticas, resulta muy complicado desarrollar un liderazgo en el desarrollo de una política pública para la función archivística en el Estado Colombiano, que, en algunos de sus ejercicios, resulta siendo manejada por personas con unas formaciones de base que desconocen los fundamentos teóricos de la archivística y que, en el peor de los casos, terminan cambiando términos para desconocer su existencia. Un ejemplo de ello, aunque hay varios en ese mismo sentido, un documento emitido por el ente rector, en el que se sustituye el término de documento por el de “datos no estructurados”, para negar su manejo archivístico y de paso desconocer toda la teoría archivística en su aplicación.

Pero el aspecto mas relevante, sobre la pregunta, es que los gremios son los llamados a responder y pronunciarse sobre las temáticas y problemáticas del ejercicio al que representan y lo deben hacer oportuna y abiertamente, son los idóneos para hacerlo y en ese aspecto, a la SCA le faltado ser muy oportuna para realizarlo, y con ello para que sea escuchada, de nada sirve saber que se debe hacer, cuando se presenta una situación en particular, sino nos pronunciamos o lo hacemos fuera de tiempo. Esto debe hacer parte del ejercicio táctico de una agremiación. A esto se le debe sumar, el escribir, y con ello me refiero a realizar o acompañar la investigación, que es la fuente que le da herramientas a la observancia del ejercicio profesional. Los gremios mas destacados, normalmente presentan estudios o investigaciones que luego la institucionalidad debe revisar y en el mejor de los casos, adoptar. Eso le da liderazgo en la idoneidad y allí encuentra la posibilidad de orientar el desarrollo de una política pública. Aquí conviene recordar que por norma, tenemos una responsabilidad con el Sistema Nacional de Archivos en cuanto a que hacemos parte de sus instancias articuladoras en el orden territorial a través de los Consejos Territoriales de Archivos, instancias asesoras en la función archivística de cada uno de esos territorios y donde debemos designar unrepresentante de los archivistas, junto con el Colegio Colombiano de Archivistas y sobre este ejercicio hay mucho trabajo por hacer.

(Archivoz) El próximo año, se cumplen 20 años de la Sociedad Colombiana de Archivistas. Bajo tu presidencia, cuéntanos un poco de lo que viene para este importante gremio.

(JFC) Pues Sergio debemos empezar a dar resultados respecto de las metas que comentamos anteriormente. El tema de nuestra vinculación a ALA va por buen camino y eso nos permite pensar que lograremos el siguiente paso y es el de hacer parte de ICA. Esto en relación con la internacionalización de la Sociedad, además, ya tenemos cartas de entendimiento con nuestros pares en algunos países de la región.

El otro aspecto que deberá mejorar es nuestra participación y pronunciación sobre los temas relevantes a la función archivística del Estado y ello incluye los temas relacionados con el Sistema Nacional de Archivos y el ente rector en Colombia. Para ello vamos a fortalecer nuestros vínculos con los círculos académicos de mayor prestancia, dentro y fuera del país, con el propósito de fortalecer los procesos investigativos y control en favor de los archivos, los cuales pasan por temas no solo de acceso y transparencia, sino por el de ser garantes para los DDHH. Tenemos que preocuparnos por fortalecer la fundamentación teórica y el desarrollo de la disciplina pero en su implementación respecto del Programa de Gestión Documental, que no solo por las normas vigentes se debía haber tenido en es mayor estado de madures, sino que gracias a la situación de la pandemia, producto del Covid19, he evidenciado su atraso y no generando normas tangenciales, mas orientadas a infraestructura de la cual las entidades del orden nacional tienen un suficiencia en ello, pero que carecen de PGDs sólidos que les hubiesen permitido atender de una manera mas directa y oportuna sus servicios y tramites, bajo la presente coyuntura.

Esos ejercicios orientados a tecnología buscan tapar el vacío que ha dejado la no implementación de estos instrumentos archivísticos y además no resuelven la gestión, pero además pretenden minimizar no solo sus efectos, sino su necesidad. El problema de los archivos de las instituciones, al menos en el orden nacional, no es de tecnología es de rezago en su implementación y en el cumplimiento de las normas vigentes, lo que demuestra la omisión de estas a adelantar tal ejercicio como corresponde técnica y profesionalmente. Las cartillas, se las pueden ahorrar.

Finalmente, por supuesto si debemos realizar una celebración acorde con la ocasión y en la que esperamos no solo asidua participación, sino que podamos mostrar que somos un grupo mas numeroso, eso de entrada es una meta importante. Para la celebración esperamos contar con la participación de ALA y, en lo posible de ICA. También vamos a estar acompañados de varias de las principales asociaciones de nuestros países vecinos. No sabemos vamos a contar con la participación de nuestras instituciones gubernamentales, pero con seguridad nos acompañaran otros gremios y los delegados de las principales escuelas del país. Queremos algo sobrio, pero del mayor nivel, sería fantástico poder contar con un libro, pero me faltan manos para que nos ayuden a escribir toda esta historia. Me gustaría que ese escrito incluyera las impresiones de los socios fundadores, así como de todos aquellos que han sido parte de las JD, no solo de sus presidentes.

(Archivoz) Cambiemos un poco de tema. Entendemos que tu tesis de Maestría fue sobre los Sistemas Nacionales de Archivo de la Comunidad Andina de Nacionales. Cuéntanos ¿qué es un Sistema Nacional de Archivos? ¿Y por qué es importante?

(JFC) De manera breve, el concepto de Sistema Nacional de Archivos (SNA), corresponde con el estructura y funcionamiento de los archivos de un país, sean estos públicos o privados, y que implica aspectos como la forma centralizada o descentralizada de la estructura del Estado, el grado de autonomía de las autoridades en el ámbito nacional, regional y local, lo que evidencia la capacidad de intervención de la administración central en los asuntos locales, si se tiene en cuenta que tradicionalmente los Archivos Nacionales o Archivos Generales de la Nación tienen la misión de ser el ente rector para el Sistema.

A mayor grado de madurez del Sistema, indica que existe un mayor nivel de modernización de los archivos, como fuentes de información primaria. Su importancia debe ser vista como un ejercicio de democracia y participación en un Estado. Esto por supuesto, es una forma o un indicador que revela la situación social del país. Es por lo que quiero apropiarme de una manifestación del profesor Jaén, para responder a la pregunta sobre la importancia del SNA:

“Si en un Estado Democrático las personas tienen derecho a conocer la gestión del gobierno y, en consecuencia, el desenvolvimiento de la administración pública, el SNA debe garantizar y hacer valer esa facultad y, con ello, contribuir a la transparencia administrativa, a la limpia diligencia de los funcionarios públicos y a la incorrupta gestión de los gobernantes de turno. Solo así se podrá construir una sociedad más democrática, participativa y plural, con mayor sentido de pertenencia e identidad nacional”[1]

(Archivoz) ¿Cuál fue el resultado de tu investigación sobre los SNA en la CAN?

(JFC) Se hizo un análisis, en el marco de un modelo de madurez para un SNA, el cual revisó los aspectos normativos, tecnológicos y administrativos para cada uno de los países de la CAN, lo que puede considerarse favorable, en el caso particular de Colombia, es que fue la primera en todas las mediciones, pero hasta ahí llegan las buenas noticias., pues a pesar de ello, solo el aspecto normativo supero el 60%, el aspecto administrativo escasamente supero el 50% y el aspecto tecnológico no supero el 50%. Estos resultados ponen de presente lo relegados que se encuentran los SNA en los distintos países, si tenemos en cuenta que Colombia tuvo los mayores porcentajes en el análisis, que tampoco presentan un valor que se considere aceptable y que muestra el gran trabajo que hay por realizar en desarrollo de estos sistemas.

Y sobre otros aspectos derivados de la investigación se evidencio que no existen estudios evaluativos ni métodos aplicados de análisis relacionados con los Sistemas Nacionales de Archivo en el ámbito latinoamericano y los que se hicieron en algún momento y que no presentaron una metodología que fuera aplicable, tienen una desactualización superior a los 10 años. Otro aspecto que se evidencio es que no existe acompañamiento regional de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) a los SNA, ni desde los estados, ni desde las organizaciones no gubernamentales nacionales, así como tampoco de los entes regionales o multilaterales que fomentan el desarrollo de los archivos en Iberoamérica y en el mundo.

Finalmente, es evidente la de persona idóneo para apoyar la labor técnica de un Sistema Nacional de Archivos, situación que es proporcional a la falta de recursos, que además limitada el fortalecimiento de las plataformas tecnológicas para la interconexión y disponibilidad de la información en cada uno de los países, a lo que se debe agregar que no existen convenios ni acuerdos para este propósito por parte de ninguno de los países miembros de la CAN.

(Archivoz) Luego del desarrollo de esta investigación, ¿cómo ves al SNA de Colombia? ¿Y qué crees que se debería/podría cambiar o mejorar?

(JFC) En Colombia el SNA se encuentra integrado los archivos de las entidades del Estado y el Archivo General de la Nación, quien lo coordina y orienta, bajo criterios de unidad normativa, descentralización administrativa y operativa, concurrencia y subsidiariedad. Sus integrantes tienen a su cargo la adopción, articulación y difusión de las políticas, estrategias, metodologías, programas y disposiciones que en materia archivística y de gestión de documentos y archivos determine el Archivo General de la Nación.

John, cerramos esta entrevista con un inmenso gracias. Deseamos muchos éxitos en tu gestión como Presidente de la Sociedad Colombiana de Archivistas y dejamos las puertas abiertas para trabajar en otros espacios colaborativos que nos permitan continuar el ejercicio de fortalecimiento gremial y archivístico.

[1] Jaén, 2007; p. 23


Entrevista realizada por Sergio Gómez Flórez.

Banner Archivoz en español

«Los gremios son la comunidad donde podemos encontrar el espacio para manifestarnos profesionalmente». Entrevista a John Cuervo, Presidente de la SCA

John Francisco Cuervo Alonso, es un colega y amigo archivista, que hace tiempo queríamos entrevistar, pues su visión de la archivística y la gestión documental y sobre todo su experiencia, lo hacen un candidato a darnos una entrevista que guste a nuestro público. Por fortuna esperamos un poco y ahora, por fin tenemos el gusto de contar con su conocimiento y experiencia.

Actualmente, John es presidente de la Sociedad Colombiana de Archivistas la cual viene en un crecimiento vertiginoso que seguro le permitirá posicionarse muy bien en el campo gremial y consolidar grandes éxitos.

John, bienvenido a Archivoz. Como mencioné, es un gusto poder conversar contigo.

(John Francisco Cuervo) Apreciado Sergio y a todo el equipo de Archivoz, por supuesto y el gusto es mío, agradezco la deferencia en invitarme a este espacio.

(Archivoz) cuéntanos un poco de tu paso por la docencia

(John Francisco Cuervo) Mi primer ejercicio docente se dió en el segundo semestre del año 2002, en una situación de salida de una Profesora y me invitaron a que asumiera la materia, Bases de datos II, de la Decanatura de la Facultad de Sistemas de Información, Bibliotecología y Archivística de la Universidad de La Salle, institución de la cual soy egresado, como reemplazo en ese momento y que hice con entusiasmo, pero con toda la novatada del caso, dado mi escaso conocimiento pedagógico.

Lo recuerdo muy particularmente porque varios de sus alumnos, hoy en día son colegas con los cuales hemos compartido en proyectos y en determinados ejercicios, entre ellos recuerdo a Luis Eduardo Peña, John Fredy González (expresidente de la SCA), John González Flores, Claudia Villate, entre otros destacados profesionales que hicieron parte de ese grupo. Sin embargo, dado que no había graduado de la Especialización en Redes de Información, programa que desarrollo la Pontificia Universidad Javeriana, no tuve la opción de continuar dictando la materia. Posteriormente, a inicio del año 2007, por supuesto ya graduado de la especialización, fui invitado por la Dra. Ruth Helena Vallejo, en ese momento Decana de la Facultad de Sistemas de Información, Bibliotecología y Archivística de la Universidad de la Salle, a integrar el equipo de profesores para el área de tecnología, ejercicio que acompañé hasta finales del año 2008. La buena nueva es que volví a la catedra, pero esta vez en el nuevo programa de Archivística y Gestión de la Información Digital de la Universidad Distrital, el cual esta coordinado por la Dra. Ruth Vallejo.

(Archivoz) John, hablamos sobre los gremios archivísticos en general. ¿Por qué son importantes y por qué los archivistas debemos interesarnos en ellos?

(JFC) Empecemos con lo primero, porque son importantes. Los gremios son la comunidad donde podemos encontrar el espacio para manifestarnos profesionalmente, es decir, luego que nos graduamos, de alguna forma nos desvinculamos del entorno académico, en la mayoría de los casos, y nos queda el espacio del gremio donde podemos no solo mantener nuestra comunidad profesional con la cual nos formamos, sino que además la ampliamos porque allí participan, o deberían participar todos aquellos que hacen parte de esta, o como mínimo, deberían hacerse representar allí.

Este espacio es el que permite darnos visibilidad, no solo desde lo profesional, sino como instancia idónea de consulta para el Estado y para Sociedad. Dicho esto, es paradójico que nuestro gremio este tan, numéricamente hablando, mal representado y que los colegas en vez de buscar incluirse manifiesten su inconformidad con los mismos, de un lado, no integrandose a ellos, pero lo mas grave es dañino para la profesión, descalificándolos sin hacerse parte activa de los mismos y la importancia que esto conlleva, porque en, sentido gremial, la unión hace la fuerza y a pesar que muchos de nuestros colegas tienen unos vínculos laborales aceptables, existe otro tanto que no logran que se respeten los espacios profesionales que les corresponden a quienes se han formado en la base en esta noble profesión, y que además de ello, seamos satanizados por quienes no solo desconocen este ejercicio profesional, sino que además, se han conocido casos, donde las entidades u organizaciones han terminado afectadas por su vinculación. Lo anterior, sin mencionar, las afectaciones y los problemas que se han originado algunas entidades que son proveedores de servicios archivísticos, a los que yo denomino los mercaderes de los archivos, que, al desconocer a los profesionales archivistas, priman el beneficio del lucro a toda costa, sobre los resultados, que en algunos casos han sido nefastos para los archivos de las entidades y por supuesto para nuestra sociedad.

(Archivoz) Seguro tienes una visión global de la situación de las entidades gremiales, ¿qué puedes compartirnos?

(JFC) No como quisiera, pero si puedo indicarte que elementos veo. En el ámbito archivístico es importante decir que, dentro del Consejo Internacional de Archivos, el ente rector de archivística, en el mundo, existe un Comité Directivo de Asociaciones Profesionales que tiene 43 años de existencia y que realizó su última reunión anual en Santiago de Chile, en mayo 2019, evento que por primera vez se realizó en Suramérica.

Ahora bien, que asociaciones participaron de esta parte del continente, salvo la Asociación de Archiveros de Chile, que preside nuestro colega y amigo Eugenio Bustos, creo que muy pocas y de Colombia ninguna. Esto es muy diciente de cual es la situación gremial en este ámbito regional, con el agravante que ALA, el capítulo Iberoamericano de ICA, no tiene aun conformado un comité o grupo de asociaciones nacionales de profesionales archivistas o archiveros o archivólogos, como lo quieran definir, que seria el primer paso para tener una representación mas directa en el Comité Directivo de Asociaciones Profesionales del Consejo.

Existe un libro que escribió un colega y amigo Didier Grande, Archivista de la Ciudad de Ginebra y quien fue asesor de David Leitch, Secretario General del ICA, durante su estancia en ese cargo, y allí entregó un análisis de mas de 20 asociaciones de todas partes de mundo y donde señala cuáles son sus propósitos y sus enfoques, lo triste es que nosotros no quedamos incluidos allí.

Los ejercicios gremiales tienen una visión no solo cortoplacista sino muy centralista, en una profesión que es una disciplina que tiene prácticas universalmente aceptadas. Quisiera cerrar con una noticia positiva y es el hecho que la Asociación Latinoamericana de Archivos, ha convocado a las Asociaciones Nacionales de Archiveros, como lo han denominado, para iniciar un ejercicio que debe culminar con la conformación de un grupo o comité de estas asociaciones dentro de ese organismo.

Como iniciativa propia ya se han realizado contactos entre la asociación peruana y la colombiana, situación que surge de la acogida y aprecio que tienen nuestros colegas de ese país por el nuestro y esperamos seguir sumando a otros países, en este sentido, nunca es tarde para realizar estas tareas.

(Archivoz) Y en Colombia?

(JFC) Desde mi perspectiva, tenemos mucho terreno por avanzar en el fortalecimiento de los gremios archivísticos del país y de las regiones. En el país, debemos decirlo con orgullo, en relación con la Sociedad Colombiana de Archivistas – SCA, no solo es el gremio profesional nacional más grande e importante de archivistas en el país, sino que es ampliamente reconocido y ello es el resultado de un trabajo iniciado hace ya casi 20 años, que, a propósito, vamos a celebrar con orgullo, pues en la práctica, el gremio que existió hace algunos años conocido como la ACAR, tuvo una vida de 15 años y ya no existe. Lo anterior, no implica que la SCA no tenga problemas y dificultades, pero su duración en el tiempo es un indicador de constancia.

En relación con algunas agremiaciones regionales que se han creado en los últimos años, mi lectura es que han sido creadas con interés particularizados y un rasgo de ello es que tampoco han mostrado interés en hacer acercamientos con la SCA o con el Colegio Colombiano de Archivistas – CCA, con el agravante que el ámbito territorial la presencia profesional es en extremo mínima o inexistente en muchos de los casos, lo cual, desde lo técnico impacta negativamente el actuar de tales agremiaciones dado que su línea base desconoce, por acción o por omisión, principios y fundamentos técnicos que no pueden ser desatendidos.

(Archivoz) Ahora que eres presidente de la organización gremial más grande e importante de archivistas colombianos, cuéntanos sobre la SCA: Qué hacen, para quienes, cómo funciona

(JFC) Bueno Sergio, es una muy buena pregunta y por ello debo realizar un contexto que considero importante realizar antes de dar respuesta a tu pregunta. La creación de la Sociedad Colombiana de Archivistas se da en un momento en que, al margen del cambio de siglo que es una anécdota importante, los gremios existentes para esa época, como lo fue ACAR que ese momento solo se encontraba activo el capitulo de Antioquia, y de otro lado ASEBIAR, que estaba postrado ante la administración de un grupo de profesionales que no le proporcionaba dinámica e innovación y que tampoco permitía su renovación, se convocó a un grupo de profesionales del sector archivístico, provenientes fundamentalmente de las facultades de las universidades de La Salle y Javeriana, dentro de los que me cuento, dado que también soy socio fundador de la SCA, buscando espacios que ampliaran el espectro de la participación y que no se limitaran a los ejercicios que realizaban las asociaciones de egresados de las facultades mencionadas, además de manifestaciones de actores del sector que veían muy oportuno que los archivistas se hicieran representar gremialmente, aunque, para ese momentos, hubiese sido una iniciativa muy centralizada en Bogotá, pero en todo caso, necesaria en todo el ámbito nacional.

Ahora bien, sobre qué hacemos lo debemos fijar puntualmente, tal como lo tiene definido el artículo 2 de nuestros estatutos, que indica que somos una agremiación profesional sin animo de lucro, cuyo objetivo fundamental es conformar una fuerza profesional que mejore las condiciones profesionales de los archivistas del país, así como promover la modernización de los archivos colombianos y la protección del patrimonio documental archivístico de nuestra nación.

El cómo y para quienes lo hacemos, los establecen los fines de la SCA de los cuales destacamos el de agrupar profesionales, no exclusivamente archivistas, vinculados con el ejercicio de la archivística, así como también las instituciones que desarrollen este tipo de actividades en el país, enalteciendo y promoviendo la misión de los archivos y el quehacer de esta noble profesión. Vigilando el cumplimiento de la Ley General de Archivos y todas las disposiciones derivadas de esta norma, lo cual incluye la protección del ejercicio a través de profesionales idóneos, lo que incluye el código de ética que este ejercicio demanda y, en virtud de lo manifestado, denunciar los hechos punibles que cometan tanto instituciones como funcionarios en el manejo de los archivos del país. Sin embargo, y esto en función de para quienes trabaja la SCA, el ejercicio de propiciar espacios para la discusión de la problemática archivística nacional e iberoamericana a través de escenarios académicos e institucionales, en beneficio de los archivos, de nuestra profesión, pero principalmente de los ciudadanos, que es nuestro objetivo fundamental, si queremos una sociedad con mayor equidad y mejores garantías de derechos.

Dicho todo lo anterior, entramos al aspecto más complejo y problemático de la SCA, el cómo lo hacemos, y en ello también debo realizar un contexto, por supuesto tiene una alta carga subjetiva, pero creo que es algo que honestamente se debe hacer, si queremos, realmente, propiciar un cambio profundo en este aspecto. Como dije antes, soy socio fundador y en mi paso por la SCA, fui vocal, luego en una administración posterior, fui tesorero y mi último ejercicio fue el de fiscal, y eso fue hace casi 15 años. Y porque menciono esto, porque durante ese tiempo, como ocurre ahora, las administraciones concentraron su actuar en actividades con una alta carga administrativa y el ejercicio de dirección, que es el que debe desarrollar una Junta Directiva, quedaba supeditado a superar los baches administrativos. Para poder resolver esta situación se debe contar con un apoyo administrativo que libere la Junta Directiva del quehacer administrativo más operativo y lo concentre en los aspectos más tácticos y le de espacio para desarrollar el direccionamiento. Esto implica que deba existir una dirección administrativa que este sujeta a la Junta Directiva, y lo desarrolle como un ejercicio funcional. En general, las diferentes administraciones han adelantado sus ejercicios con un alto desgaste administrativo, que incluso ha ocasionado que algunos de sus ejercicios se hayan realizado a sus costas, situación que no debe presentarse en una organización gremial y que debería ser subsanada básicamente por el aporte de sus asociados, en el peor de los escenarios, y por ejercicios que desarrolle la propia asociación para su sostenibilidad y desarrollo, ya que esta en capacidad de hacerlo.

(Archivoz) Cuáles son tus metas en esta organización?

(John Francisco Cuervo) Lo primero, es ordenar la casa, para nadie es un secreto que este es nuestro gran talón de Aquiles, dado que varias de las estrategias que se quieren desarrollar, dependen de una sostenibilidad institucional y los números no nos están ayudando en ello. Si queremos tener un soporte administrativo que nos libere de actividades operativas debemos mejorar nuestros números. Una de las varias, estrategias que tenemos previstas, es aumentar consistentemente nuestros asociados, no es coherente hablar de mas de 900 asociados, y ver que solo tenemos activos alrededor de 50. En este aspecto tenemos un foco muy importante y debemos lograr que, al menos un 20% de ellos, se reactiven y generar un efecto domino para que los demás lo hagan por una acción de convicción. Por supuesto existen otras estrategias que nos van a ayudar con los números y la sostenibilidad, pero como agremiación el volumen de asociados es fundamental para su fortalecimiento.

El segundo aspecto, es la internacionalización de la SCA, somo la organización gremial nacional de los archivistas colombianos y su ejercicio a través de estos 20 años la ha llevado a posicionarse en el ámbito territorial, y esto es evidente no solo por las solicitudes que se reciben desde el territorio para que la SCA acompañe y participe en ejercicios allí, sino por la participación que registran están actividades, en mi criterio es un potencial que no se ha sabido aprovechar, no obstante, el punto es que nuestra profesión goza de reconocimiento en el ámbito iberoamericano, pero como lo mencione antes nuestra participación externa, por lo menos desde lo gremial, es nula y por ello es necesario que la SCA se haga participe no solo en la Asociación Latinoamericana de Archivos sino en el Consejo Internacional de Archivos. Al respecto te puedo adelantar que ya hemos establecido comunicación con ALA y esperamos que en lo que resta de este periodo, hagamos parte de esta organización, con los beneficios que ello implica. El siguiente paso en esta meta, por supuesto es ICA.

El tercer aspecto corresponde con el de la imagen y la respetabilidad de la SCA por parte de la institucionalidad. Tenemos que lograr que la SCA, de un lado, tenga el mismo reconocimiento que tiene en el ámbito territorial y que, al contrario de lo que sucede ahora, sea la institucionalidad la que acuda a consultar a la SCA y no al contrario, como sucede ahora y que le quita espacio para la toma de decisiones en aspectos relevantes no solo para la profesión sino para los archivos del país, en donde el ente profesional más idóneo debe pronunciarse con autonomía y ser escuchado con respeto. Para ello, también estamos recuperando la presencia de la SCA en los Comités Técnicos de ICONTEC, los cuales están trabajando en articulación con el AGN.

Por supuesto existen más objetivos por desarrollar, pero estos tres aspectos son los que reconozco como los más estratégicos para nuestra agremiación.

John, gracias por esta primera parte tan interesante y cargada de enseñanzas en torno al ejercicio gremial profesional. Invitados todos a seguir pendientes de la segunda parte de la entrevista que saldrá en apenas un par de días.


Entrevista realizada por Sergio Gómez Flórez.

Banner Archivoz en español

“A Través de los archivos es posible volver a conectar hechos históricos y fenómenos que pueden colaborar para resolver problemas actuales”: Entrevista con Thayron Rangel

Hoy contamos con un invitado especial, Thayron Rangel es estudiante de doctorado del Programa de Ciencias de la Información de la Universidad Federal Fluminense (Brazil. Río de Janeiro), Técnico de la Coordinación General de Gestión de Documentos del Archivo Nacional de Brazil y docente invitado del curso de Posgrado en Gestión de la Información en el Centro Universitário Augusto Motta (Brazil. Rio de Janeiro).

(Archivoz) Gracias por aceptar la invitación. En la mayoría de los países en el mundo el pregrado en Archivología no es independiente, esta agregado a las Ciencias de Información; es decir Archivología, Bibliotecología y Ciencia de la Información, las tres áreas juntas forman un título profesional. En Brazil Archivología, Biblioteconomía y Ciencias de la Información son carreras independientes, ¿Qué lo motivó a graduarse en Archivología después de graduarse en Biblioteconomía?

(Thayron Rangel) Primero, me gustaría agradecer al comité editorial por la oportunidad de diálogo. Durante mi carrera profesional tuve la oportunidad de trabajar en bibliotecas (escolares, históricas y especializadas en el área legal), archivos y centros de documentación. A lo largo de mi carrera profesional en Biblioteconomía siempre he tenido contacto con documentos de archivo.

En este camino trabajé durante algunos años en TRANSPETRO (PETROBRAS Transporte, una subsidiaria del sistema PETROBRAS – (Petroleo Brasileiro S.A)) con la gestión de documentos relacionados con los barcos de las empresas. Más tarde, trabajé en otra empresa de ingeniería, esta vez en ingeniería civil. Estas experiencias despertaron curiosidad sobre la práctica archivística adecuada, ya que es notorio que existen varios problemas para la recuperación de información y su contexto de producción con la aplicación del conocimiento de la biblioteca, ya que en Brazil la capacitación y práctica de las áreas de Archivología y la Biblioteconomía son distintas. Paralelamente, siempre me ha interesado la mejora académica, que creo que se recomienda para un buen desempeño profesional. Entonces, ingresé al Máster en Ciencias de la Información y por razones personales abandoné la institución donde trabajaba. Como tenía parte del día libre, busqué capacitación en Archivología, como complemento profesional. Y con el tiempo, Archivología se ha convertido en el principal profesional para hacer. Hoy soy miembro del poder público federal y trabajo en el Archivo General de la Nación.

(Archivoz) ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere comenzar una carrera en gestión de documentos?

(TR) La gestión documental es una área estratégica en organismos y entidades públicas y también en empresas privadas. La gestión de documentos puede racionalizar los costos y recursos de la institución (humanos, infraestructura, tecnológicos, financieros) a través de las funciones de archivo de clasificación, evaluación y selección de documentos. El desarrollo y la expansión de los recursos tecnológicos ha cambiado la práctica profesional de muchas áreas y, por supuesto, también de la Archivología. Estos cambios requieren un conocimiento interdisciplinario de profesionales que deseen trabajar con la gestión de documentos, tales como: gestión de flujo y procesos, gestión de bases de datos, gestión de proyectos, además de conocimientos específicos en los campos legal y tecnológico.

(Archivoz) ¿Cómo define la Archivología en Brazil y el papel del Archivo Nacional?

(TR) La Archivología brasileña puede definirse por diferentes elementos y aspectos, por el movimiento socioprofesional (creación de la Asociación de Archiveros de Brazil), por la creación del curso de nivel superior, aún en los años 70, por los primeros eventos científicos y profesionales y no menos importante, para la práctica de archivo. Independientemente del elemento que destacamos para analizar el surgimiento y la definición de la Archivología en Brazil, vale la pena mencionar que la esfera pública tiene un papel importante para el campo de los archivos brasileños. Esto se debe, en parte, a la relevancia que tiene el Archivo Nacional desde su aparición en 1838. El Archivo Nacional es un modelo de buenas prácticas y responsable de la orientación técnica de archivo para los órganos del Poder Ejecutivo federal (su campo de actividad). Sin embargo, el desarrollo de otros campos de estudio en Brazil es notorio, como el de los archivos médicos, los archivos personales y familiares, los memoriales universitarios y algunos otros.

(Archivoz) Coronavirus, ¿qué puede hacer la Archivología para ayudar al mundo a salir de esta pandemia?

(TR) La archivología tiene un papel importante en este difícil período por el que atraviesa la humanidad. Podemos decir que la pandemia expandió y reveló aspectos sociales e históricos preexistentes. Podemos discutir dos dimensiones relacionadas con la Archivología y la crisis de salud. En primer lugar, vimos que la ausencia o la no aceptación de la identificación del registro civil puede conducir a la imposibilidad de acceder a los servicios de salud. Siempre es necesario tener en cuenta que una buena parte de las personas en situaciones de vulnerabilidad social, o en las calles, no tienen los documentos que garantizan su pleno derecho a la ciudadanía. Era necesario que muchas personas se quedaran sin recursos financieros o que necesiten acceder a las políticas estatales de salud para que pudiéramos ver la relevancia de los documentos de archivo y su contexto de producción. Un ejemplo recurrente fue el conflicto causado por la desactualización de los datos de registro de las instituciones bancarias y la alta tasa de fraude y uso de datos personales, indebidamente por parte de terceros, en este período de pandemia. Aquí podemos ver la importancia de la estandarización documental y la fiabilidad de los documentos y el contexto de archivo, de acuerdo con la legislación vigente. Luego tenemos los archivos como representantes potenciales de la memoria y la historia colectiva y nacional. A través de los archivos es posible volver a conectar hechos históricos y fenómenos que pueden colaborar para resolver problemas actuales. Sin embargo, ambas formas de asistencia y colaboración solo ocurren a través de la realización y aplicación de buenas prácticas de archivo, realizadas por profesionales capacitados.

(Archivoz) ¿Qué temas considera emergentes en la gestión de documentos?

(TR) Creo que los temas más emergentes en la gestión de documentos fueron impulsados por el desarrollo tecnológico, la digitalización, la eliminación de documentos digitalizados y, consecutivamente, la evaluación de documentos. Otros temas también están presentes en las discusiones de archivo, como la producción de documentos digitales naturales y la confiabilidad de documentos y sistemas de archivo que protegen los documentos de archivo.

Gracias Thayron por tu disposición y tiempo para esta entrevista. Sin duda ha sido un espacio muy enriquecedor para todos. Esperamos contar con nuevas entrevistas contigo, seguro hay mucho más que contar.

 


Entrevista
realizada por: Débora Villar Melo

«Los retos no solo consisten en aplicar las estrategias para implementar soluciones de gestión de documentos electrónicos de archivos»: Segunda parte de la Entrevista con Ruth Helena Vallejo

Continuamos con la segunda parte de nuestra entrevista con Ruth Helena Vallejo Sierra. Recordemos que en la primera parte Ruth, nos habló sobre los gremios, la formación profesional y las experiencias laborales más siginificativas, junto con los muchos y valiosos aportes que ella ha realizado a la Archivística y la bibliotecología Colombiana. En esta segunda parte, hablamos sobre su percepción de la transformación digital y su impacto en nuestra profesión

[Archivoz] Hoy en día se habla de transformación digital y otra tendencias tecnológicas. ¿Cuál es tu opinión al respecto en estos temas y su articulación a futuro con la archivística, educación, proyección social y la historia?

(RV)Tenemos varios desafíos, el reconocimiento que la archivística como área del conocimiento que tiene muchas implicaciones en los procesos de transformación digital. Superar la cultura organizacional a calificar el tema como competencia de los ingenieros de sistemas; la conformación de planes de estudio más alineados con las nuevas realidades; aunque es preciso reconocer que los retos no solo consisten en aplicar las estrategias para implementar soluciones de gestión de documentos electrónicos de archivos, sino que éste tarea implica la necesidad de construir espacios para el diálogo interdisciplinar con otros profesionales y sobre todo enfatizar en la provisión de servicios digitales dirigidos a la ciudadanía para incrementar los niveles de participación ciudadana y ello requiere de procesos de formación para el establecimiento de la cultura digital.

Igualmente es una oportunidad invaluable, para poner en evidencia el conocimiento que hemos venido perfeccionando a través de los años sobre estándares, procesos, lenguajes controlados, uso de metadatos, interoperabilidad, repositorios, descripción documental, aspectos sin los cuales es imposible hablar de transformación digital.

[Archivoz] En la vida, cuando pasamos por la etapa escolar nos preguntamos luego, que queremos estudiar, o que queremos hacer a nivel profesional. ¿Revélanos  cómo llegaste a los archivos y cuales eran tus expectativas en ese momento?

(RV)Bueno cuando terminé el Colegio, indagué en las guías académicas sobre las profesiones existentes en el país, me encontré con una que tenía que ver con información, libros y lectura y opté por ella porque correspondía con cosas que me gustaban, aunque la verdad cuando eres tan joven para elegir una profesión, tus expectativas no son tan claras. Así llegué al programa de Bibliotecología y Archivística; durante todo mi primer semestre empecé a entender realmente de qué se trataba; en los siguientes semestres en mis  prácticas me enfrenté a un fondo acumulado y la diversidad zoológica que allí se encuentra y entendí que debía reorientar mi visión profesional!!!;  luego mi trabajo de grado, coincidió con la creación del  Archivo General de la Nación en los comienzos de los años 90 y así  con el acompañamiento Jorge Palacios Preciado mi jurado, profesor, y director del AGN, presentamos la “Propuesta para la descentralización del Sistema Nacional de Archivos” como una opción  a la compleja definición de los tipos de archivos y la regionalización del sistema en el país.

Ya en mi etapa académica empecé a ser docente del área y luego como Decana en la Universidad de La Salle tuvimos la oportunidad con el equipo de profesores de pensar la primera maestría en archivística del país, conformar el primer grupo de investigación en el tema, editar y dirigir la revista Códices, que pretendía impulsar la producción de conocimiento científico en el campo. También en este tiempo, pude hacer parte del equipo que lidero el proceso de expedición de la ley de ejercicio profesional, y de ser miembro fundador del colegio profesional, También en el acompañamiento al equipo de profesores de la Distrital para impulsar la implementación de un programa de archivística en la universidad.

Otro aspecto a mencionar es la reflexión que he hecho sobre la necesidad de aplicar el mercadeo de servicios al campo y que se refleja en algunas de mis publicaciones. Hoy te puedo decir que, si tuviera que decidir de nuevo, volvería a elegir ser Bibliotecóloga y Archivista, esta profesión ha llenado todas mis expectativas.

[Archivoz] Para ir cerrando esta entrevista, queremos preguntarte, ¿cómo te visualizas en 10 años y a la vez nuestra profesión como archivistas en Colombia y el mundo?

(RV) En 10 años espero continuar en la docencia, la investigación y la producción académica para aportar al estudio del ejercicio profesional, al desarrollo de la archivística como profesión y a la formación de profesionales con la mayor idoneidad, conciencia social y ética. La archivística debe continuar aportando a la ciudad y al país, creando espacios de diálogo sobre las innovaciones profesionales necesarias para seguir vigentes como profesión, superar la visión instrumentalista; tenemos que convocar al diálogo para resolver las problemáticas del sector y seguir creciendo en el desarrollo de la formación postgradual.

Tendremos que continuar las discusiones sobre nuestros fundamentos teóricos, tener respuestas sobre las estrategias de preservación a largo plazo, tener suficientes claridades sobre el impacto de las tecnologías disruptivas en nuestro quehacer, y especialmente sobre la gestión de datos en las organizaciones.

[Archivoz] Cual de estas universidades marcan la pauta en la academia, cuando hablamos de la archivística y sus aspectos relevantes en formación profesional y académica en Colombia?: Universidad de la Salle, Universidad del Quindío, Universidad de Antioquia, Sena, Uninpahu, Universidad Javeriana, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Universidad Distrital. Cuéntanos en breve…

(RV) Creo que todas las escuelas y programas han contribuido a conformar los saberes y las prácticas archivísticas que han permitido el avance que hoy se exhibe desde Colombia en materia de legislación y normatividad archivística, en contar con profesional preparado que ejerce desde todas las regiones, en el que la archivística pueda ser considerada una profesión en el país y en lograr que nuestros profesionales se inserten rápidamente en el mercado laboral. Y es importante que empecemos a dialogar sobre un perfil común de formación para los archivistas colombianos.

[Archivoz] ¿Para ti el docente nace o se hace? ¿Descríbenos como llegaste a estos caminos de la enseñanza superior en los niveles pregrado y postgrado?

(RV) Ser docente implica mucha dedicación, compromiso y gusto, además de formación, no es un tema que se resuelve en las horas de clase; porque  debes estar siempre en sintonía con tu práctica docente, actualizándote dispuesto a aprender siempre, buscando nuevas didácticas para facilitar los procesos de enseñanza-aprendizaje y renovarte permanentemente, implica también compartir tus aprendizajes y a aprender del otro, a reflexionar siempre sobre tus prácticas, además de entender la responsabilidad tan grande que tienes con los futuros profesionales, porque la relación pedagógica marca un itinerario no solo de conocimientos, sino sobre todo psico-afectivo y ético  que acompaña tanto los ejercicios de formación como los de la práctica profesional cotidiana.

Así que la docencia ha hecho parte de mi vida, mi madre fue maestra y nos dio ejemplo de dedicación, perseverancia y compromiso con la enseñanza; así que llegue a estos caminos porque es lo que más disfruto de mi ejercicio profesional y porque mi mayor orgullo es ser llamada “Profe”.

La Revista Archivoz, te agradece Ruth por esta entrevista tan nutrutiva para nosotros y para todos nuestros lectores. Esperamos contar contigo en más espacios colaborativos para seguir difundiendo el quehacer de esta hermosa profesión.

«Nuestros profesionales no encuentran necesario o no conocen lo que significa el compromiso gremial». Entrevista Ruth Helena Vallejo, Doctora en Documentación de la Universidad de Salamanca

Entrevistamos a Ruth Helena Vallejo Sierra, de El Líbano – Tolima, Colombia. Coordinadora del programa Archivística y Gestión de la Información Digital, de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Doctora en documentación de la Universidad de Salamanca, Magíster en Administración de Empresas, de la Universidad Nacional de Colombia, Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario, Bibliotecóloga y Archivista de la Universidad de la Salle. Ruth ha participado en producciones académicas, artículos de investigación, participación en conferencias nacionales e internacionales, así como también apoyo en trabajo gremial en el campo archivístico y bibliotecas.

En la siguiente entrevista conoceremos sobre sus experiencias y anécdotas en el campo académico, proyectos archivísticos y áreas afines, retos a futuro, de su gran bagaje profesional y laboral.

Bienvenida Ruth, y gracias por tu tiempo para esta entrevista.

[Archivoz] Ruth, ¿Cuáles son los retos y desafíos a futuro del programa de Archivística y Gestión de la Información Digital, que diriges actualmente en la Universidad Distrital?

(Ruth Vallejo) Desde el inicio pensar en qué programa de Archivística debería construirse desde la Universidad Distrital fue un gran desafío, porque además de las competencias profesionales propias de un profesional, implicaba reflexionar sobre lo que significa la archivística en el contexto de la Universidad Pública de Bogotá.  Ahora bien, era importante superar estereotipos sobre el quehacer profesional, también en un nuevo perfil de estudiantes jóvenes y sin experiencia en el campo, que están mirando la profesión desde su vocación y no solo como una oportunidad laboral; pero además estar a la vanguardia de los retos que nos impone hoy las TIC y las discusiones sobre los fundamentos teóricos como disciplina científica.

Llevamos dos años de implementación, así que debemos conformar una planta docente especializada, construyendo nuestro proceso investigativo, desarrollando la oferta de extensión y proyección social. Sabemos el compromiso que enfrentamos en ser un programa de alta calidad lo que nos exige estar en permanente autoevaluación; y en ser reconocidos por el alto nivel técnico, compromiso ético y ciudadano de los estudiantes, docentes y egresados.

Otro aspecto de gran interés es construir con los estudiantes y futuros profesionales, la perspectiva no solo tecnológica de la profesión sino su carácter social y político. La Archivística y la gestión de la información digital son apuestas ético-políticas muy importantes para garantizar el acceso a la información, guiado por principios de transparencia, lo cual es un elemento central que aporta a las ciudadanías, dentro de las cuales están por supuesto las digitales, lo cual implica además trabajar en estrategias y mecanismos de formación de los usuarios en el uso crítico de los servicios digitales que ponen mucho más cerca al Estado con la ciudadanía.

[Archivoz]. ¿Cuáles deben ser esas habilidades, destrezas y demás aspectos que debemos tener en cuenta los profesionales en archivística, para escribir producción intelectual como aporte a la academia?

(RV) Todos los profesionales tenemos algo que decir sobre nuestro ejercicio profesional, sin embargo, hay un temor a valorar esa experiencia, como suficiente o importante y sobre el grado de interés que puede despertar; es decir tenemos la materia prima, pero no lo divulgamos. Una de las formas que se pueden explorar para romper con el miedo a hacer públicas las acciones y buenas prácticas que hemos tenido en el ejercicio de las funciones archivísticas es precisamente abordar la sistematización de experiencias como técnica de movilización de los saberes y las prácticas, que se han aprendido. La práctica es un lugar de reflexión y construcción muy importante y en un campo como la Archivística se requiere mucho el aprendizaje del cómo resolver problemas de organización de la información documental, con mediación tecnológica, por la vía de conocer las experiencias exitosas y los desaciertos que se han cometido. Esto es muy importante porque el error es fuente valiosa de conocimiento.

Aquí es importante reconocer que los temas sobre los que podemos contar se encuentran en la cotidianeidad de nuestro ejercicio profesional; luego poco a poco vamos dando y aprendiendo la estructura metodológica. Entonces el primer paso es tener la motivación, es querer hacerlo, luego revisar y valorar de las múltiples actividades y trabajos que nos gustaría compartir; paciencia, es necesario escribir y reescribir los textos, es muy difícil que desde nuestro primer esfuerzo resulte la pieza final; rigor, hay que ser precisos y hacer análisis cuidadoso de lo que deseamos contar;  y empezar, buscar el espacio más adecuado para publicar nuestra producción, otro aspecto importante es pensar que la comunicación puede ser en múltiples formatos.

La producción intelectual tiene una intencionalidad, compartir lo que se piensa, analizar a quién le quiero comunicar, porque esto incide en nuestro lenguaje, el formato y la manera como describimos el texto; y aprender las lógicas y formas de una publicación periódica, o de un blog, por ejemplo. Yo aprendo cada día de lo que leo y de mis propios escritos.

[Archivoz]   Anécdotas, Recuerdos y mil historias podríamos encontrar en tu bagaje profesional. ¿Cuéntanos en breve, alguna de ellas que te haya marcado y con cual te identificas?

(RV) Una experiencia significativa en mi vida profesional fue el proceso que tuvimos que realizar para lograr la Ley de ejercicio profesional del archivista Ley 1409 de 2010. No solo por el impacto que esto tendría en nuestra profesión, sino por toda la complejidad que implicó su trámite, porque uno es el documento que se construye desde los ideales y otro el que resulta después de las negociaciones con todos los grupos de interés. En primera instancia la discusión que sostuvimos con la academia y las asociaciones sobre la necesidad o no de contar con leyes distintas para la bibliotecología y la archivística; por supuesto esto implicó debatir desde lo epistemológico, desde la experiencia formativa, desde el mercado laboral.

Posteriormente el dialogo con los legisladores frente al riesgo social que implicaba que la gestión de documentos estuviera a cargo de personal no preparado, y de explicarles que existía una profesión llamada archivística y relatar el recorrido y desarrollo de la profesión en el país, que existía escuelas profesionales y una tradición archivística. Otro parte, fue el abordaje con los historiadores frente a mostrar que la archivística como disciplina científica había evolucionado y que ya no era una ciencia auxiliar de la historia, y el reconocimiento del trabajo que han realizado en todas las regiones en la organización y recuperación de archivos históricos; fue muy complicado que se entendiera que el objetivo de nuestro proyecto era reconocer una profesión y no afectar el derecho al trabajo de quienes por muchos años  se habían ocupado en el campo, sin tener la titulación.

Esto nos implicó también pedir las claridades del Ministerio de Educación Nacional sobre la aprobación de las entidades que podían o no otorgar el título de archivista, y en los niveles que tenían autorizados, (técnico, tecnológico y profesional); Además que el sector entendiera las diferencias entre la formación para el trabajo y la educación superior.  Todas las peripecias que implicó la conformación de nuestro Colegio profesional. Fue un trabajo que requirió mucho tiempo, dedicación, reflexión, para luego iniciar su socialización con los egresados, la difusión con los empleadores. Ahora que se cumplen 10 años de su expedición bien vale la pena hacer un balance de este logro. Entonces creo que me identificó completamente en continuar el trabajo para darle sentido, legitimidad, apropiación y valoración social a la profesión y a los archivos.

[Archivoz] ¿Qué libros nos recomiendas en estos momentos, para aplicarlos al quehacer archivístico, así como también mejorar nuestros hábitos de lectura y apropiarnos de otros temas de interés?

(RV) Creo que generar un comportamiento lector parte de la base de leer lo que nos gusta, y en el formato con que nos sintamos más cómodos. La literatura nos permite ver el reflejo y la visión de realidades de todas las épocas a través de la mirada de sus autores y es una herramienta invaluable para trabajar sobre la apropiación social de los archivos, pues a través de los relatos podemos darle el contexto necesario para que se entienda la función social y la necesidad que tiene la sociedad de esta profesión.

Por ejemplo, en estos tiempos estuve leyendo el ciclo de novelas del “Cementerio de los libros olvidados” a propósito de la reciente muerte de su autor, Carlos Ruíz Safón; en el tercer libro (“El Laberinto de los espíritus”) hay un fragmento muy poderoso “pero creyeron que todo el archivo había quedado destruido en el incendio. El pasado no desaparece, por mucho que se esfuercen los necios en olvidarlo y los embaucadores en falsificarlo, para venderlo ora vez como si fuera nuevo”. Piensen Uds. un taller de lectura para los ciudadanos, sobre la importancia y la función de los archivos, basados en libros donde los archivos sean protagonistas o tengan una influencia en el desenlace; esto puede ser una manera diferente de comunicarnos y de ser más cercanos frente a nuestro discurso técnico a veces instrumentalista y el lenguaje más claro para todos.

Otro libro que he tenido la oportunidad de leer en estos días es, “Y Julia retó a los dioses” de Santiago Posteguillo historia de la emperatriz romana; fue interesante leer aquí la historia de Galeno de Pérgamo, su médico y la búsqueda incesante de unos papiros y códices para entender la anatomía humana, al tiempo  que relataba sobre la pandemia que tuvo que controlar mientras estaban en Egipto y como sus recomendación son igual de vigentes hoy frente a las medidas que  se han tomado para combatir las pandemia actual.

[Archivoz]   Ruth Helena, ¿En qué aspectos deben mejorar las agremiaciones del sector archivístico y bibliotecas en Colombia, y a nivel mundial, con el fin de que los profesionales sientan un respaldo y no un espaldarazo ante sus peticiones o necesidades?

(RV) En cuanto a los profesionales, es hora de hacerse estas preguntas, ¿qué puedo hacer yo hoy por el colegio profesional? ¿Cuál es su actuación profesional frente a la asociación?, ¿en qué debemos mejorar los profesionales para poder hacer agremiaciones fuertes y que tengan la solidez para sentir que nos representa y lucha por nuestros intereses?; ¿por qué seguimos esperando que unos pocos interesados que trabajan por las reivindicaciones profesionales den las luchas solos y sin ningún respaldo? No será que existe una falta de motivación, nuestros profesionales no encuentran necesario o no conocen lo que significa el compromiso gremial, y solo cuando los intereses individuales se ven afectados, recuerdan su existencia.

En relación a las asociaciones, creo que algunas deben hacer una revisión profunda sobre su razón de ser y las funciones que están desempeñando, para poder ser el escenario de discusión de las problemáticas del sector, que se haga evidente el interés de la asociación de defender los intereses de los profesionales, y realizar las sanciones necesarias por las malas prácticas.  Aunque en este caso el problema no es la fortaleza de la asociación y su aplicación del código de ética, sino la falta de una reflexión propia sobre los principios y reglas que deben regular y guiar la actividad profesional de cualquiera de nosotros. Es imprescindible entender que solo el respaldo y la unión, es el único camino para robustecernos; para poder ejercer presión social.

Las asociaciones internacionales hacen un gran esfuerzo por liderar el sector, pero han tenido muchas dificultades para lograr una representatividad de América Latina, por ejemplo, el número de asistentes a sus congresos o el número de agremiados. Creo que un poco se debe también a una falta de cultura gremial en nuestros países.

 [Archivoz] La docencia y la investigación hoy en día es un trabajo articulado y que aporta conocimiento en cualquier área interdisciplinar ¿Que nos falta o como debemos prepararnos mejor, para avanzar en el campo docente y apoyar la parte investigativa en la archivística y áreas afines?

(RV) La apuesta para desarrollar la investigación en este campo es asumir cada proceso que realizamos, que en ocasiones pensamos que se trata de seguir estrictamente la aplicación de normas y estándares, como posibilidades para investigar. En la implementación de los procesos que componen la cadena de la gestión documental hay grandes oportunidades para investigar, para profundizar en los conocimientos sobre las organizaciones, sus procesos, funciones, las tendencias mismas del campo. Observar sistemáticamente lo que se está haciendo en otras latitudes y realizar ejercicios reflexivos de adaptación o implementación son opciones que nos acercan a la investigación.

La idea es que los profesionales hagan de la investigación una actitud para resolver los problemas que enfrentan en las entidades. Por ejemplo, las construcciones de instrumentos archivísticos deben entenderse como procesos de investigación; tenemos que reflexionar sobre las implicaciones que tuvo esta pandemia para la gestión documental y cómo vamos a resolver las problemáticas que se generaron, es indispensable indagar sobre la realidad de nuestro ejercicio profesional.   Hay que atreverse a proyectarnos, los estudios prospectivos son más necesarios que nunca antes los vertiginosos cambios que nos enfrentamos hoy.

Las escuelas de formación debemos trabajar en generar habilidades para la investigación desde el comienzo del proceso formativo y hacer parte de nuestra práctica permanente. La investigación es un proceso transversal que debe desarrollarse en todos los espacios académicos. Hay que empezar a investigar porque solo así se aprende.

 [Archivoz] ¿Alguna entidad que haya marcado tu vida laboral y profesional?

(RV) Todas las entidades me han enseñado algo, me han permitido reconstruirme como bibliotecóloga y archivística. Mi vida laboral y profesional se ha enmarcado fuera del ejercicio tradicional de la profesión, lo que ha ampliado mi visión sobre el alcance de la misma; aunque hay dos líneas de mi ejercicio profesional que me han marcado, una el mundo académico, formarme e iniciarme como docente e investigadora en la Universidad de La Salle y  acompañar el proceso del programa de archivística y gestión de la información digital en la Universidad Distrital han sido logros y experiencias que valoro profundamente; Y  otra mi paso por el sector público, y la riqueza que esto me trajo en pensar en el país y en hacer cosas que impacten la vida de los ciudadanos; en el Archivo General de la Nación, preguntándome que caja de herramientas deberíamos ofrecer a las regiones para organizar y salvaguardar el patrimonio documental; En la Red Distrital de Bibliotecas Públicas,  BibloRed comprender el significado real de democratizar el conocimiento y lo que te engrandece el trabajo con y para la comunidad y finalmente en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, pensar en la ciencia como un bien público, la ciencia abierta, el acceso abierto a la información y a los datos científicos.

 

El estado del arte de la archivología en Brasil

El Archivo Nacional de Brazil en su revista Acervo, en los meses de septiembre/diciembre de 2018 publicó un Dossier titulado «El Estado del arte de la Archivología en Brazil I». La idea es conocer de que esta hecha la Archivología en el país. La tipología documental está dividida en Editorial, Presentación, Entrevista con Mercedes de Vega, el Dossié temático con cinco artículos y para finalizar la primera edición de los artículos de temática libre y una reseña.

fonte: http://mapadecultura.rj.gov.br/manchete/arquivo-nacional

En el Editorial asignado por Flora Matela Lobosco (Edición y revisión) y Thiago Cavaliere Mourelle (Edición científica), tratan de contarnos que la edición es en conmemoración a los ciento ochenta y ocho años del Archivo Nacional de Brazil, creado para implementar y acompañar la política del archivo en el país, y el periódico Acervo que nació en 1986 como herramienta para la misión. Los editores consideran el resultado como referencia para los archivistas e investigadores.

Adriana Cox Hollós y Eliezer Pires da Silva (Comisión Editorial) presentan el contenido, a seguir, reafirmando el propósito de las instituciones archivísticas para el desarrollo de las políticas públicas en favor de la Archivología. En la presentación se explica el por qué de cada texto elegido para formar El Estado del arte de la Archivología en Brazil, y concluye que la característica interdisciplinar de la disciplina es muy importante para el desarrollo de los estudios.

En entrevista con Mercedes Vega presidenta de la Asociación Latinoamericana de Archivos (ALA) y directora general del Archivo General de la Nación de México, el Acervo busca conocer las diferencias y semejanza, sobre los archivos en América Latina. A pesar de las peculiaridades de visión y medios de estrategias que son definidas por la Historia de cada país, según Vega el reto en común de los archivos en el continente es la accesibilidad y la colaboración, en una intersección Institución Archivística, Sociedad, y Política de gobierno.

Para empezar el Dossier El estado del arte de la Archivología en Brazil Angelica Alves de Cunha Marques relata la historia de los posgrados stricto-sensu con investigaciones sobre archivos y Archivología en Brazil de 1972-2015. Su investigación localizó 470 estudios en 58 instituiciones, aunque el primer posgrado stricto-sensu en Brazil fue inaugurado en 2012. El resultado cuantitativo indica una expansión progresiva, principalmente después del posgrado stricto-sensu, cualitativamente considera una predominancia en la interlocución entre la institución archivística, funciones de trabajo y gestión administrativa. Considera que la contingencia en la Archivología es por no tener autonomía de ciencia siendo considera una rama de la Ciencia de la información.

A seguir trata de la Gobernanza archivística, según el investigador José Maria Jardim. Para el autor Gobernanza archivística es un conjunto de acciones que dialogan con los aspectos sociales, culturales, políticos y técnico-científico. Por la gobernanza se puede interpretar el trabajo y la autoridad archivística en los niveles micro y macro. Se espera una elevación de investigaciones en gobernanza archivística en la ciencia, para que se marque el camino de aplicabilidad de la Archivología en entidad públicas y privadas.

Acerca de gestión de programas y servicios de archivos el próximo artículo examina el uso del vocabulario controlado en la Archivología. Se defiende el uso del vocabulario controlado, de un modelo para la normalización, la descripción de funciones, actividades, personas e instituciones, identificación de sinónimos, lenguaje controlado, puntos de acceso y remisivas. Es contra el uso del vocabulario controlado importado de la Bibliotecología y la Ciencia de la Información, o sea, replicar una forma que no respecta a las particularidades de la Archivología.

Después de reflexionar acerca de los programas y servicios, se cuestiona el Archivo como entidad y su proceso de formación, por eso Renato Pinto Venancio y Lidiane Silva Barbos nos dan a conocer: Como surgen los fondos archivísticos. La formación del Archivo es superior a la simple noción de producción de documentos, no es apenas la totalidad númerica de documentos en una institución. El fondo archivístico es la construcción intelectual pues los  documentos pueden ser perdidos, modificados o destruidos. Como ejemplo narra la trayectoria del Archivo Público Mineiro, ubicado en el estado de Minas Gerais. Por análisis cuantitativo comprueba que un fondo archivístico no es solamente números de documentos, y supone la noción de – estructura orgánica principio basilar – para la elaboración de estrategias en organización de conjuntos documentales, con la ciencia que trata de la memoria y las inteligencias y no de datos efímeros.

Para finalizar el dossié Sérgio Matias da Silva y Aline Lopes de Lacerda proponen una herramienta para la catalogación de imágenes. En el artículo los autores enseñan como realizar una análisis documental de imágenes con mediación de la información por parte del archivista. El método propuesto se llama, Panofsky, es utilizado en cinco etapas: Lectura, Determinación y análisis de contenido, selección de fuentes, documentación exógena y representación documental. La importancia del trabajo es generar información semática para que el consultante tenga éxito en la recuperación de la imagen.

Patrimonio y Memoria fueron el tema de los artículos libres, Janete Leiko Tanno investiga Centros de documentación y patrimonio documental e Juan Bernardo Montaya-Mongollón y Telma Campanha de Carvalho Madio cuestionan los espacios de memoria con el artículo, El documento digital como fuente de memoria organizacional. En ambos se habla que todos tienen derecho a tener su memoria preservada para acceder a su historia y origen.

¿Cuál es el papel del Archivo? Para contestar esa pregunta Roasale de Mattos Souza reseña el libro, El archivo y el lugar, de Margareth da Silva. Su tesis es que el Archivo no se ubica en el pasado tampoco en el futuro, el archivo es el presente y sirve para la ciudadanía y el acceso a la información.

En esta edición se nota que la Archivología brasilera esta preocupada con la relación entre Archivo y Sociedad; Historia de los Archivos y la Archivística; Objeto y finalidad de la Archivología; Gestión de los programas y servicios de archivos. Hay un consenso que los archivos son productores y administradores genuinos del conocimiento, no apenas el brazo derecho de la burocracia.

“El criterio de las exposiciones ha querido ser siempre escuchar el latido de la calle”: Entrevista a María del Olmo, directora del Archivo Histórico Provincial de Alicante

Entrevistamos a María del Olmo Ibáñez, directora del Archivo Histórico Provincial de Alicante (AHPA) y doctora en Filosofía y Letras por la Universidad de Alicante. María es además autora de numerosas publicaciones en libros y revistas científicas en los campos de la Filosofía y la Archivística, lo que la ha llevado a ser galardonada con el VIII Premio de Ensayo Pablo de Olavide “El Espíritu de la Ilustración” (Universidad Pablo de Olavide, Sevilla). En la siguiente entrevista nos cuenta su visión sobre los archivos históricos, y más concretamente, nos explica los fondos del AHPA, las principales líneas de trabajo de la institución y los retos futuros.

Bienvenida María, y gracias por tu tiempo para esta entrevista.

(Archivoz). Antes de profundizar en tu labor como directora del AHPA, nos gustaría conocer un poco más sobre tu trayectoria profesional. ¿Cómo llegaste al mundo de los archivos y cuál ha sido tu experiencia en este campo?

(MDO) Hola. Soy licenciada en Historia, durante la carrera formé parte de un trabajo de investigación promovido por el Departamento de Historia Moderna de mi universidad, que tenía por objetivo el vaciado de los protocolos notariales correspondientes al periodo de 1700/1750, del Archivo Histórico Provincial de Alicante. Esa experiencia me hizo comprender de verdad y sentir por primera vez, que la historia no eran libros escritos por alguien, que entre las líneas había seres humanos que habitaban para siempre en los documentos. A partir de entonces me sedujeron los archivos. Al acabar la carrera empecé a orientar mi destino en ese horizonte con la obtención de diversas becas en ese campo.

(Archivoz). Nos gustaría que nos transmitieras tu opinión sobre cuál crees que es el papel que desempeña un archivo histórico en la sociedad.

(MDO) Un archivo histórico es la casa de la memoria colectiva de la sociedad, en primer lugar. Ese es su papel como custodio de los documentos que testimonian nuestra historia. En segundo lugar, sigue siendo garante de derechos porque guarda documentos que todavía tienen valor probatorio, jurídico, etc. Y en tercer lugar, debería ser un centro cultural activo que contribuya a la difusión de la cultura, pero también a crear cultura como agente social con mucha potencialidad en ese sentido: exposiciones, didáctica, actividades culturales diversas: presentaciones de libros, recitales de poesía, cesión de sus dependencias para actos culturales de la sociedad, etc.

Un archivo histórico es la casa de la memoria colectiva de la sociedad. Clic para tuitear
(Archivoz). El AHPA, como archivo histórico provincial alberga una gran cantidad de documentación, pública y privada, ¿cuál destacarías?

(MDO) Desde el punto de vista histórico los protocolos notariales nos han acompañado casi desde el comienzo de nuestra existencia. La ley del notariado de 1931 nos adjudicó su custodia. La riqueza de los protocolos notariales es inmensa para la investigación en áreas tan distintas como la economía, la sociología o el folclore. Ellos recogen la vida social de la gente corriente en todos los ámbitos. La gente corriente es la que teje la historia. Se escrituran las compras y ventas, las dotes, los testamentos, la constitución de sociedades, etc. Sin embargo, son también muy importantes los fondos contemporáneos más recientes que tienen que ver con la memoria histórica. Entre ellos destacan el fondo de la Dirección Provincial de Instituciones Penitenciarias o el Gobierno Civil. Ambos narran y testimonian toda la represión del franquismo, y contribuyen al derecho a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas.

 

(Archivoz). Siempre se ha pensado que los archivos históricos tienen un público muy claro como son los investigadores, ¿sería eso cierto aplicado al AHPA?

(MDO) Cada vez es menos así. Los investigadores forman quizás ya el grupo más minoritario del público de los archivos históricos. En primer lugar está el público en general que participa de las actividades culturales que organizamos: exposiciones, recitales, etc., como ya he señalado. En segundo lugar, en nuestro caso, están los estudiantes ya que tenemos un programa de aula didáctica muy activo y nos visitan cerca de 20.000 alumnos de las diversas etapas al año. Y en tercer lugar están los ciudadanos que necesitan nuestros documentos para su vida ordinaria, por ejemplo, con el fondo del Catastro. Detrás los investigadores tradicionales.

La riqueza de los protocolos notariales es inmensa para la investigación en áreas tan distintas como la economía, la sociología o el folclore. Clic para tuitear
(Archivoz). Además de la atención al ciudadano, descripción e informatización archivística, digitalización y el resto de tareas que desarrolláis en el archivo, también realizáis periódicamente exposiciones, ¿qué temáticas abarcáis y con qué finalidad?

(MDO) El criterio de las exposiciones ha querido ser siempre escuchar el latido de la calle, buscar la sintonía con los intereses de la gente. En ese sentido hemos conmemorado hitos de la historia reciente que cobraron interés para el público como la Transición, la Guerra Civil o el aniversario de Miguel Hernández. Ante la sensibilidad por el tema del feminismo y la violencia de género hemos hecho dos exposiciones sobre la mujer. Otras se han orientado a documentar nuestras fiestas y tradiciones como las Hogueras o la Semana Santa. Y también hemos difundido la recepción de fondos de instituciones importantes para la ciudad como el fondo des Instituto de Segunda Enseñanza Jorge Juan, por el que pasaron casi todos los alicantinos desde finales del siglo XIX. Para ello realizamos una exposición sobre la historia de la enseñanza en la provincia.

 

(Archivoz). En tu artículo Los archivos históricos en el siglo XXI: ¿Hacia una redefinición? explicas que actualmente es una realidad la existencia en un mismo archivo de dos espacios: el físico y el virtual, y que el segundo es ya tan real como el primero. Sin lugar a dudas, la presencia en redes del AHPA es constante y toda actividad in situ se ve reflejada en las redes virtuales: Facebook, Twitter, Instagram e incluso un canal de YouTube. ¿Cómo surgió esta idea (casi necesidad), y cuál está siendo su repercusión?

(MDO) La verdad es que la repercusión de nuestra exposición sobre la Guerra Civil en Alicante en 2016 fue la que nos movió a adentrarnos en el mundo de las redes sociales, que inauguramos con nuestro Facebook. La respuesta de la gente fue inmediata y ha ido creciendo exponencialmente. En las redes le hemos querido dar el protagonismo precisamente a la gente publicando cada visita o cada acto que se ha realizado en el centro. Después fue el canal de YouTube, para concentrar en él el material de los que hemos llamado “Archivo Vivo”, entrevistas a personas testigos del tema de las exposiciones, y también para guardar los audiovisuales de las exposiciones, para preservarlas así venciendo su condición efímera. Después vinieron Twitter e Instagram. El mundo de hoy tiene esas dos realidades y los archivos, como parte de la sociedad, deben estar en ambas. La interactuación con nuestros usuarios es infinitamente mayor con ellas.

 

(Archivoz). Ya para finalizar, ¿qué nuevos horizontes os planteáis en el AHPA a corto-medio plazo?

(MDO) Después de la descripción de fondos y difusión de fuentes, seguiremos con nuestras líneas de trabajo fundamentales: exposiciones y didáctica, nos caracterizan. Puedo contar que la nueva exposición en la que estamos trabajando, en colaboración con la Universidad de Alicante, se titula “Valencianos en guerra (1808/1814). Va a ser novedosa porque la “historia pública” estará muy presente en ella.

«El principal reto en realidad es adecuar nuestra gestión documental a escenarios imprevistos» Entrevista con Carlos Zapata, en tiempos de COVID-19. (Parte 2)

La primera parte de esta entrevista, dejó entrever, entre otras cosas, que los archivos no estaban preparados para casos como el que se vive actualmente por cuenta del COVID-19. Pero de esto nos quedarán muchas lecciones que seguro permitirán potenciar el uso y la importancia de éstos. Justo de ello hablaremos en esta segunda parte de nuestra entrevista con Carlos Zapata.

(Archivoz) ¿Cuáles crees que son los principales retos que se deben asumir en estos tiempos, con respecto al uso, seguridad y disponibilidad de los archivos?

(CZ) El primero es que un servicio esencial como el de garantizar el acceso a la información no puede parar. En este momento, aprovechando la situación de emergencia que se suscitó con el aislamiento, es probable que cientos de entidades no hayan logrado afinar sus sistemas de seguridad de la información, e incluso no hayan podido garantizar el acceso electrónico a documentos necesarios para la toma de decisiones (muy seguramente debieron enviar personal para consultar los archivos físicos exponiéndolos al contagio), exponiéndose al robo, filtración o pérdida de información. En este punto el reto fundamental que debemos asumir los archivistas es doble, por un lado debemos proteger no solo los documentos físicos sino también los documentos electrónicos y garantizar el acceso a los mismos 7×24, sino que somos co-responsables de proteger los derechos de los ciudadanos y garantizar la continuidad del negocio en nuestras organizaciones.

Sin embargo, desde mi punto de vista, los retos superan el tema de la seguridad y la disponibilidad de la información. El principal reto en realidad es adecuar nuestra gestión documental a escenarios imprevistos, anticiparnos, definir planes de acción y protocolos apropiados para que la información siga llegando a quienes la necesitan (usuarios internos o externos), que sea preservada en el tiempo y que contribuya al desarrollo de la sociedad. Es necesario compatibilizar el avance de las entidades con el de la gestión documental; mientras las primeras avanzan al ritmo del desarrollo de las TIC, la gestión documental va a paso de elefante; la pregunta es si estamos preparados para soportar adecuadamente la continuidad del negocio de nuestras entidades.

Si no aprovechamos los nuevos avances de las tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Machine Learning y el Blockchain, el Big Data por citar algunos, podemos desaparecer como profesión pues si no modernizamos y evolucionamos nuestro trabajo podrá ser realizado por computadoras y robots; esto no lo digo Yo, lo dicen los expertos en el mundo de las TI, y no dudo que esta afirmación sea una amenaza real.

(Archivoz) Como iniciativa, muchas bibliotecas y museos abrieron vía web sus colecciones y realizan recorridos virtuales. ¿Porqué este tipo de iniciativas no se han visto de parte de los archivos?

(CZ) Si se ha visto, aunque en menor medida que en las bibliotecas y museos (el Archivo General de la Nación y el Archivo de Bogotá son ejemplo de ello). Pero déjeme acotar su pregunta a los archivos nacionales o históricos, pues resulta difícil de responder frente a los archivos administrativos. Es evidente que los primos hermanos de los archivos, como son las bibliotecas y los museos, llevan décadas afianzando su relación con la comunidad. Debido a que resguardan información por naturaleza destinada al ámbito de la cultura, la formación y el entretenimiento, han desarrollado servicios más amplios que los archivos; de otro lado las características de sus colecciones facilitan ponerlas en la web de manera masiva, y con pocas restricciones. Sin embargo hay un aspecto que tiene relación con su pregunta que debo resaltar; durante mucho tiempo se ha considerado que los archivos conservan información cuyo acceso debe ser restringido, con lo cual los archivistas no hemos desarrollado habilidades para comunicar y divulgar abiertamente su contenido. Es un aspecto en el cual los archivistas debemos trabajar, pues no vemos el concepto de servicio de forma apropiada, sino como un proceso reactivo (o pasivo), más que proactivo.. Llegó  hora de sacarle provecho a las Leyes de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

(Archivoz) Carlos, para cerrar, cuáles crees que serán las lecciones aprendidas y los cambios que se darán en los archivos tras superar esta crisis?

(CZ)La primera es que debemos imaginar lo inimaginable; la segunda es que tenemos que mejorar nuestra capacidad de innovación para cumplir nuestra misión profesional; también es necesario que nos adaptemos rápidamente, pues estoy seguro que vendrán cambios a los cuales debemos responder de manera inmediata, lo cual demanda usar tanto nuestros conocimientos actuales como adquirir nuevas habilidades y conocimientos y competencias; de igual forma tenemos que aprender a partir de los errores profesionales cometidos, los cuales saldrán a la luz una vez superada la contingencia.

Una ultima recomendación para todos los archivistas como guardianes de la memoria de nuestra organizaciones y de la sociedad, es identificar, reunir, clasificar y archivar la información digital que se ha producido para enfrentar la pandemia, representada en mensajes de facebook, twitter, instagram, páginas web y otros tipos de contenido digital producidos desde que se conoció el primer contagio, hasta luego de haber superado la pandemia. Esta información hace parte de un evento que afectó significativamente nuestra sociedad y no puede perderse.

Como corolario, creo que gracias al Covid-19 estamos mucho más cerca de la pregonada oficina sin papeles (así no me guste el término) que hace tres meses, pero primero tenemos que superar la pandemia.

Carlos, como siempre gracias por tu tiempo y disposición. Ha sido una gran entrevista.

«En un escenario como el de hoy, los archivos exhiben todas sus potencialidades»: Entrevista con Carlos Zapata, en tiempos de COVID-19. (Parte I)

Hoy, en medio de la crisis, los archivos cobran una especial relevancia, para garantizar la continuidad de las actividades de quienes teletrabajan y para servir como soporte y agilizador de los servicios médicos que requieren decisiones rápidas y eficientes, basadas en evidencias, en muchos casos documentales.

Por ello, hoy quisimos consultar a un experto y referente archivista para que nos cuente sobre su visión sobre esta situación en términos de la importancia de los archivos y el papel de los archivistas.

(Archivoz)Carlos, un gusto tenerte de nuevo en Archivoz.

(Carlos Zapata) Hola, me complace nuevamente estar en este medio de comunicación compartiendo con la comunidad archivística.

(Archivoz)Carlos, en estas épocas de teletrabajo y crisis por una pandemia global, ¿cuál es el papel que cumplen los archivos?

(CZ) Sin duda esta debe ser una pregunta que nos estamos haciendo hoy todos los archivistas del mundo. Una de las cosas que me he preguntado a propósito de esta crisis de salud pública, es cuántos de nosotros habíamos previsto en nuestros planes de contingencia ante eventuales desastres naturales, accidentales o provocados, alguna acción frente a una pandemia como la que hoy tiene en vilo a más de 170 países, llevándonos a un aislamiento sin precedentes en la historia reciente de la humanidad. De hecho sería muy relevante realizar una investigación a nivel internacional sobre este aspecto que estoy mencionando.

En el campo laboral y profesional, y particularmente en lo concerniente al mundo de la archivística y los archivos, hay tres factores externos que han incidido en el estado actual de cosas: en primer lugar la rápida expansión del Covid-19; de otro lado la lenta reacción de muchos países, que no permitió tomar medidas oportunas y eficaces para hacerle frente a las medidas de aislamiento tomadas por varios gobiernos del mundo; y en tercer lugar, la adecuación de las entidades del Estado y en general de las empresas privadas de todos los sectores para implementar masivamente y de manera inesperada el teletrabajo, incluyendo la realización de todas las actividades en las cuales intervienen documentos e información. También hay factores internos como la poca preparación de los responsable de gestión documental para atender la totalidad de procesos relacionados con la función archivística, y responder a las necesidades de información de los empleados.

En un escenario como el de hoy, los archivos exhiben hoy todas sus potencialidades no solo como fuentes de información para garantizar la continuidad de las actividades de las organizaciones, sino como garantía de derechos para los ciudadanos, quienes dependen de información precisa y oportuna para atender sus necesidades, en una situación de aislamiento, en el que la movilidad está restringida; adicionalmente, hemos vistos como los archivos nacionales de diferentes países de la región han comenzado a ofrecer una variedad de servicios de información, poniendo una parte del patrimonio documental que albergan al alcance del público; un aporte importante en este momento tiene que ver con servicios y ofertas culturales para el ocio y entretenimiento, aprovechando así la coyuntura para fortalecer su relación con la sociedad. Creo que esto será objeto de investigaciones y debates en los meses y años posteriores al levantamiento del confinamiento.

(Archivoz) ¿Y los archivistas?

(CZ) En honor a la verdad, nos tomó completamente desprevenidos, no estábamos preparados para un escenario real (ya no hipotético) de trabajo en una oficina sin papeles. Por un lado no creo que en su gran mayoría los Jefes de Archivo y Gestión Documental de miles de entidades y empresas tuvieran preparada sus entidades para asumir la gestión documental de manera remota, entre otras cosas porque aún nos basamos en el papel como medio de registro de información, y nuestro sistema archivístico sigue siendo analógico. Sería importante conocer por ejemplo como están atendiendo las entidades que no tienen digitalizada toda la información que necesitan, o que por ejemplo tienen sus documentos en empresas de custodia (las cuales también son sujeto de restricciones por la cuarentena), y aún en los casos donde el archivo es administrado por la misma entidad (están asistiendo técnicos de archivo y archivistas a laborar?). Muy seguramente proyectos archivísticos de diferente naturaleza con personal propio o contratado hoy están suspendidos, lo cual afectará la continuidad de las labores de nuestras entidades, si la medida de aislamiento se extiende (como es previsible) por varias semanas o incluso meses.

(Archivoz) La mayoría de las empresas están funcionando con estrategias de teletrabajo. ¿qué tan preparados estaban los archivos y los archivistas para asumir estos escenarios?

(CZ) Como lo señalé en la pregunta anterior, los archivistas no nos imaginamos un escenario laboral por fuera de nuestros departamentos de archivo y gestión documental, ni alejados del ámbito desde el cual se desarrollan las actividades de nuestras organizaciones; durante la segunda parte del Siglo XX, expertos de varias especialidades, incluidos los profesionales de la información y los tecnologistas, hemos estado pregonando (la mal denominada) «oficina sin papeles». Sin duda el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones ha venido contribuyendo para que este escenario estuviera cada vez mas cercano, pero no de la forma como tuvimos que asumirlo de la noche a la mañana. Primero porque gran parte de los documentos que las administraciones producen o necesitan siguen gestionándose en papel, y segundo porque los mismos Sistemas de Gestión Documentos Electrónicos están desarrollados de manera incipiente, limitándose a gestionar por medios electrónicos una mínima parte de documentos (por ejemplo correspondencia, pqrs, facturas, entre otros); en este segundo aspecto, a pesar de que los trámites electrónicos han mostrado avances significativos, éstos solo abarcan unos cuantos documentos del trámite. Muy seguramente las empresas que contaban con departamentos de gestión documental robustos y presupuestos apropiados, y dependen en menor medida de terceros, han asumido de mejor manera la contingencia, aunque no creo que estuvieran del todo preparadas para atender todos sus servicios de manera digital o mediante procesos electrónicos remotos.

Hay un aspecto que resulta crítico en los archivos nacionales, y es la adecuada conservación de sus fondos, dado que para ellos es necesaria la presencia de profesionales en conservación directamente en los sitios donde se encuentran los documentos de valor histórico; labores de limpieza, desinfección, desinsectación, restauración, entre otras, se hacen de manera presencial, y si se prolonga el aislamiento los documentos se exponen a riesgos de deterioro.

(Archivoz)¿Qué crees que debemos mejorar a futuro en nuestros archivos para solventar situaciones como la que tenemos en este momento a nivel mundial?

(CZ) Todo. En primer lugar debemos rediseñar nuestros planes de contingencia y atención de desastres, incluyendo medidas para mitigar los efectos de pandemias, contaminación química, nuclear, etc., que impliquen restricciones para trabajar de manera presencial; por otro lado es necesario acelerar el proceso de digitalización de nuestras entidades, pero de manera técnica e integral y no a retazos. También es imperativo mejorar las competencias digitales del equipo de trabajo de las áreas de gestión documental y de todos los empleados y funcionarios de las organizaciones. Finalmente creo que debemos aprender de esta experiencia para transformar la gestión documental, y con ella la función archivística, digitalmente.

No se trata de digitalizar los cientos de miles o millones de documentos de una entidad, sino de implementar apropiadamente (usando estándares técnicos) la gestión de documentos electrónicos, para lo cual los procesos deben ser electrónicos. Así mismo, resulta urgente que se mejoren las condiciones de conectividad y de seguridad electrónica, para que el teletrabajo no afecte el desempeño de Internet, debido a que este tipo de contingencias implican el tránsito de cientos TB de información lo que pueden colapsar las comunicaciones.

Es innegable que el mundo archivístico (en realidad el mundo entero) no será el mismo a partir de ahora.

 

«Hay que romper con el estigma de que una persona con discapacidad no puede realizar labores en la línea de gestión documental»: Entrevista con Pedro Abel Medina Ríos, docente e investigador

Hoy tenemos el placer de entrevistar a Pedro Abel Medina Ríos, Persona hipoacúsico bilateral, Sordo, Bilingüe, postlocutivo, y oralizado, usuario de Lengua de Señas Colombiana. Nacido en la ciudad de Villavicencio-Meta, Colombia. Instructor del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), quien lleva 19 años como docente de Instituciones de Educación Superior, de los cuales 14 años como instructor de esa entidad, donde ha participado en todas las modalidades de formación y como Líder Sennova e Investigador – Instructor. Apasionado por el mundo de las personas Sordas, asesor en neologismos para L.S.C.

Actualmente vinculado en el Centro de Gestión Administrativa como Instructor –Investigador de carrera administrativa en el área de Gestión Documental y de la Información.

(Archivoz) Primero que todo, agradecemos tu apoyo en la entrevista. Actualmente estás al frente como asesor de 2 proyectos SENA, Dirección General. Cuéntanos de qué tratan estos proyectos.

(Pedro Medina) El primer proyecto es sobre el fortalecimiento de la Política Institucional de Atención a personas con discapacidad a nivel nacional, se plantea una ruta de atención integral articulada con los procesos misionales del SENA, que permite la “Inclusión para Tod@s”. El segundo proyecto de Bibliotecas inclusivas es el fortalecimiento del Sistema de Bibliotecas del Sena – SBS, con la implementación de estrategias pedagógicas y tecnológicas que permiten la “Inclusión para Tod@s”, permitiendo el acceso al sistema por parte de todas las personas incluso a las personas con cualquier discapacidad.

[Archivoz] Acércanos un poco más a tu trabajo, háblanos sobre tu función como instructor e investigador en el SENA y en otras entidades educativas en las que has laborado, en el tema de gestión documental.

(PM) Mi función como la de cualquier profesor, docente, tutor e instructor es la de orientar procesos de formación integral profesional y en materia de la gestión documental la experiencia se exige una actualización constante, manejo de herramientas tecnológicas y aplicación de prospectiva, vigilancia e inteligencia organizacional, para preparar a los aprendices en el conocimiento de alertas tempranas, disminuyendo el tiempo en la reacción y aumentar la capacidad de respuesta en los diferentes procesos de la Gestión Documental en las instituciones.

(Archivoz) Te consideras un investigador apasionado por el mundo de la discapacidad, en tu desarrollo profesional, ¿sientes el apoyo del gobierno o de otras entidades sobre tu talento en el manejo de lenguaje de señas, en la enseñanza archivística y/o Gestión Documental en las entidades de educación superior?

(PM) Si, claro, actualmente si, digamos que han mejorado los apoyos, aunque no siempre lo sentí así, tener una discapacidad no ha sido impedimento para lograr desempeñarme en mis labores, de hecho, desde que superé los niveles de la aceptación de mi discapacidad logré visualizar completamente, conociendo y documentándome, conseguí exigir asertivamente mis derechos y logré ganar espacios que antes nunca pensé conseguir, hasta ganar el concurso en la Comisión Nacional del Servicio Civil – CNSC y tener un futuro asegurado para mí y mi familia.

(Archivoz) Devolviéndonos en el tiempo, ¿cómo te llego a gustar el tema de los archivos, combinándolo con la docencia y la tecnología?

(PM) Bueno, siempre tuve la necesidad de ser organizado, ordenado con mis cosas e incluso con mis ideas, y cuando mis oídos se afectaron por un accidente a los 8 años, tuve la necesidad de ser muy observador, debía escanear todo, las personas, sus actitudes, sus movimientos, sus expresiones, sus labios y los entornos, para lograr descifrar los mensajes. Aprendí desde pequeño que para lograr algo debía planear y seguir las fases o etapas planeadas apoyándome con la tecnología existente y cuando conocí la problemática en los archivos y la necesidad de cumplir una metodología para ayudar a la gente y empresas, sentí que en esta área como lo es la “Archivística” podía ser muy productivo, por supuesto el gusto personal por enseñar me llevo a ser docente.

(Archivoz) La vida da muchas vueltas, según una frase de cajón. Siendo un profesional de la lengua de señas, ¿cómo interpretas esta frase a tu vida personal y profesional?

(PM) Bueno, no soy un profesional de la lengua de señas, mis profesiones son: Ciencias de la Información e Ingeniería de Sistemas, tengo estudios en inclusión y manejo de la diversidad funcional (auditiva, visual, intelectual, física y psicosocial), sólo soy usuario de la lengua de señas colombiana – LSC, estoy aprendiendo lengua de señas americana – ASL… pero analizando la pregunta, es verdad la vida se encarga de enseñarnos que no hay nada escrito y que podemos lograr lo que nos propongamos, que a veces las barreras las ponemos nosotros mismos y que tener una discapacidad no es impedimento para ser completamente feliz, de hecho la vida da muchas vueltas y me he encontrado con aquellos que me decían NO y ahora agachan la cabeza, otros se sorprenden de ver una persona Sorda en mi situación.

[Archivoz] Coméntanos sobre publicaciones o artículos que hayas escrito, sobre archivos, gestión documental, tecnología, basados en la inclusión social y/o condición de discapacidad.

(PM) Bueno, comenté que soy investigador apasionado por el mundo de la persona Sorda, por lo tanto lo que hago en buena parte lo dedico a mejorar entornos para la persona sorda, la otra dedicación es para otras discapacidades; he sido ponente nacional e internacional (Argentina, Brasil, Paraguay y Francia) destacando las habilidades de personas sordas en el área de la gestión documental y demostrando la capacidad de concentración en procesos monótonos donde la persona sorda supera al oyente; he escrito sobre tecnología inclusiva, he desarrollado software (ovas y avas) para apoyar procesos académicos y de formación en LSC y he diseñado estrategias pedagógicas para abordar la diversidad funcional auditiva en entornos de formación y laborales, en el SENA logré desarrollar 3 proyectos de innovación durante 3 años para fortalecer la formación profesional integral – FPI en aprendices Sordos aplicado al programa de formación Tecnólogo en Gestión Documental y al programa Técnico en Asistencia en Organización de Archivos, donde acompañé a 60 aprendices Sordos en el camino de los archivos y ahora disfruto verlos graduados, algunos laborando en empresas en el área de estudio, otros con empresas propias y ejerciendo y otros finalizando sus carreras profesionales en áreas administrativas.

[Archivoz] Define en una frase, la actualidad y el futuro de la gestión documental a nivel mundial.

(PM) La gestión documental actualmente pasa por una sugestión de conciencia empresarial creciente y con preocupación por una intervención asertiva, y a futuro se convertirá en un aspecto esencial en la toma de decisiones para cualquier empresa, independiente de su tamaño y su tipo.

(Archivoz) ¿cuáles son tus recomendaciones a la hora de emprender un proyecto para los profesionales de información, documentación; que les llame la atención apoyar la inclusión social y personas con discapacidad?

(PM) Romper con el estigma que una persona con discapacidad no puede realizar labores en la línea de gestión documental y de la información; dar la oportunidad de conocer el hermoso mundo de la diversidad funcional en el cual cualquier persona puede llegar allí; documentarse sobre los beneficios: económicos, tributarios, en procesos de licitaciones, créditos de organismos estatales, arancelarios, deducción en declaración de renta, disminución de la base gravable en industria y comercio, disminución en cuotas de contratación de aprendices Sena, entre otros beneficios sociales al apoyar la inclusión y contratar una persona con discapacidad. Agregaría que incluir laboralmente a personas con discapacidad genera un impacto muy positivo en las empresas, promueve el trabajo en equipo en los empleados, se crea un compromiso mayor y pertinente empresarial y se mejora la reputación institucional.

(Archivoz) ¿Que tan accesibles son los archivos, para las personas con algún tipo de discapacidad, ¿y que dificultades has experimentado?

(PM) Teniendo en cuenta que los archivos deben cumplir con la norma de infraestructura dada por ley, se puede decir que hay condiciones de conservación documental óptima en muchas de las locaciones destinados a los archivos en Colombia, como también hay muchas que no cumplen con requisitos mínimos siquiera para los mismos archivos administrados y también para las personas convencionales. La accesibilidad debe ser la implementación consciente de un Diseño Universal – DU, que favorezca a los usuarios tanto internos como externos en una institución. Dificultades he tenido muchas, pero las he sabido sobrellevar y con una buena actitud he logrado cambios sustanciales con respecto a mi discapacidad.

(Archivoz) Eres afortunado y bendecido en laborar como docente, investigador, instructor, entre otros roles, sin importar tu discapacidad actual. De acuerdo a lo anterior, ¿cómo analizas el mercado laboral y las oportunidades laborales que carece el gremio archivístico en Bogotá y en Colombia en personas que tengan algún tipo de discapacidad?

(PM) Considero que las oportunidades laborales deben ser para todos, con o sin discapacidad, en auditorias de gestión documental que he hecho, he visto casos de jefes de archivo que no son archivistas y sus subalternos sin conocimiento mínimo en archivística…ahora bien, actualmente hay muchas ofertas en el tema de la archivística y gestión documental, pero no el acceso a ellas para personas con discapacidad, yo diría que debemos trabajar conjuntamente en la sensibilización social y permitir que la “inclusión” como su palabra lo indica debe ser para tod@s, y es que cuando hablamos del gremio archivístico todas las discapacidades tienen lugar, desde una persona Sorda que puede ser en ciertos casos más hábil que los oyentes en manejo visual de información, teniendo una concentración casi 10 veces mayor, hasta una persona ciega con su habilidad para cruzar bases de datos, manejo de Big data en corto tiempo. Partiendo del hecho que cuando perdemos un sentido se agudizan los otros y en eso podemos ser expertos, siempre y cuando superemos la aceptación de nuestra discapacidad con ayuda de tod@s y así beneficiarnos mutuamente.

«Es increíble que muchas organizaciones modernas dejen sus archivos en manos de profesionales que no se han formado para ello»: Entrevista con Arcángel Sánchez (Segunda Parte)

Continuamos hablando con Arcángel sobre Archivos Universitarios. En esta segunda parte, vamos a ir un poco más profundo en su opinión sobre el estado actual de los archivos y el papel del profesional archivista en dicho trabajo. Escenario en el que Arcángel, ha escrito recientemente una nota de mucho interés para quienes estamos en el medio.

(Archivoz) ¿Qué crees que hace falta, en general, para que los archivos sean más visibles y accesibles para todos?

(AS) Son varias cosas. En primer lugar, que existan los ARCHIVOS, es decir que en las organizaciones sean estas públicas o privadas se consoliden archivos en sus distintos tipos, pero preferiblemente Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos.

En segundo lugar, que esos archivos sean coordinados por personal profesional especializado en archivología o archivística, lo común es ver un archivo dirigido por cualquier tipo de profesional inclusive sin experiencia y preparación académica, esto es lo que yo llamo como intrusismo profesional. Por otra parte, está la capacitación o formación propiamente dicha de quienes son profesionales del área, no basta con una preparación de grado, hay que estudiar posgrados y doctorados en el área, aspecto que en Latinoamérica aún debemos desarrollar en cantidad, variedad y calidad, por supuesto hay países que poseen una gran oferta académica de estudios de cuarto nivel en el área, pero otros países sólo poseen estudios de grado con grandes carencias. En tercer lugar, sería interesante que organizaciones internacionales pudieran crear programas de becas para profesionales latinoamericanos para que puedan estudiar doctorados por ejemplo en España. Estamos en plena sociedad de la información y el conocimiento, por lo que si una carrera es importante para el desarrollo de un país es la Archivología, el que se puedan consolidar medios para la formación de profesionales en el área, ayudará a fortalecer tanto a las universidades con nuevas y actualizadas ofertas académicas, como a las empresas que contratan profesionales de la archivología, logrando con ello su modernización, en especial la tecnológica. 

(Archivoz)¿cuál ha sido tu aporte, para hacer que eso que acabas de decirnos que hace falta en los archivos, se materialice y se implemente?

(AS) Por una parte, las investigaciones que he realizado que dan empuje a nuestro sector, a su visibilidad y a la exhortación para que las instituciones, sin importar su tipo, públicas o privadas, tomen en cuenta a la gestión de documentos como área fundamental para su buen funcionamiento. De igual forma podría incluir mi participación como ponente y conferencista en eventos nacionales e internacionales, en donde trato de sensibilizar a los asistentes a estos eventos sobre la importancia de la gestión documental, mostrando con mis propuestas temas innovadores que van dirigido sobre todo a su aplicación práctica. Finalmente, mi trabajo como consultor y profesional planificando y consolidando Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos, ha permitido que varias instituciones, en especial universidades puedan contar con este importante recurso técnico especializado. 

(Archivoz) En esos aportes, ¿has sentido que otras profesiones han invadido el quehacer del archivista?

El intrusismo es innegable en nuestro campo, y no con nuestro consentimiento, sino por la falta de conocimiento de los perfiles de los profesionales de la información por parte de las empresas contratantes. Siempre he comparado a los archivos en las organizaciones con los cerebros en las personas. Por lo que los archivos conservan información que es de gran importancia, como lo son los recuerdos para las personas. Y es increíble que muchas organizaciones modernas hoy en día dejen en manos de personas que no están preparadas o profesionalizadas en nuestra área, a los archivos de sus empresas, en el entendido que los documentos y la información contenida en ellos, son un intangible de un valor incalculable, y fundamentales para la mejora de su competitividad en el mercado donde se desenvuelven, al igual que hacer el trabajo de forma más rápida y cumplir con las legislaciones que le son inherentes. No darse cuenta de ello, significa estar fuera de la sociedad de la información donde estamos inmersos. Por lo tanto, los archivos, los Sistemas de Gestión de Documentos y Archivos de las empresas-instituciones y las organizaciones archivísticas deben estar preferiblemente a cargo de profesionales de la Archivología, pues es así como podrán conseguir un cambio y mejora.

(Archivoz) A propósito, recién escribiste un artículo sobre el tema, quieres contarnos un poco tu opinión al respecto y la visión que has construido a lo largo de todos tus años de experiencia.

A lo largo de los años me he dado cuenta de que aquellas empresas que no tienen archivos no funcionan adecuadamente, pero que aquellas que lo tengan, y que los mismos sean coordinados por profesionales no especializados en el área, tienden a funcionan inadecuadamente. Sin embargo, hay que destacar que, en muchos casos, existen archivos coordinados por profesionales de diversas áreas pero que se han dedicado a especializarse con estudios de posgrado en nuestra área. Eso tiene gran valor, pues si bien no tiene la formación de grado en archivología-archivística, han dedicado su tiempo en ampliar sus conocimientos y eso seguramente se ve volcado a una buena gestión archivística. Si bien el intrusismo se da en nuestra área, el mismo puede ser positivo o negativo, ya que, si conseguimos que los profesionales de otras áreas que incursionan en nuestra área estén bien preparados, conseguiremos una sinergia de saberes que conlleva a una multidisciplinariedad que muchas veces es beneficiosa si sabe gestionar adecuadamente. Pero sin duda alguna, lo ideal es cada archivo cuente con profesionales de la archivología a su cargo. Considero que hay mucho que trabajar al respecto, pues las legislaciones no defienden la profesionalización especializada en el área archivística, y eso hay que ir cambiándolo poco a poco, junto con la existencia misma de archivos en las organizaciones y de su conformación como sistemas de información.

(Archivoz) Arcangel, para cerrar esta entrevista, ¿cuál es tu visión de cara al futuro de los archivos?

Siempre será positiva, ya que escogí esta profesión como una que tuviese un verdadero significado para las organizaciones, pues son los archivos los encargados de proteger y conservar la memoria, las evidencias de estas. Mucho se habla de la desaparición del papel, y creo que por completo tal vez no le veremos. Sin embargo, vivimos en un mundo en donde los documentos físicos y digitales convergen en el quehacer de las organizaciones modernas y para estar en sintonía con estos cambios tecnológicos debemos estar siempre preparados y actualizados en conocimiento y experiencia. Debemos seguir trabajando y tener presente que la sensibilización de la importancia de los archivos en las organizaciones y para nuestra sociedad, debe ser un proyecto de ejecución permanente.

No queda mas que agradecer a Arcángel por su tiempo para esta entrevista y por su gran aporte a los archivos universitarios. Seguro nos veremos pronto en Archivoz.