Malas praxis en los inicios del cine

Siegmund Lubin, cuyo verdadero nombre era Siegmund Lubszynski, fue un reconocido productor de películas en Estados Unidos de América (aunque él era de origen polaco) durante los años en los que este arte comenzaba a dar sus primeros pasos. Llegó incluso a tener un importante estudio, Los Lubin Studios, que finalmente cerrarían tras un debastador incendio en 1914 y el posterior comienzo de la I Guerra Mundial en 1917.

Su contribución al cine llegó, incluso, a ser premiada concediéndole una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, en el 6166 de Hollywood Boulevard.

Sin embargo, un aspecto oscuro de este productor y optometrista, y por lo que también será recordado fue por la cantidad de copias ilegales de películas que, a través de su compañía, distribuyó entre el público estadounidense, llegando a ser considerado uno de las primeras personas en infringir los derechos de autor en el ámbito cinematográfico.

En esta entrada, se puede visionar el film titulado por los estudios de Lubin como «Four Heads Are Better Than One» (Cuatro cabezas son mejores que una) de 1903, que no era más que una copia ilegal de la película realizada por Georges Méliès titulada «Un homme de têtes» (El hombre de las cabezas) de la productora francesa Star Film en el año 1898, una de las primeras películas en las que se utilizó la técnica de exposición múltiple de objetos sobre un fondo negro.

A %d blogueros les gusta esto: