Amparo Berlinches

Con título de Arquitecto especialidad Urbanismo y Restauración de Monumentos, fue Premio Nacional de Restauración 1981, Subdirectora General Arquitectura de 1987 a 1995, Subdirectora General Patrimonio Histórico de 1997 a 1999 y Directora publicación Arquitectura de Madrid, guía de Arquitectura del COAM (2003). Ahora es Presidente Madrid Ciudadanía y Patrimonio.

«Esta sociedad en la que vivimos, no está motivada por la cultura en general»: Entrevista a Amparo Berlinches, arquitecta y presidenta de la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio

Amparo Berlinches es arquitecta y presidenta de la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, asociación que, como dice su el manifiesto fundacional, “surge con la intención de defender y promover el Patrimonio Histórico, Artístico, Cultural y Natural de Madrid, en un sentido temporalmente amplio que abarque desde el legado del pasado lejano al de la modernidad”. Por ello, Amparo y sus colaboradores trabajan sin descanso para defender el patrimonio histórico, también el documental.

(Archivoz) Queríamos agradecerte la participación en la revista y empezar por el principio, por conocer qué te motivó a estudiar arquitectura y, sobre todo, cómo empezaste a colaborar en la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio. ¿Cuál es su origen?

(Amparo Berlinches) Estudié Arquitectura por vocación y en mis últimos años de estudiante siempre me interesó la disciplina de Historia de la Arquitectura y por ello me especialicé en Restauración de Monumentos. He trabajado mucho en la publicación de monografías de Arquitectura referidas a Madrid y su Comunidad. En 1990 comencé a dirigir la publicación “Arquitectura y Desarrollo Urbano”. Son 17 tomos con monografías de todos los pueblos de la Comunidad. La elaboración de esta obra que dirigí desde la Subdirección General de Arquitectura, estaba a cargo de un buen número de arquitectos, historiadores y documentalistas entre los que estaba Vicente Patón, primer presidente e ideólogo de lo que habría de ser Madrid Ciudadanía y Patrimonio en el año 2009. Paralelamente a este trabajo en 1999-2002, formé parte de la Junta de Gobierno del COAM y presidí la comisión de Patrimonio colegial. En aquella comisión nos propusimos redactar una guía de Arquitectura de la capital y después de dos años de ingente trabajo se publicó “Arquitectura de Madrid” que es un amplísimo compendio de la arquitectura de nuestra ciudad. Para su elaboración quise contar con arquitectos interesados y buenos conocedores de nuestra arquitectura y también estuvo entre ellos Vicente Patón. En aquellos años se forjó nuestra gran amistad que ha perdurado hasta su fallecimiento en 2016.

Ya en todas estas aventuras laborales, detectamos la necesidad de buscar alguna fórmula que más allá del control administrativo oficial coadyuvara a la preservación del patrimonio desde la sociedad civil. Fue Vicente en 2009 cuando recogiendo iniciativas de pequeñas agrupaciones de defensores de distintas inquietudes vinculadas al patrimonio madrileño, se decidió crear una asociación cultural sin ánimo de lucro que agrupara a todas ellas y al estar registrada en la Comunidad de Madrid, pudiera dotarlas también de cobertura jurídica.
La asociación Cultural Madrid Ciudadanía y Patrimonio se creó en el Ateneo de Madrid el 21 de Noviembre de 2009.

(Archivoz) Entre las actividades que lleváis a cabo, nos ha parecido muy interesante el exhaustivo trabajo que realizáis desde el Observatorio del patrimonio. ¿Nos cuentas cómo funciona? ¿Cómo se puede colaborar con vosotros?

(AB) El Observatorio del patrimonio es una herramienta abierta que permite a cualquier usuario plantear o denunciar el estado de un bien patrimonial dando cuenta de su estado, localización, y todos aquellos datos que considere sustanciales y que quedan reflejados en una planimetría en la que se recoge su grado de peligro con un grafismo de distintos colores que abarcan desde un bien en observación, amarillo, estado preocupante, marrón, de urgente tratamiento, rojo y desaparecido o demolido, negro.

El Observatorio se administra por MCyP recogiendo estas propuestas y completándolas con datos propios relativos a autor, enlaces de interés,  grado de protección y todo aquello que complemente el conocimiento del bien propuesto para el Observatorio.

(Archivoz) ¿Qué otras actividades lleváis a cabo desde la asociación?

(AB) Llevamos a cabo toda actuación que implique coadyuvar desde la sociedad civil a la protección de nuestro patrimonio y esto abarca desde visitas a todos los grupos políticos, atención a los ciudadanos que denuncian en nuestro mail situaciones de peligro, denuncias e informes a los organismos públicos responsables y llegado el caso, por desgracia frecuente, denuncias en Juzgados o en la Fiscalía de Medio Ambiente y Patrimonio.

Muchos de estos informes son utilizados para argumentar e incoar la protección debida que como responsables y competentes en esta labor deben ejercer las distintas administraciones Clic para tuitear

Una faceta muy importante de MCyP, es la información abierta en nuestra web de todos aquellos casos que merecen nuestro estudio, documentando los casos que entendemos en peligro y aportando a la Administración estos estudios e informes para su conocimiento y protección. Se da la circunstancia de que muchos de estos informes son utilizados para argumentar e incoar la protección debida que como responsables y competentes en esta labor deben ejercer las distintas administraciones. Hay que reseñar que, por desgracia, no siempre somos atendidos en nuestras iniciativas.

(Archivoz) ¿Por qué es tan importante una asociación como la vuestra y a qué se tiene que enfrentar para mantener el patrimonio histórico a salvo?

(AB) Creemos en la importancia de la sociedad civil como instigadora de esta labor de defensa, siempre en apoyo de las instituciones y en un deseo de coadyuvar a sus funciones y cuando ello no es posible, con actuaciones legales que fuerzan lo que debiera ser una atención constante a la llamada de “la calle”.

(Archivoz) A los políticos ¿les interesa poco el patrimonio histórico? ¿A qué problemas os soléis enfrentar desde la asociación?

(AB) Esta sociedad en la que vivimos, no está motivada por la cultura en general y en particular por el patrimonio histórico quizás por su  implicación en operaciones inmobiliarias en las que prima siempre el beneficio económico del promotor frente a la conservación de un bien que es de todos aunque su titular sea su propietario. Nos encontramos casi siempre con el desinterés de los políticos, cuando no con un interés dirigido al beneficio  de unos pocos. Hay poca cultura patrimonial en nuestros políticos. Y hay políticos cultos, pero este interés por lo cultural se desdibuja cuando hay un interés particular al que la política se ve obligada a proteger por razones muchas veces oscuras e incomprensibles.

(Archivoz) Sabemos que has participado y liderado proyectos de restauración de edificios emblemáticos de Madrid y que, incluso, fuiste Premio Nacional de Arquitectura en 1981. ¿Qué retos tiene por delante una ciudad como Madrid en la defensa de su patrimonio?

(AB) Mi interés profesional y personal siempre ha estado vinculado a estas tareas y es cierto que he tenido la suerte de realizar obras que me han interesado y que han tenido cierto reconocimiento. También por ello, esto me ha motivado en mayor medida pues desde la realización profesional de muchas obras de restauración puedo concluir que nuestro patrimonio da significado a la ciudad, que nuestra arquitectura consolidada es el carácter que singulariza nuestros barrios, en definitiva su personalidad y su atractivo. Es difícil, introducir nueva arquitectura en una ciudad consolidada y encierra mayor dificultad que el mero mimetismo de lo existente que es criterio muy asumido por los controles administrativos oficiales. Hacer buena arquitectura, arquitectura actual, en una ciudad consolidada es de los ejercicios más difíciles y por desgracia menos frecuentes.

Los retos que presenta una ciudad como Madrid no cambian mucho con el tiempo ni con las corporaciones responsables de nuestro patrimonio. Llevamos muchos años esperando un buen Catálogo de protección de edificios que actualice el vigente de 1997 y que debía haberse renovado en 2001, han pasado más de 20 años y esta tarea está por hacer. Pero no es solo ampliar y actualizar este catálogo, es que este documento debe ser creíble y quiénes primero tienen que hacerlo creíble son las propias administraciones. Hemos visto como edificios catalogados de intocables y que además tenían la protección de Bienes de Interés Cultural, han sido demolidos con la connivencia de Ayuntamiento y Comunidad de Madrid y de ellos el caso más sangrante ha sido el de la Operación Canalejas que ha supuesto un indeseable precedente.

Por otra parte tenemos pendiente la promulgación de una ley de Patrimonio de la Comunidad de Madrid. En 2013 se promulgó la Ley 3/2013 de Patrimonio Cultural que fue declarada inconstitucional en 2016 por el Tribunal Constitucional en  buena parte de sus artículos y que aún no ha sido corregida en estos aspectos denunciados ni en otros que suponen una verdadera desprotección de nuestro patrimonio.

Los retos más importantes a mi juicio, son la promulgación por el Ayuntamiento de Madrid y por la Comunidad de Madrid, de unas normas legales adecuadas, creíbles y consecuentes. Y que además se cumplan.

(Archivoz) Uno de los aspectos que más importa a nuestros lectores es la defensa del patrimonio documental. ¿Habéis detectado casos en los que peligrara patrimonio histórico documental? ¿Nos puedes hablar de algún caso en concreto?

(AB) El patrimonio documental es otra “cenicienta” del Patrimonio. No hay más que aproximarse a un archivo parroquial para ser consciente de que los archivos parroquiales bien cuidados, los menos, lo son por el interés personal de algún párroco o estudioso. Los archivos administrativos municipales de muchos municipios están algo más custodiados por la CM. Ello se hace patente cuando se emprende un trabajo como ”Arquitectura y Desarrollo Urbano” en el que hemos encontrado de todo, municipios con su documentación ordenada y un archivero responsable y documentos tratados como papel “al peso”… y lo mismo en los archivos parroquiales.

El patrimonio documental es otra “cenicienta” del Patrimonio Clic para tuitear

El Archivo Regional es a mi juicio un modelo afortunado de edificio y de instalación con capacidad de crecimiento, moderno y bello. Pues bien, en este edificio modélico, se piensa instalar la Dirección General de Patrimonio con sus funcionarios y sus cuantiosos fondos… esto a mi juicio es un enorme disparate que perjudicará el correcto funcionamiento y el futuro de esta instalación.

También en relación con patrimonio documental me preocupa especialmente el caso del Archivo del Colegio Oficial de Arquitectos. Estos fondos valiosísimos, todos los proyectos elaborados por los arquitectos colegiados en Madrid, están sin catalogar ni expurgar y se piensa en su destrucción controlada confiando en la custodia de los archivos municipales para realizar cualquier trabajo de investigación de la obra de un arquitecto, de un edificio en el que se quiera actuar, de un entorno que se quiera estudiar o cualquier otra circunstancia. Quien esto ha decidido no es consciente y no tiene idea de las carencias de estos archivos municipales, empezando por el Archivo de Villa y no digamos el archivos de expedientes de licencias urbanísticas que son fundamentales para obras de rehabilitación, i.t.e.s. etc.

¡Dios guarde nuestro patrimonio…!